FITNESS

Los beneficios del entrenamiento regenerativo

IMG_6530

(24-4-2015). Toni Subirats, entrenador personal de DiR, nos explica qué es el entrenamiento regenerativo, qué ventajas nos aporta, qué ritmo debemos seguir, los riesgos de una mala recuperación y las técnicas posteriores que nos ayudarán a regenerarnos tras el esfuerzo.

Toni Subirats, entrenador personal de los gimnasios DiR y profesor de la Akdemia DiR nos explica que el entrenamiento regenerativo está basado en trabajos de poca intensidad. Estos ejercicios pueden ser el total de una sesión suave, o se pueden incluir en otras sesiones en forma de pausas activas o bien como recuperación posterior al esfuerzo principal.

De esta forma, el experto incide en que “en ningún momento un entrenamiento regenerativo debería implicar un gran esfuerzo”.

Con el entrenamiento regenerativo conseguimos varios efectos beneficiosos sobre nuestro cuerpo: “Con él activamos el metabolismo aeróbico y realizamos una estimulación hemodinámica, es decir mejorar la capilarización del sistema sanguíneo”, precisa Subirats.

Además efectuamos una estimulación cardiovascular y respiratoria, aumenta la oxidación de lípidos, es decir, ayuda a quemar grasas y ayuda a remover el lactato.

Este entrenamiento optimiza la regeneración de los procesos de restauración celular. “En esta etapa de recuperación también tienes que tener muy en cuenta los estiramientos, que también te ayudan a eliminar toxinas”, afirma el entrenador.

¿A qué ritmo?

El ritmo debe ser fácil y cómodo. “Si tu día regenerativo es con una sesión de carrera debes ir a un ritmo que puedas hablar cómodamente. Otro factor a tener en cuenta es que no te debes sentir cansado después de estos entrenamientos”, asegura Toni Subirats. “Nunca debes hacerlo a un ritmo intenso. Ten en cuenta que es parte de la recuperación”.

¿Qué riesgos tengo con una recuperación mala?

Subirats asegura que con una mala recuperación podemos sufrir una sobrecarga en las articulaciones y cartílagos y sufrir lesiones musculares. Además podríamos padecer dolor muscular y sobreentrenamiento hasta el punto de llegar a perder la motivación.

Técnicas de recuperación post entrenamiento regenerativo

El especialista recomienda la terapia manual que puede referirse a un masaje o la utilización del Foam Rolling. “También podemos recurrir a la inmersión en agua fría, a la terapia de calor o a la terapia de contraste: inmersión en frío y calor”, añade.

Se pueden utilizar piezas de compresión como pantalones o calcetines; recurrir a la electroestimulación; usar los beneficios de la nutrición con los antioxidantes, estar bien hidratado y otro factor muy importante: dormir.

Más información en www.dir.cat


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Fran Synergym

    Interesante artículo. No sabía la dinámica de estos entrenamientos regenerativos. Una duda. Yo que voy al gimnasio. ¿Es posible alternar estos entrenamientos regenerativos unos días con entrenamientos más intensos de fuerza otros días? ¿O no tiene sentido? ¡Gracias!


Publicar un nuevo comentario.