FITNESS

Nos lo explica el presidente de la Federación Española de Tai Chi, Alfredo Moya

Los beneficios del Tai Chi

(18-10-2013). Son muchas las personas que han mejorado su concentración, relajación, equilibrio y, en definitiva, su ritmo de vida a través de la práctica del Tai Chi. Este arte marcial milenario chino se concibe actualmente como una práctica físico-espiritual muy provechosa para la salud. Constituye una técnica de meditación que fomenta la respiración profunda y la relajación del cuerpo.

Investigaciones occidentales recientes han demostrado que los beneficios que reporta el Tai Chi son cuantiosos y afectan, por ejemplo, al sistema circulatorio, el sistema inmunitario, la percepción del dolor o el equilibrio. El presidente de la Federación Española de Tai Chi y Pilates, Alfredo Moya, nos cuenta las ventajas de esta técnica.

“Esta disciplina milenaria se basa en la estimulación de circulación de la energía interior, a través de los meridianos del cuerpo, mejorando la salud y favoreciendo la longevidad”, asegura Moya. En el Tai Chi se emplean diferentes movimientos circulares, suaves y relajados, en un proceso que genera un aumento de la sensación de bienestar corporal. La técnica sostiene que todo se relaciona con nuestras energías internas, el ‘Chi’ y el ‘Qi’, que logran dotarnos de una gran claridad mental y nos dan mucha relajación.

Según apunta el presidente de la Federación Española de Tai Chi, estos son algunos de los principios fundamentales de la disciplina china:

1) La importancia de llevar una vida saludable.

2) La potenciación del movimiento de las energías internas que ayudan a paliar nuestras molestias.

3) El aprendizaje de una  técnica de autodefensa mediante un arte marcial.

Mayor capacidad de concentración

Como hemos mencionado, la mejora de la concentración es uno de los grandes beneficios que proporciona la disciplina y la resulta muy útil para aquellas personas que padecen un déficit de atención. “El Tai Chi nos enseña a concentrarnos en lo que estamos haciendo en ese preciso instante, por ello también puede resultar positivo para los que sufren stress y están preocupados por un cúmulo de situaciones”, recomienda Moya. Asimismo, apunta que el Tai Chi posibilita que la energía fluya y “evita bloqueos interiores, que pueden ser la causa de multitud de dolencias”.

Asimismo, logra mejorar nuestro equilibrio, a través del dominio de las formas. Las formas son las posturas que realizan los aprendices durante las sesiones de Tai Chi y que requieren un control importante sobre el cuerpo. Para que los alumnos puedan avanzar es imprescindible mantener el cuerpo relajado y focalizar la energía en conseguir hacer correctamente las formas. Resulta muy útil visualizar el ejercicio para concienciarse.

¿Cada cuánto practicarlo?

Lo ideal es practicarlo no menos de 20 minutos al día. “Sería estupenda una sesión diaria de una hora y media para tener tiempo de disfrutar de la práctica con tranquilidad”, explica Moya, quien recuerda la importancia de utilizar una ropa adecuada. “El Tai Chi puede practicarse solo o en grupo, lo verdaderamente importante es aprender y mejorar con la ayuda de un gran maestro”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo