FITNESS

El técnico del gimnasio DIR Jordi Notario nos explica sus características

Pros y contras de las clases virtuales

(7-3-2014). Las clases virtuales ya están disponibles en una gran cantidad de gimnasios españoles. A diferencia de lo que ocurre en las actividades dirigidas tradicionales, en las que un instructor imparte clase, las sesiones virtuales cuentan con una pantalla gigante en la que un profesor da las pautas a sus alumnos sin necesidad de estar presente físicamente. Jordi Notario, técnico de los gimnasios DIR, nos explica las particularidades de las clases virtuales.

Ciclo indoor, Yoga, Zumba o Pilates son algunas de las actividades que cuentan con esta moderna modalidad de enseñanza. El gimnasio DIR de Barcelona es uno de los centros que cuenta con sesiones virtuales para su socios y, además, dispone de una página web con los vídeos, que en el último año ha registrado más de 16.000 visitas.

“Las clases que mejor se adaptan a la modalidad virtual son aquellas que precisan menos indicaciones y correcciones. Las de Ciclo Indoor son las que tienen más éxito en nuestros centros porque se trata de una clase sin desplazamientos y enfocada en la pantalla todo el rato”, explica Notario.  Además, también funcionan muy bien el Pilates y Yoga y, tras estas actividades, las clases coreografiadas de baile, tales como Zumba y D-Move!

Por el contrario, aquellas con más dificultades para la modalidad virtual son las que tienen desplazamientos y cambios de plano como el Aeróbic o el Step.

Pautas para los alumnos
“En primer lugar, los alumnos deben tener en cuenta su nivel y saber qué sesión se adapta a sus capacidades, ya que no tendrán ningún técnico que los supervise. Es muy recomendable que los asistentes conozcan bien la actividad que realizarán y que la hayan practicado anteriormente con un profesor”, asegura el instructor del gimnasio DIR, que realiza 9.100 actividades virtuales al mes.

Ventajas e inconvenientes
La principal ventaja es que, sea la hora que sea, el servicio de clases virtuales siempre está disponible y no es necesario que estés pendiente del horario de las actividades. Los alumnos pueden realizarlas tanto en el centro deportivo, como a través de su ordenador.

“Por lo que respecta a las desventajas, destacaría que no existe un feedback directo, como sí ocurre en las sesiones tradicionales”, explica Notario, quien apunta que los alumnos de las clases virtuales dependen exclusivamente de su propia motivación.


No hay comentarios

Añade el tuyo