Quantcast

FITNESS

El CEO de Valgo, Manuel Valcarce, lo valora

¿Cómo repercutirá la hegemonía de Basic-Fit en el escenario español de gimnasios?

“Se hace muy difícil competir ‘cuerpo a cuerpo’ contra Basic-Fit”

El CEO de Valgo Investment, Manuel Valcarce

Manel Valcarce es el máximo responsable de Valgo Investment, una consultora que en los últimos años, gracias a la calidad de sus estudios e informes, ha ido adquiriendo cada vez mayor proyección.

(25-4-2024). Basic-Fit se fortalece con la adquisición de los centros McFit y Holmes Place. El CEO de la consultora Valgo Investment, Manuel Valcarce, destaca que “se hace muy difícil competir ‘cuerpo a cuerpo’ contra la multinacional”, que ya opera 202 gimnasios en España y se ha apoderado del segmento low-cost.

Manel Valcarce es el máximo responsable de Valgo Investment, una consultora que en los últimos años, gracias a la calidad de sus estudios e informes, ha ido ganando mayor proyección, tanto en el mercado español del fitness como en otros mercados internacionales de dicho sector. Este experto analiza el escenario español de gimnasios con la hegemonía creciente de Basic-Fit.

¿Qué repercusión cree que tendrá la ofensiva de Basic-Fit en el escenario español de gimnasios?

La adquisición de los centros McFit y Holmes Place por parte de Basic Fit no producirá grandes cambios en el mercado del fitness, porque ambas empresas pertenecen al segmento de centros de bajo coste. Basic-Fit mantendrá la misma estrategia comercial en los centros adquiridos, basada en ofrecer precios competitivos en el mercado.  

Para Basic-Fit, esta adquisición es crucial, ya que consolida su posición como líder en el mercado de bajo coste. Además, la empresa podrá reducir sus costes gracias a poder aplicar unas mayores economías de escala, lo que le permitirá mantener precios bajos y seguir realizando promociones atractivas. Su objetivo final consiste en aumentar su valor en el mercado para, eventualmente, considerar la posibilidad de una opción de compra con una posición de liderazgo mayor. 

También es posible que quiera adquirir alguna cadena más que se sitúe en ubicaciones dónde todavía no tiene una amplia presencia para seguir expandiéndose.

¿Qué efectos puede tener esa mayor fortaleza de Basic-FIt sobre el escenario español de gimnasios?

Mientras Basic-Fit se apodera del segmento low cost, el resto de las cadenas españolas del escenario de los gimnasios se alejan del modelo de bajo coste. Se hace muy difícil competir ‘cuerpo a cuerpo’ contra Basic-Fit. El resto de centros exploran opciones de personalización y servicios alternativos para mantenerse relevantes en el mercado.

La subida de precio en los gimnasios de tipo ‘smart price’ los lleva a competir directamente con los gimnasios del modelo concesional, muy presentes en España. Esta tipología de gimnasios propia hispana, que apenas está surgiendo en otros países como Italia y Portugal, ofrece una gama diversificada de servicios incluyendo actividades acuáticas a un precio medio muy razonable.

¿Esto puede provocar cambios en el modelo concesional?

Los gimnasios concesionales están evolucionando hacia un modelo de público más amplio, más familiar, abriendo sus puertas a todas las edades, desde niños hasta personas mayores. Por otro lado, los gimnasios de bajo coste, seguirán enfocándose en promover la socialización en un público más específico, brindando opciones de autoservicio, con el objetivo de atraer a clientes que valoran la individualidad.

¿Cómo cree que reciben los consumidores la compra de McFit por parte de Basic-Fit?

Siempre habrá quienes elijan Basic-Fit por su enfoque simple y sus precios bajos, mientras que otros buscarán una oferta más amplia de actividades y un trato más personalizado en otro tipo de gimnasios.

¿Peligra algún modelo de gimnasio ante esta hegemonía tan acusada en centros de Basic-Fit?

Tienen más riesgo de desaparecer los gimnasios que no hayan logrado adaptarse a la creciente demanda de personalización y de variedad de servicios por parte de los clientes. Aquellos que no se renueven y sigan ofreciendo una oferta estática podrían tener dificultades para mantenerse abiertos.

Los clientes prefieren centros deportivos más nuevos con precios más competitivos y que ofrecen servicios más exclusivos y personalizados. En contraste, los centros boutique, con su enfoque en la personalización, la exclusividad y las actividades dirigidas, están mejor posicionados para seguir siendo relevantes en el mercado. 

¿Los centros low cost también se posicionarán en términos de salud?

La tendencia actual hacia el cuidado de la salud que vive el fitness no es un aspecto prioritario de enfoque para el segmento low cost, dónde se centran en el autoservicio y el entrenamiento de fuerza. Por ello, posicionarse en la atención a diversas patologías y ofrecer programas de salud es una estrategia clave para los gimnasios que ya no pueden competir en el segmento low cost. 

En eventos como la feria anual en Europa del fitness y el bienestar, FIBO, se observa un crecimiento en la oferta de actividades, programas y equipamiento relacionados con la salud.


No hay comentarios

Añade el tuyo