FITNESS

Consejos de Traïnsplant, plataforma especializada

Cómo entrenar tras un trasplante de corazón

Cómo entrenar tras un trasplante de corazón 2

Se ha demostrado que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una modalidad de ejercicio más eficiente que el entrenamiento continuo de intensidad moderada de fuerza y resistencia.

(13-3-2020). Tras un trasplante de corazón, los beneficios de reiniciar el entrenamiento y el ejercicio físico son muy importantes. Sonsoles Hernández Sánchez, CEO de Traïnsplant, nos explica qué tipo de actividad seguir, cómo ayudan los ejercicios aeróbicos y los últimos descubrimientos sobre el HIIT en trasplantados.

La reducción en la capacidad de ejercicio físico es común después del trasplante de órganos sólidos, particularmente después del trasplante de corazón, afirma la fundadora y CEO de Traïnsplant, Sonsoles Hernández Sánchez. Traïnsplant es una plataforma especializada en ejercicio físico para personas trasplantadas.

Sonsoles Hernández Sánchez es la fundadora y CEO de Traïnsplant

“Esta reducción en la tolerancia al ejercicio se debe en parte a los efectos de la medicación inmunosupresora,  la falta de acondicionamiento físico debido al prolongado ingreso en el hospital, la disfunción del injerto y la denervación cardíaca”, puntualiza.

En personas  trasplantadas de corazón, la capacidad de ejercicio se ve afectada por la denervación, que a su vez reduce las respuestas fisiológicas generales al ejercicio en comparación con la población general. Además, la anatomía no se restaura por completo y durante la operación, el corazón se denerva quirúrgicamente, y esto no se corrige por completo.

Más factores

Sonsoles Hernández explica que, en los meses postoperatorios, algunos trasplantados muestran signos de reinervación cardíaca parcial, lo que puede servir, en parte, para normalizar las respuestas al ejercicio.

Los receptores de trasplantes de corazón a menudo experimentan disfunción diastólica. Es probable que las causas subyacentes sean multifactoriales, incluyendo hipertensión, episodios de rechazo y vasculopatía del injerto. Estos factores afectan la función del trasplante directamente y es probable e influyen en la respuesta al ejercicio.

Capacidad de ejercicio

La CEO de Traïnsplant destaca que “la reducción en la capacidad de ejercicio es habitual en esta población y muestran una capacidad de ejercicio en el rango del 40% al 60%. Está por debajo de los valores normalizados después de la operación, lo que puede afectar sobre el bienestar general y la calidad de vida relacionada con la salud”.

El ejercicio aeróbico después del trasplante de corazón tiene un efecto positivo para aumentar la capacidad física y prevenir complicaciones a largo plazo.

Ejercicio aeróbico

El entrenamiento físico después del trasplante cardiaco mejora la capacidad de ejercicio aeróbico, la fuerza de miembros inferiores, el tiempo de caminata total y el nivel de función física general.El ejercicio aeróbico después del trasplante de corazón tiene un efecto positivo para aumentar la capacidad física y prevenir complicaciones a largo plazo como la hipertensión y la diabetes, pero la capacidad física de los receptores de trasplante de corazón sigue siendo inferior a la normal en la mayoría de los estudios.

HIIT, un hallazgo

Se ha demostrado que el entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una modalidad de ejercicio más eficiente que el entrenamiento continuo de intensidad moderada de fuerza y resistencia para aumentar el pico de VO2, que se muestra en pacientes con insuficiencia cardíaca, enfermedad cardiovascular y enfermedad metabólica, así como en individuos sanos. Todo ello siempre y cuando sea supervisado por profesionales especializados. Este nuevo hallazgo ha tenido un gran impacto en cómo se organizan los programas generales de rehabilitación cardíaca en la actualidad.

Más información en https://www.trainsplant.com/


No hay comentarios

Añade el tuyo