FITNESS

David Pérez, manager spinning® en Star Trac Spain, los detalla

Los 10 fallos más usuales en el Spinning®

(17-10-2014). El ciclo indoor o Spinning® es una de las actividades dirigidas con más éxito en los gimnasios. Pero, ¿se adopta la posición correcta sobre la bicicleta?, ¿se usa material adecuado y se cumplen los requisitos para lograr el máximo rendimiento?

El spinning® es más que subirse a una bicicleta y ponerse a pedalear. David Pérez, manager spinning® en Star Trac Spain, enumera a continuación los 10 errores más frecuentes que se cometen y te da la solución a cada uno de ellos.

1.- No informar al monitor la primera vez que se practica. “Si nunca hemos hecho spinning®, hay que avisar antes al profesor porque nos tiene que regular correctamente la bicicleta en cuanto a altura para que podamos realizar bien el ejercicio y darnos también unas instrucciones básicas en cuanto a técnica de pedaleo y dinámica de la clase”.

2.- Querer ir al mismo ritmo que el profesor y el resto de alumnos. El spinning® no es una clase coreográfica, es decir, es erróneo pensar que todo el grupo tiene que ir al unísono y al ritmo de la música. “Estamos hablando de una práctica deportiva que se basa en la intensidad. Por tanto, cada uno debe ir a su propio ritmo”.

3.- Acudir a clase sin el material básico: Se recomienda hacer una sesión siempre con una toalla, agua y un culote. “El agua es básica en cualquier deporte. En concreto, en spinning® habría que beber un litro repartido en las siguientes dosis: 200 mililitros antes de empezar, 600 mililitros durante la clase y 200 mililitros más al finalizar”.

4.- Utilizar calzado excesivamente blando. “Usar un calzado con suelas excesivamente blandas provocará adormecimiento del pie u hormigueo porque estaremos aprisionando las terminaciones nerviosas”. El calzado tiene que ser siempre con suela dura y si disponemos de zapatillas técnicas especiales para spinning®, aún mejor.

5.- Hacer una sesión recién comido o sin comer. “Si no hemos ingerido nada, hay que comer algo ligero 40 ó 50 minutos antes de la clase. En el caso que vayamos a clase después de comer, tendremos que dejar un tiempo prudencial porque se corre el riesgo de cortes de digestión e incluso lipotimias”.

6.- Pedalear de pie sin sentirse seguro. “Cuando en una clase el profesor marca la orden de pedalear de pie hay que estar muy seguros que podemos controlar el movimiento y que tenemos la suficiente fuerza para hacerlo. De lo contrario, la recomendación es seguir la sesión sentado”.

7.- Pedalear con las puntas de los pies hacia abajo. En esta posición se aumenta el riesgo de lesión “porque existe una sobrecarga del gemelo y del tendón de Aquiles. Lo correcto es pedalear haciendo fuerza con el metatarso que es la zona media del pie”.

8.- Cogerse con fuerza al manillar. El manillar se tiene que considerar como un simple apoyo y nunca como un agarre fuerte porque de lo contrario habrá una tensión excesiva en la muñeca y, al mismo tiempo, estamos impidiendo la movilidad del tren superior. “En spinning® tenemos que conseguir que nuestro tronco se mueva libremente para compensar la rigidez e inmovilidad de la bicicleta”.

9.- Mantener los brazos totalmente extendidos y rígidos. “Estaremos generando excesiva tensión en el codo y podremos sufrir una lesión. Siempre hay que flexionar un mínimo”.

10.- Inclinación de la cabeza hacia abajo o hacia arriba. Hay una tendencia a dejar caer la cabeza y mirar hacia el suelo o bien inclinarla hacia arriba para seguir las indicaciones del monitor que habitualmente se sitúa sobre una tarima. “Con estas posiciones cargamos en exceso la zona cervical. La recomendación es buscar siempre un ángulo de noventa grados respecto a nuestra barbilla y mantener esta posición el máximo tiempo posible”.


No hay comentarios

Añade el tuyo