Quantcast

FITNESS

El presidente de la fundación Deporte Sin Barreras pide responsabilidad

Francisco Javier Roca: “Hay que convencer al fitness de que sea más inclusivo”

“Tiene que haber un producto más amable”

deporte sin barreras

El presidente de la Fundación Deporte Sin Barreras, Francisco Javier Roca, cree que la administración debería favorecer la inclusividad en los pliegos de los concursos.

(12-6-2024). El presidente de la fundación Deporte Sin Barreras, Francisco Javier Roca, cree que hay que convencer al sector del fitness de que sea más inclusivo para poder llegar a todos los colectivos. Según indica, aún falta un poco de comprensión por parte de la sociedad y apuesta porque los fabricantes produzcan máquinas por responsabilidad y reputación.

Francisco Javier Roca es el presidente de la Fundación Deporte Sin Barreras, que tiene como objetivo acercar la salud y el bienestar a todas las personas. La entidad asesora a BH Fitness en la fabricación de máquinas inclusivas en un momento en el que el sector está intentando aumentar su vinculación con el sector salud, creando un ecosistema conjunto. BH Fitness, es, a su parecer, “un tractor para el resto de la industria”. 

El dirigente sostiene que los centros deportivos que están en manos de la administración pública deberían ofrecer máquinas más amables y cree que esta debería favorecerla inclusividad en los pliegos delos concursos. 

¿El deporte es inclusivo?

Cada día más. Todos los humanos tenemos abuela y una sensibilidad, pero nunca se había planteado cómo una persona ciega puede ir en bicicleta.

¿Cuáles son los retos del sector desde el punto de vista inclusivo?

Hay muchas necesidades reales por entender. Cuando hablamos de inclusividad, no solo nos referimos a las personas con discapacidad, sino, por ejemplo, a personas mayores. Hablamos de inclusividad para todo el mundo.

 Durante muchos años el sector ha estado enfocado al 10% de la población

¿Cómo se puede extrapolar la apuesta de BH Fitness y hacer que los fabricantes de maquinaria sean más inclusivos? 

BH Fitness entendió que el mensaje de incluir es pensar en todos, por lo que es un referente. Sin embargo, hay otras marcas que no lo ven de esta manera y nos preguntan qué cuota de mercado alcanzarán. Nuestro mensaje es el de hacer aparatos más amables, cómodos y sencillos para el 90% de la población. Durante muchos años el sector ha estado enfocado al 10% de la población. El objetivo es que todo el mundo pueda entrenar en un mismo aparato, pero esto no ha calado, por ahora, en la industria. Puede que la estética sea importante, pero, por ejemplo, el hecho de poner pegatinas con señales para una persona ciega ya hace que un producto sea más inclusivo y no tiene que afectar al estilo. 

¿Por qué BH Fitness hizo esta apuesta?

Nos comprendió. No lo hace porque crea que puede vender más, sino por Responsabilidad Social Corporativa (RSC). No queremos molestar a nadie, simplemente aconsejarles sobre cómo hacer productos más cómodos. 

¿Falta comprensión en el sector?

Falta un poco de comprensión hacia el concepto de ejercicio para la salud y el bienestar. Hay que tener alternativas a las máquinas más profesionales, sobre todo en aquellos centros que tienen un uso público o social. Entendemos que hay un negocio privado, pero hay una parte de los centros que son públicos y que deberían tener una alternativa para tu abuela. 

Todos podemos hacerlo mejor en inclusividad

¿Recomienda al sector privado hacer esta apuesta?

Al final, los gestores también tienen abuelas. Pero hay que empezar por los fabricantes, que son quienes ofrecen el producto al gimnasio. Es algo a nivel de sociedad y de su sensibilidad. Todos podemos hacerlo mejor. Nuestra labor es convencer al sector del fitness de que sea más inclusivo.

¿Qué se requiere?

Aparatos más inclusivos. Puede que una barandilla al lado de la cinta quede mal, ¿pero te asomarías a un balcón sin barandilla? La mayoría de las personas mayores no se apoyarán en ellas, pero verlas les da más seguridad y, por lo tanto, se sienten más cómodas. No hace falta que todas las máquinas del gimnasio tengan barandillas, pero, al menos, una. La sociedad debe ser más empática porque cualquier persona se puede romper la cadera. Puede que durante la recuperación no puedas correr a 3,40 el kilómetro, pero podrás entrenar para no perder el tono muscular con una máquina así. Tiene que haber algún aparato un poco más amable para apoyarte en la barandilla.

¿Qué le piden a la administración?

Que favorezca apostar por este tipo de máquinas y que suponga un valor añadido en los pliegos de los concursos. Esto motivaría a los fabricantes a trabajar en ello. Por otro lado, quiero recordar que cuando las cúpulas de las empresas nos escuchan, nos entienden, pero a veces es difícil llegar a ellas. 

Hay que huir de la visión comercial

Dice usted que se trata de RSC.

BH Fitness es un compañero de camino y un compañero tractor para convencer a otros. No saben cuántas van a vender, pero no es algo económico. BH Fitness dice que es algo que debe a la sociedad y que le da una buena imagen reputacional. Es mejor un gimnasio que piensa en ti y en tu abuela que uno que solo lo hace en ti. Sin embargo, creo que hay que huir de la visión comercial, aunque acabarás vendiendo algo más, sin duda. Pero el objetivo es preparar el mundo que nos vamos a encontrar. Todos podemos tener una discapacidad algún día. Estoy esperanzado con el futuro porque vamos acelerando en la empatía sobre la inclusividad. 


No hay comentarios

Añade el tuyo