FITNESS

Consejos de Marta Carral, fisioterapeuta y entrenadora de Pilates en suspensión en Sportswingstyle

Pilates para controlar la respiración

(27-9-2013). El control de la respiración no solo es básico para conseguir un entrenamiento completo sino que también mejora la tonificación muscular, la zona del abdomen y el perímetro de la cintura. Como nos explica Marta Carral, éste es el primer principio básico del Pilates y la base para realizar sobre él todos los ejercicios, al tiempo que aumenta la capacidad respiratoria.

El Pilates es un ejercicio anaeróbico, lo que significa que “si no llevamos el ritmo adecuado, podemos provocar una hiperventilación, apneas indeseadas o descoordinación en los movimientos”, tal y como nos explica la especialista Marta Carral.

Al realizar un ejercicio que supera nuestras fuerzas, recurrimos a la apnea, lo que deja al margen la respiración, trabajando fundamentalmente en inspiración. Esta reacción, según añade, es común no sólo durante la práctica deportiva sino también en las actividades de la vida diaria.

“Pero en Pilates se trabaja justo lo contrario. Es la inspiración el momento de relajación muscular, y la espiración es la que acompaña a la gran contracción. Esto es así porque hemos de mantener la contracción abdominal en todo momento, y es el movimiento de la parrilla costal la que favorece o no la contracción abdominal”, señala la fisioterapeuta.

Una mala práctica, según advierte, afecta a la descoordinación en el ejercicio ya que cada movimiento corresponde a una etapa de la respiración, y si no es así aparece descontrol sobre el ejercicio, y secundariamente a ello, “frustración ante el mismo ya que se ven obligados a detenerse”.

Menos esfuerzo, más resultados
La tonificación muscular es el primer resultado visible pero también se pueden observar otros a nivel terapéutico como la disminución de los dolores habituales al hacer una mala práctica de la respiración durante el deporte. Por ejemplo, la zona del abdomen nunca llega a relajarse, con lo que el dolor lumbar que achacan la inmensa mayoría de los usuarios se erradica desde las primeras sesiones. Con el tipo de respiración y unido a la contracción, se consigue una tracción de la columna vertebral, aumentando el espacio intervertebral y liberando al disco. “Muchas personas tienen la sensación de que pesan menos o se sienten más altos”, comenta.

A nivel estético, por su parte, se observa como el diámetro de la cintura se reduce y aplanando visiblemente la región abdominal por la actividad del transverso y diafragma de manera sinérgica.

De la misma manera podemos observar aumento de la capacidad respiratoria, “siendo altamente beneficioso no sólo a nivel deportivo, sino en pacientes que padezcan de enfermedades respiratorias en los que la capacidad aeróbica se haya visto reducida, tabaquismo o sencillamente asma”, afirma Marta Carral.

Más información en www.sportswingstyle.com/


No hay comentarios

Añade el tuyo