FITNESS

Consejos de Rodrigo Di Gregorio, nutricionista del centro Fitt de Barcelona

Qué y cuándo comer para mejorar el rendimiento deportivo

(31-8-2012). Rodrigo Di Gregorio nos aconseja cómo debemos alimentarnos y qué comer antes, durante y después del entrenamiento para optimizar los resultados. Con unas sencillas pautas conseguiremos una correcta preparación de nuestro cuerpo al esfuerzo, una correcta hidratación y una más rápida recuperación muscular.

Antes del ejercicio
Los alimentos que debemos consumir antes de hacer ejercicio “han de rellenar las reservas de energía en forma de glucógeno. También se debe aportar las cantidades de proteínas necesarias para que el músculo esté bien nutrido. Y grasas para tener energía de reserva. Los lípidos deben ser en baja cantidad y el tipo de grasa saludable”.

En cuanto al momento de ingerirlos, Di Gregorio opina que “para practicar actividad física y estar en condiciones optimas a nivel fisiológico, lo mejor sería ajustar el momento ideal para alimentarnos. El momento idóneo a nivel metabólico es justo después de las dos horas y media de haber hecho una ingesta abundante. Si comenzamos antes, se puede padecer una hipoglucemia producto de los procesos de digestión. Este estado no permitirá imprimir intensidad al entrenamiento hasta que los valores de glucosa sanguínea se restablezcan”.

Según el nutricionista “un buen consejo es comenzar a realizar actividad física entre las dos y tres horas después de haber hecho una ingesta importante, como puede ser una comida”.

Durante el entrenamiento
Durante el entrenamiento “es muy importante realizar una correcta hidratación tomando unos 250 cl de líquido cada 15 minutos”. Si el deporte va a ser prolongado es importante agregar una bebida con carbohidratos al 8%. De esta forma se estaría ahorrando glucógeno y permitiría tener un mejor rendimiento.

¿Y después?
Después de hacer ejercicio “es uno de los momentos más importante para consumir alimentos. Lograr una óptima recuperación debe ser el objetivo. Después del ejercicio existe un punto que se llama ventana anabólica y es aquí donde se puede incorporar nutrientes que permitirán realizar una mejor regeneración muscular”.

Hacer “una ingesta inmediatamente después de entrenar permitirá tener una recuperación hasta un 50 % más rápida que si se ingiere alimentos dos horas después de haber practicado una actividad física. Fundamentalmente, el ingerir alimentos inmediatamente después de haber entrenado proporciona una mejor recuperación muscular de cara a la próxima sesión de ejercicios”.

Hay que tener en cuenta que “con una correcta nutrición y rehidratación se puede mejorar el rendimiento”.

Más información en: www.fitt.es


No hay comentarios

Añade el tuyo