FITNESS

Consejos de Sandra Varas, profesora de yoga y acreditada en yoga terapéutico

Los beneficios del yoga en plena naturaleza

(23-11-2012). La práctica del yoga aporta un gran número de beneficios tanto a nivel físico como mental, si además se hace en un entorno natural, estos pueden aumentar. Y es que la práctica de esta actividad en contacto con la naturaleza, es una experiencia que puede ser muy gratificante. Sandra Varas, profesora de yoga, certificada por el Yoga Alliance y acreditada por White LotusTM Yoga Institute en yoga terapéutico nos da más detalles.

El yoga es una práctica que trabaja todo el cuerpo tanto desde una perspectiva física como psicológica. Actualmente hay mucha gente que opta por esta disciplina tanto para prevenir como para superar distintas lesiones o estados psicológicos. La relajación es una de las claves del yoga de ahí que si además, tenemos la oportunidad de practicarlo en plena naturaleza, la experiencia se intensifica. Sandra Varas profesora de yoga certificada por el Yoga Alliance y acreditada por White LotusTM Yoga Institute en yoga terapéutico, nos explica que  “la respiración, oxigenar todas las partes de nuestro cuerpo es una de las bases de esta disciplina. En este sentido, hacerlo en un espacio con aire limpio, mejora los resultados”.

Por otra parte, un entorno natural favorece la depuración. “En yoga, la inspiración es una forma de introducir energía en nuestro cuerpo y qué mejor que hacerlo en un entorno natural”.

El entorno favorece la relajación
Desde un punto de vista de relajación, otro de los elementos claves en la práctica del yoga, es “estar en un espacio tranquilo donde los sonidos del aire y de los pájaros sustituyen al ruido de los coches… influye positivamente a nuestro sistema nervioso y nos ayuda a llegar a un estado de relajación”, asegura Sandra Varas.

Para todos aquellos que quieran experimentar nuevas sensaciones a través de esta disciplina, Sandra Varas organiza fines de semana de yoga en plena naturaleza, una actividad que se adapta a todos los perfiles y que permite convivir durante unos días con personas que tienen intereses en común. “Organizamos un fin de semana en un ambiente relajado donde el denominador común entre todos los asistentes es el interés por el yoga”, asegura Varas. “Por la mañana se hace una sesión de  Vinyasa yoga, una tipología que  mantiene el cuerpo en constante movimiento. Se trata de conectar movimientos y encadenar posturas a través de la respiración. Tonifica mucho y aporta flexibilidad a los músculos, además es muy depurativo”.  Por la tarde, para equilibrar el sistema nervioso antes de ir a dormir, se realiza otra sesión de yoga, en este caso restaurativo.  “Esta técnica trabaja directamente en el sistema nervioso a través de posturas concretas”.

Además, existe la opción de asistir a alguna sesión de yoga terapéutico, una técnica que sirve tanto para prevenir como para solucionar algunos problemas físicos. “Previene futuras lesiones, de ahí que haya muchos deportistas que practiquen esta disciplina para evitar problemas por ejemplo de rodillas, tobillos, cuádriceps… pero la práctica de yoga terapéutico también puede prevenir una hernia discal, problemas endocrinos…”.

Durante estas estancias la alimentación es otro de los elementos esenciales. “Tener una buena alimentación es muy importante y es una práctica que va muy asociada a la práctica del yoga. Creemos que  puede ser una vía de curación para muchas dolencias, por eso durante estas estancias ofrecemos dietas vegetarianas equilibradas”.

Una buena opción para desconectar  de las rutinas y  conectar con uno mismo y con el entorno.

Más información en www.sansyoga.com


No hay comentarios

Añade el tuyo