FITNESS

Consejos de Antonio Córdoba, de la tienda BH Concept Store La Grupetta, en Madrid

Cómo instalarte un gimnasio en casa

(30-5-2014). Con una planificación adecuada, podemos plantearnos instalar un gimnasia en casa. Antonio Córdoba, de la tienda BH Concept Store La Grupetta, en Madrid, nos da consejos para examinar el espacio del que dispondremos, cómo definir el presupuesto, qué tipo de usuario somos y cuáles son nuestros objetivos.

Antonio Córdoba, de la tienda BH Concept Store La Grupetta, en Madrid, asegura que hay “cuatro conceptos básicos que debemos evaluar antes de decidirnos a instalar un gimnasio en el hogar:

1. Escoger un espacio. Deberemos estudiar si contaremos con una habitación o sótano, o un pequeño espacio dentro de una sala y saber de cuántos metros cuadrados dispondremos. Hay que tener en cuenta que podríamos instalar un pequeño gimnasio aunque el espacio sea sólo de un metro y medio o dos metros cuadrados. El espacio definirá qué maquinaria y qué materiales podremos adquirir. Es absurdo pensar en una máquina muy grande si luego no vamos a tener espacio para instalarla y utilizarla con comodidad.

2. Definir un presupuesto. Las máquinas de Fitness para el hogar disponen de un amplio abanico de gamas y líneas para escoger. Como normalmente se comienza por equipar un gimnasio con un aparato cardiovascular, podremos calcular un presupuesto aproximado que se acerque a nuestras previsiones. Si estudiamos una máquina de cardio de una buena calidad encontraremos productos a partir de 250 euros. A partir de ahí, y dependiendo del tipo de máquina, iremos incrementando los precios en función de las prestaciones y el tipo de maquinaria. Hay multigimnasios, con forma de L, los mejores, a partir de 900 euros y máquinas de remo a partir de 400 euros.

3. ¿Qué tipo de usuario somos? Es una buena pregunta que nos tenemos que hacer. Si somos una persona que comienza a hacer ejercicio después de muchos años, si solemos entrenar un poco cada semana, o si somos un aficionado al deporte que ya está muy acostumbrado a utilizar máquinas y a estar en forma. En el caso de que sea un usuario que lleva tiempo sin hacer deporte debemos comenzar por aquellas máquinas que potencien nuestra capacidad cardiovascular y que acostumbren a nuestro corazón a trabajar. Elegiremos una primera máquina que baje nuestras pulsaciones por minuto para ahorrar el trabajo a nuestro corazón. Una máquina elíptica sería la más recomendable ya que ayuda y arrastra al deportista que se inicia y no sufren sus articulaciones. Cuando se está más avanzado en el ejercicio, podemos decantarnos por la cinta de correr o el remo. Las bicicletas de ciclo indoor requieren de una buena forma física y están más dirigidas a usuarios que practican además otros deportes, como es el caso del ciclismo.

4. Nuestros objetivos. También deberemos determinar qué buscamos en las máquinas que conformarán nuestro gimnasio en casa. Si queremos ponernos en forma y qué grado de ejercicio queremos alcanzar; si nuestro gimnasio irá destinado a una rehabilitación física temporal o si deberemos tratar una patología crónica: estos aspectos determinarán nuestras necesidades. También examinaremos si el uso será esporádico o si por el contrario será intensivo.

Más información en http://www.lagrupetta.es


No hay comentarios

Añade el tuyo