FITNESS

Genoveva Murcia, técnica del Centre Esportiu Municipal Frontó Colom de Barcelona, nos lo explica

Los beneficios del Aquagym

(13-6-2014). El Aquagym es un fitness acuático que se ha convertido en una de las prácticas más extendidas en los gimnasios para trabajar dentro de la piscina. Genoveva Murcia, técnica del Centre Esportiu Municipal Frontó Colom de Barcelona, expica que esta disciplina “ayuda a mejorar nuestra resistencia y es una forma más rápida de quemar grasa, evitando el riesgo de padecer lesiones articulares”.

Hay quien valora el resultado de la actividad física por la cantidad de sudoración que se tiene mientras se practica. Cuanto más mojada está la camiseta, mayor ha sido nuestro esfuerzo y quema de grasas. Una causa-efecto que, como señalan los expertos, no tiene tanta relación con la intensidad de la actividad como con las condiciones meteorológicas o ambientales bajo las cuales se haya llevado a cabo.

En este sentido, dentro del agua de una piscina, por ejemplo, se puede llegar a sudar mucho, incluso más que en el exterior, sin ni siquiera darse cuenta de ello. Es el caso de la práctica del Aquagym. Está comprobado que la forma de quemar grasas en el agua es nadar a ritmo aeróbico (un trabajo suave y constante). Esto es, más de 30 minutos seguidos. Sudaremos, sin darnos cuenta, y empezaremos a quemar grasas.

Por definición, el Aquagym “consiste en un trabajo que traslada al medio acuático el trabajo físico que se puede realizar en tierra, reduciendo el riesgo de lesiones, sobre todo articulares, debido a la hipogravidez del agua” nos aclara Genoveva Murcia, técnica de la piscina del Centre Esportiu Municipal Frontó Colom de Barcelona. Este fitness acuático “también favorece la circulación sanguínea, el desarrollo de la musculatura, la corrección postural y la relajación”.

Teniendo en cuenta esto, Genoveva nos enumera ya el principal beneficio de este tipo de ejercicio. Al disminuir el impacto con el suelo que podemos tener cuando corremos y que nos genera sobrecargas y dolores articulares, el Aquagym se presenta como una práctica ideal para personas con obesidad, embarazadas, sedentarias, con lesiones traumatológicas, con falta de ritmo y agilidad, además de individuos con problemas cardiorrespiratorios leves o moderados. También permite que personas con movilidad reducida puedan beneficiarse de la liberación de peso que aporta el agua, con el consiguiente beneficio psicológico que ello conlleva. Sin embargo, todo ello no quiere decir, ni mucho menos, que no lo puedan practicar persona muy activas, físicamente hablando. En estos casos, puede suponer un buen complemento “a nivel cardiovascular, resistencia tanto aeróbica como muscular y flexibilidad” comenta la especialista consultada. Se ejercitan todos los músculos, por lo tanto, el organismo se beneficiado por su práctica de forma global.

Ventajas para todos los públicos
De este modo, habría que dejar de lado la imagen típica y demasiado tópica que se tiene del Aquagym como de una actividad para gente mayor y mujeres embarazadas. Obviamente, es ideal para este tipo de personas, como hemos comentado, pero ello no excluye el elenco enorme de ventajas para otro tipo de personas que la practiquen, incluso siendo deportistas con mucha carga física que buscan quemar grasas. “Al tener preponderancia aeróbica, el Aquagym es ideal para la quema de grasas, inclusive hay formatos de clase pensados, principalmente, para este objetivo, como es el caso del Aquadance o el Aquaeróbic”, enumera Genoveva Murcia. En estos casos, con una intensidad elevada, mejoraremos la resistencia cardiovascular y la tonificación. En realidad, el agua supone un obstáculo para poder implementar las diferentes acciones que componen una clase de Aquagym. Es como si tuviéramos un impedimento, una fuerza contraria, que no nos deja hacer aquello que queremos.

Y es que “la dificultad para moverse en el agua facilita el desarrollo de la resistencia y tonificación muscular” resalta la técnica de la piscina del CEM Frontó Colom. Un trabajo en movimiento que, al mismo tiempo, se puede “complementar añadiendo materiales como mancuernas o churros”.

Enumerábamos con anterioridad el perfil de usuarios, y, en este punto, incluso deberíamos añadir el de personas que quieren relajarse. Está largamente demostrado que las actividades acuáticas como la natación, o en este caso el Aquagym, poseen un efecto terapéutico y anti-estrés muy favorable. La convivencia con el agua puede ayudar precisamente a generar un efecto relajante que difícilmente podríamos lograr en otro medio. Expertos como Genoveva Murcia recomiendan practicar Aquagym de manera regular, como mínimo, dos veces por semana, con una hora de duración. Cumpliendo con ello, mejoraremos nuestra condición respiratoria, flexibilidad, coordinación motriz global, además de nuestro ritmo y agilidad. Unas mejoras que, lógicamente, no excluyen a ningún tipo de deportista, sea cual sea su volumen e intensidad de trabajo semanal.


No hay comentarios

Añade el tuyo