FITNESS

Ejercicios de fusión de flamenco y fitness

Qué es y qué beneficios tiene el Olefit

Qué es y qué beneficios tienen el Olefit

La dinámica de esfuerzo en el Olefit actúa en dos sentidos importantes. Por un lado, la tonificación y el fortalecimiento, y, por otro, el estiramiento y mejora de la flexibilidad.

(5-10-2018). El Olefit es una disciplina que aúna el flamenco y el fitness. Su fusión aporta ejercicios con los que se trabajan todos los grupos musculares, mejora la condición cardiopulmonar y la resistencia y la coordinación individual y grupal. Luis Lorente, su director creativo, nos explica cómo son sus sesiones y los beneficios que aporta.

El Olefit es una nueva disciplina de fitness que surge de la fusión de algunas biomecánicas básicas de movimiento procedentes del flamenco y la danza española con fórmulas de trabajo propias del fitness. Su creación ha tenido un largo proceso de análisis y elaboración para llegar a lo que el Olefit es en la actualidad. Es decir, una disciplina diferente, eficaz, y muy divertida, lo que permite que los practicantes disfruten mientras mejoran su estado físico. Así define el Olefit Luis Lorente, presidente y director creativo de la disciplina.

Luis Lorente, presidente y director creativo de Olefit

Lorente aclara que “el Olefit no es flamenco, ni siquiera danza. Todas las personas que han trabajado en el desarrollo de Olefit tienen un inmenso respeto por la danza española y el flamenco”.

De hecho, los máximos representantes de la disciplina a nivel técnico, Paloma Gómez (World Master Instructor y fundadora de Olefit) y Cristian Lozano (World Master Instructor), son primeras figuras del flamenco y la danza y española.

El Olefit es, por tanto, “una modalidad de fitness que toma del flamenco unos elementos concretos. Incluye las biomecánicas de movimiento, el temperamento y el carácter, algunos de sus complementos en los niveles más avanzados, y algo muy importante, la música”, explica Lorente.

Las sesiones

Las clases de Olefit se desarrollan al ritmo de los estilos más festeros del flamenco: rumba y bulería principalmente.

Estas músicas están rebosantes de vida y de fuerza y generan un estado emocional de alegría y euforia que impulsa a la realización del ejercicio.  Además, Olefit utiliza músicas de su propiedad pues tiene su propia editora musical y equipo de producción, composición e intérpretes.

Qué ejercicios se hacen

El Olefit está estructurado en tres niveles diferentes, afirma Luís Lorente. Éstos van desde el básico, avanzado y extremo. Se definen en función de la complejidad de los ejercicios comprendidos en cada uno, de las combinaciones a realizar, de la velocidad e intensidad en las mecánicas de ejecución y del uso o no de complementos.

Todos los niveles están formados por varios modelos de clase compuestos de cuatro ejercicios cada uno. A su vez, cada ejercicio se compone de la combinación de entre dos y cuatro movimientos.

El cuarto ejercicio, en todos los modelos, es el que acompaña el proceso de relajación y estiramiento al final de la clase. Durante éste, aprovechando el estado físico y emocional generado, se introducen algunos inductores emocionales sencillos. Con ellos se refuerzan la sensación de bienestar producida por el trabajo realizado. Este último ejercicio consta de más de cuatro movimientos.

Trabajo muscular

Todos los ejercicios están concebidos para que haya un trabajo muy completo de todos los grupos musculares. Unos inciden con mayor relevancia en los correspondientes a la sección superior. Otros lo hacen en la sección media. Concretamente los ejercicios basados en el zapateado trabajan de forma muy intensa las zonas abdominal y lumbar. Y, finalmente, otros comportan una carga más intensa en la sección inferior, explica Luís Lorente.

El Olefit, en todos sus niveles, plantea un conjunto de ejercicios con un trabajo completo en distintas áreas, obteniendo un notable beneficio en todas ellas. Mejora de manera considerable las facultades desde el punto de vista muscular, cardiovascular, de resistencia, equilibrio y de coordinación individual y en la acción de grupo.

El trabajo de musculatura se realiza con distintas intensidades en función del nivel. La dinámica de esfuerzo actúa en dos sentidos importantes. Por un lado, la tonificación y el fortalecimiento, y, por otro, el estiramiento y mejora de la flexibilidad.

 Aspecto cardiopulmonar y resistencia

Con los ejercicios de Olefit se mejora la condición cardiopulmonar y la resistencia. La disciplina supone un considerable trabajo aeróbico de intensidad creciente, conforme el practicante avanza en los sucesivos niveles.

La ejecución de los ejercicios incrementa la exigencia en la velocidad de realización y en la intensidad del trabajo en cada uno de los niveles. Pero ese incremento se produce de manera progresiva. Es perfectamente asimilable para los practicantes. Así cada uno puede avanzar al ritmo más adecuado a sus condiciones. No se hacen sobreesfuerzos peligrosos y se disfruta del trabajo y de sus progresos.

Percusión

El Olefit también mejora el ámbito individual de la coordinación en el movimiento del propio cuerpo. Y la capacidad para la coordinación grupal en la ejecución de los ejercicios. Este aspecto es muy gratificante para los participantes. Se refuerza de manera muy positiva el sentimiento identitario de grupo y los vínculos entre los practicantes en cada nivel.

El elemento decisivo es la presencia e importancia de la percusión. Es la herramienta singular y propia de Olefit con respecto a otras formas de fitness. Está vinculada a su origen en la biomecánica y usos de la Danza Española y el flamenco, donde los elementos de percusión tienen gran relevancia.

El Olefit  toma de estas prácticas artísticas, aunque en nuestro caso solo con la intención del trabajo físico y el divertimento, las palmas y el zapateado desde los primeros niveles. Más tarde añade el uso de las castañuelas en los niveles Avanzado y Extremo.

En todos los casos, la aplicación de estos elementos se sustenta sobre técnicas muy básicas y asequibles. Se constituyen en elementos que incrementan la variedad en el ejercicio, la diversión en el trabajo y la mejora en la coordinación grupal y el sentimiento de trabajo colectivo.

Otra aportación es la notable mejora del sentido del ritmo y el equilibrio.

 ¿Quién puede practicarlo?

El Olefit está dirigido a todas aquellas personas entre los ocho y lo ochenta y ocho años, que les guste mantenerse en forma a través del ejercicio de una manera que aporte al trabajo diversión y disfrute.

Las precauciones a adoptar son “las razonables e imprescindibles en cualquier práctica deportiva”, advierte Luis Lorente. Avisar al instructor antes de iniciar la clase si se ha tenido o se tiene algún tipo de lesión o problema que pueda afectar a la realización de la actividad física. Así, el instructor valorará la conveniencia o no de la realización del ejercicio y la manera más idónea de efectuarlo.

“Fuera de este tipo de circunstancias, el Olefit no plantea ningún tipo de riesgo si se práctica adecuadamente siguiendo de manera atenta las indicaciones del instructor”, concluye Lorente.


No hay comentarios

Añade el tuyo