FITNESS

Consejos de Desi Lozoya, director y entrenador personal en D-Fit Health Club

Entrenamiento Funcional para mejorar el rendimiento deportivo

(26-7-2013). A la hora de adaptar el Entrenamiento Funcional a otras prácticas deportivas, el especialista debe elaborar un plan de entrenamiento que responda a tres factores: efectividad, eficiencia y seguridad. A partir de aquí el plan se adaptará a las condiciones de cada persona y le permitirá mejorar sus capacidades y cualidades físicas con ejercicios multiarticulares. Si quieres saber más sobre esta disciplina, puedes ver el vídeo en el interior de la noticia.

Desi Lozoya, entrenador personal especializado en Entrenamiento Funcional, asegura que esta disciplina “es un método que se adapta a cualquier persona, sea cual sea su edad, género, morfología, condición física u objetivo que tenga. No debemos olvidar un principio básico: todos los seres humanos tenemos el mismo funcionamiento anatómico y biomecánico, es decir, al correr o andar en bici por ejemplo, no importa si la persona es alta, obesa, de diez años, deportista de alto rendimiento o aficionado. Todos utilizamos la misma biomecánica para dar esa pedalada o zancada”.

Desi Lozoya, aconseja que, cuando se elabore el plan de entrenamiento, este debe cumplir y garantizar una serie de factores:

  • Pensar en Efectividad (cumplir el objetivo).
  • Pensar en Eficiencia (tiempo invertido).
  • Garantizar Seguridad (rehabilitación o prevención de lesiones).

Mejora
En cuanto a lla mejora de las capacidades y cualidades físicas, debido a la realización de ejercicios multiarticulares, utilizando al mismo tiempo varios grupos y cadenas musculares, se produce una optimización global de la resistencia, fuerza, agilidad, coordinación, consciencia corporal, etc.. “Esto se traduce en una mejora del rendimiento y un mayor gasto calórico por unidad de tiempo”, destaca.

Pero además, según Desi Lozoya, hay que destacar su parte lúdica: “En comparación a los sistemas de entrenamiento tradicionales es muy dinámico, con infinidad de posibilidad de variantes y la utilización de un sin fin de materiales, lo que hace que los entrenamientos no sean rutinarios o aburridos. Por el contrario, son muy divertidos y gratificantes para el deportista”, explica.

Adaptación a otros deportes
Una de las características más destacadas del entrenamiento funcional es, según precisa, “su adaptabilidad y transferencia a cualquier actividad, sea de la vida cotidiana o deporte específico”.

Lo más importante es que “el entrenador, el recuperador o el técnico tenga unos conocimientos amplios de anatomía funcional, fisiología, biomecánica, es decir, del movimiento humano. A partir de aquí bastará con analizar al deporte en cuestión, adaptar y llevar a cabo el plan de entrenamiento”. Pero para ello Desi recomienda siempre “asesorarse y entrenar con un buen profesional, ya que es fundamental”.

Más información en www.d-fit.es


No hay comentarios

Añade el tuyo