Quantcast

FITNESS

El profesor asegura que la oferta deportiva se tendrá que adaptar a este público

Jesús Fortuño: “Los gimnasios saben mucho de deporte, pero no de gente mayor”

Cree que la concepción edadista del sector debe cambiar

jesus fortuño

El profesor de Blanquerna, Jesús Fortuño, insiste en que la transformación deportiva debe empezar ya para poder hacer frente al tsunami demográfico que vendrá.

(20-2-2024). El profesor de Blanquerna, Jesús Fortuño, considera que los profesionales del fitness saben mucho de deporte, pero no de cómo tratar a la gente mayor. Según explica, muchas veces, el sector ha demostrado una falta de sensibilidad hacia este segmento, que no goza de mucha visibilidad.

Según indica Jesús Fortuño, el cliente de más de 65 años, actualmente, se está adaptando a la oferta de los gimnasios porque puede. Sin embargo, dentro de un tiempo, esto será al revés porque, sino, este público cada vez más mayoritario, quedará fuera. 

Jesús Fortuño es profesor del Grado de Gestión Deportiva y Grado de Ciencias de la Actividad Física y Deporte de Blanquerna, además de coordinador del Máster Universitario Blanquerna en Gestión de Organizaciones y Proyectos Deportivos. Anteriormente, trabajó en E3, la primera empresa de Catalunya que se dedicó a la gestión de equipamientos y actividades en el campo del ocio, en especial para colectivos de gente mayor. 

Se habla mucho de la gente joven en el deporte, pero no de la mayor. 

Cada vez hay más gente mayor, pero no hay una orientación del sector del deporte hacia ellos. Hay una falta de visibilidad de este segmento, aunque en unos años los mayores de 65 años supondrán un 33% de los clientes potenciales. Hay muchos centros de fitness que hacen clases para adultos a las que se apunta este público porque es capaz de adaptarse. Habrá un tsunami demográfico cuando la generación del baby boom se jubile. Llegará un momento en el que si no se adapta la actividad, habrá gente que quedará fuera del sistema. 

¿Cómo pasará esto?

Hay personas que ahora tienen 60 o 65 años que hacen vida normal y que seguirán yendo a gimnasio. Sin embargo, cuando tengan 80 u 85 años, tendrán enfermedades crónicas no invalidantes, por lo que requerirán un tratamiento específico, sanitario y deportivo. Además, requerirán mantener su estimulación física, social y mental. Esta situación se acentuará en el 2050. 

Llegará un momento en el que si no se adapta la actividad, habrá gente que quedará fuera del sistema.

¿Qué va a pasar?

Será más evidente porque esta generación será más numerosa. El sector deportivo tiene una falta de sensibilidad hacia ese segmento: un estudiante de enfermería sabe que la gente mayor será su cliente prioritario, pero un estudiante de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, no. 

¿En qué falla el sector?

Los centros de fitness tienen una concepción bastante edadista porque la gente mayor no es su cliente principal. Hay que tener en cuenta que cada senior es un mundo, hay algunos que hacen ejercicio porque estuvieron federados, otros que lo hacen porque tienen complicaciones físicas o cognitivas y otros que practican deporte como elemento socializador. 

Entiendo. 

Hay personas que, por su estilo de vida, pese a tener 65 años, están en una gran forma. El concepto senior está evolucionando y es mucho más flexible. Es necesario que los gimnasios se orienten cada vez más hacia un cliente concreto. Debería hacer centros específicos para ellos. Hay que enfocarse a este público porque, si no lo hacen, los profesionales del deporte lo harán los fisioterapeutas o los médicos. 

Si no se enfocan los profesionales del deporte al público senior, lo harán los fisioterapeutas o los médicos

Se trata de hacer el deporte accesible a todo el mundo. ¿Se consigue con la gente de más edad?

Es importante que la práctica se mantenga y se fomente porque el envejecimiento es un proceso de pérdida: del trabajo, contacto con los hijos, a veces la pareja y amigos o la salud. Es necesario que la gente se siente acompañada. 

Además, el público silver es una oportunidad económica. 

Será una gran oportunidad en la primera parte de este tsunami. La transformación debería poder empezar ya para aguantar el impacto.

¿Cómo hay que hacerlo?

Con el objetivo de mantener la buena salud, hay que ofrecer una atención específica personalizada y tener las máquinas adecuadas. Por otro lado, la formación profesional exige un reciclado: los profesionales del fitness saben mucho de deporte y acondicionamiento físico, pero no saben de gente mayor. Además, el aspecto de la sociabilización también es clave.  


No hay comentarios

Añade el tuyo