FITNESS

Consejos de Oscar Barandalla, entrenador de Fuerza y Core en Centros Go Fit

Beneficios del entrenamiento de fuerza

(12-7-2013). Según Oscar Barandalla, entre los 20 y los 40 años de edad se pierden casi 4 kg de músculo y se ganan casi 10 kg de grasa. El entrenamiento de fuerza y los ejercicios que tonifican o desarrollan masa muscular nos permiten compensar esa tendencia. Además nos ofrece otros beneficios como la mejora de la fuerza, de la postura corporal y de la figura. Con él aumentamos y conseguimos una mejoría de la densidad de los huesos.

Según Oscar Barandalla, “entre los 20 y los 40 años de edad, se pierden casi 4 kg de músculo y se ganan casi 10 kg de grasa. El entrenamiento cardiovascular (como el aerobic, ciclismo o el running) no es suficiente para prevenirlo. Varios estudios han demostrado que una combinación de entrenamiento de fuerza y cardiovascular sube la capacidad cardiovascular más que si sólo se realiza entrenamiento cardiovascular. Si deseamos desarrollar los niveles de fuerza y fitness, es necesario un entrenamiento de fuerza además del entrenamiento cardiovascular”.

Además si “se quiere perder peso también es importante entrenar la fuerza. Se necesita masa muscular para quemar grasa ya que la musculatura es el motor que utiliza el cuerpo para quemarla. Cuanto más grande es el motor, más grasa quemaremos”.

Fuerza muscular
Para Oscar Barandalla, “necesitamos fuerza muscular en nuestra vida cotidiana, en nuestro trabajo, tiempo libre, o al practicar deporte”. Cuando un deportista acude al gimnasio busca “mejorar su condición física, bajar de peso, ganar masa muscular, recuperarse después de una lesión, prepararse para una actividad concreta, evitar lesiones, mejorar su apariencia o su calidad de vida”. Con el entrenamiento de fuerza, podemos incidir en esos aspectos de forma determinada.

Este tipo de entrenamiento puede dividirse en dos categorías:
1. Dinámico (concéntrico/excéntrico)
2. Estático.

Trabajo muscular
El trabajo dinámico concéntrico “es cuando el músculo trabaja contra la resistencia y crea suficiente potencia para moverse. Cuando el músculo se contrae se acorta”.

El trabajo dinámico excéntrico “es cuando el músculo intenta frenar un movimiento y el músculo poco a poco se estira. El músculo tiene más fuerza en la fase excéntrica que en la fase concéntrica”.

En cuanto al trabajo muscular estático, “sucede cuando la fuerza muscular creada es la misma que la resistencia o cuando la resistencia es imposible de desplazar”.

Beneficios del entrenamiento de fuerza
Para Oscar Barandalla, los entrenamientos de fuerza permiten la “mejora de la fuerza muscular, de la postura corporal y de la figura. Aumentamos el trabajo metabólico y, por lo tanto, también la quema de grasa. Notamos una mejoría de la densidad de los huesos y una disminución del riesgo de enfermedades relacionadas con un estilo de vida sedentario. Además, mejora el sistema inmune y facilita nuestros trabajos y actividades de la vida cotidiana”.


No hay comentarios

Añade el tuyo