La triatleta Ruth Gómez aconseja 5 ejercicios en la piscina

Lo habrás escuchado hasta la saciedad, pero lo cierto es que la natación es uno de los mejores deportes para tonificar el cuerpo entero y mejorar la capacidad pulmonar.

Ruth Gómez, triatleta profesional, entrenadora y licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, de la mano de la marca Marnys, nos dan carios consejos para ejercitarnos en la piscina.

Como explica Ruth Gómez, “los beneficios de realizar ejercicios bajo el agua son innumerables, ya que ayudan a acelerar la tonificación, mejorar la respiración, aliviar las molestias en huesos y articulaciones, evitar lesiones, quemar calorías y trabajar el equilibrio, entre otros”.

En concreto, “realizar estos ejercicios en el agua es muy positivo para nuestros huesos y articulaciones, ya que el impacto es menor. En mi caso, estoy recuperándome de una lesión y trabajar en la piscina me aporta muy buenas sensaciones”, añade la triatleta profesional y entrenadora.

Ejercicios eficaces

La triatleta recomienda estos ejercicios sencillos pero eficaces para tonificar bajo el agua:

  1. Camina bajo el agua. Para hacer este sencillo ejercicio es fundamental saber que mientras a más altura esté el agua, más esfuerzo tendrás que hacer, por lo que los expertos recomiendan que el agua no pase de la cintura. Así, durante 10-15 minutos, deberás caminar hacia delante y hacia atrás, dando 10 o 20 pasos. Recuerda mantener la espalda recta y no caminar de puntillas.
  2. Moldea tus glúteos con sentadillas. Si te cuesta hacer sentadillas, prueba realizando este ejercicio bajo el agua. Al igual que lo harías en casa o en el gimnasio, haz 15-20 sentadillas manteniendo una postura recta. En este ejercicio, el agua también debe llegar por la cintura.
  3. Aprovecha para trabajar tus brazos. En este caso, cuando realices ejercicios para tonificar los brazos dentro de la piscina, el agua deber llegarte por los hombros, manteniendo los brazos completamente sumergidos. Uno de los ejercicios más sencillos es llevar las rodillas al pecho y sostenerlas durante unos cuantos minutos. “Si deseas un ejercicio un poco más intenso, también puedes estirar los brazos bajo el agua y dar puñetazos, como si estuvieras haciendo boxing. Puedes hacer 4 series de 15 o 20 repeticiones”, explica Ruth Gómez.
  4. Realiza movimientos circulares con tobillos y rodillas. La piscina te brinda una buenísima oportunidad para trabajar la movilidad de estas articulaciones. “Dado que no hay impacto directo con el suelo, la tensión sobre las articulaciones es mucho menor en el agua y evita que éstas se vean afectadas”, comenta la triatleta y entrenadora. Así, uno de los mejores ejercicios consiste en realizar sencillos movimientos circulares con tobillos y rodillas debajo del agua.
  5. ¡Ponte a nadar! Lo habrás escuchado hasta la saciedad, pero lo cierto es que la natación es uno de los mejores deportes para tonificar el cuerpo entero y mejorar la capacidad pulmonar. Incluso, por si no fuera poco, un estudio del National Center for Biotechnology Information (NCBI), indica que los ejercicios aeróbicos, entre los que se incluye la natación, contribuyen a mejorar el estado de ánimo.

Más información en  Marnys

Redacción: