Quantcast

FITNESS

El director del CEM Joan Miró de Barcelona insta al sector a tomar ejemplo de Apple

Salvador Cereceda: “El fitness debe provocar que pasen cosas y dejar de ‘inspirarse’ en TikTok”

El centro giró tres millones de euros el pasado 2023, un 15% más que en 2022

salvador cereceda

El director del CEM Joan Miró, Salvador Cereceda, opina que “la formación que reciben los técnicos a día de hoy es muy técnica y muy poco empática, por lo que no se trabaja la experiencia del usuario ni la relación con las personas”.

(22-2-2024). El director del CEM Joan Miró, Salvador Cereceda, asegura que el sector del fitness debe marcar tendencias y tener claro qué es lo que quiere que pase. En otras palabras: “no debe esperar a ver lo que hace la gente en Tiktok, sino tomar ejemplo de Apple, que controla el mercado y determina hacia donde debe ir el consumidor”.

El director del CEM Joan Miró de Barcelona, Salvador Cereceda, indica que la estrategia de su centro ha sido “hacer que pasaran cosas”, por lo que tomó medidas como instalar máquinas inteligentes en las salas de fitness o impulsar las clases dirigidas. Con ello, cerró el pasado 2023 unos crecimientos del 15% tanto en socios como en facturación, situándose en 6.000 abonados y tres millones de euros.

¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta el sector del fitness en la actualidad?

Nos estamos dando cuenta de que somos una industria pobre en comparación con otras que tienen muchos más recursos económicos y que reciben la implicación y el interés por parte de la Administración. Además, somos un negocio en el que los precios son bajos y que muchas veces va a remolque. Por otro lado, la Administración debería considerar el deporte como estratégico, pero ni siquiera tenemos una conselleria o un ministerio. 

Nos estamos dando cuenta de que somos una industria pobre

¿Cuáles son los deberes del sector?

La consolidación debe venir para entender qué quiere la gente. Hay que decidir qué queremos que pase y tomar las medidas para provocarlo. Hasta ahora, el fitness ha ido a remolque y se ha agarrado a lo primero que ha pasado. Si siempre se va detrás del cliente, cuando éste salga, se irá detrás. El sector debería tomar ejemplo de Apple, que controla el mercado y determina hacia dónde debe ir el consumidor. Se trata de liderar. No hay que esperar a ver lo que hace la gente en Tiktok, sino hacer que pasen cosas.

Hay supermercados gourmets y otros de marca blanca, y todos saben cuál es su posición dentro de esta pirámide

Dice que hay que liderar.

Hay que marcar tendencias y saber qué tipo de cliente se quiere trabajar. Además, toda la industria debería estar orientada y tener un propósito, aunque los nichos concretos sean distintos. El sector de la alimentación sería un ejemplo: hay supermercados gourmets y otros de marca blanca, y todos saben cuál es su posición dentro de esta pirámide.

¿Qué opina de la fuerte expansión del segmento low cost?

Es una buena noticia porque la penetración del fitness en España es baja. Ahora se discute si está en el 15% o el 20%… En general, hay recorrido. El low cost es el primer paso para el usuario que nunca ha entrenado. Se empieza por aquí y luego se buscan otras cosas. Es como Decathlon: ahí se compra la primera pala de pádel porque es más económica, pero luego se va a otros comercios.

Si el premium da el mismo servicio que el low cost, se hundirá

Hay que diferenciarse. 

Si el segmento premium da el mismo servicio que el low cost, se hundirá. Hay ciertos gimnasios que cobran 60 euros, pero dan el mismo servicio que uno que cobra 20 euros. La única diferencia es que uno te da una toalla y el otro no. Hay que dar valor y hacer que se aprecie. 

¿Esta es la estrategia del CEM Joan Miró?

Tenemos un ticket medio de 41 euros para diferenciarnos. En 300 metros a la redonda tenemos varias cadenas low cost y premium. Frente a las primeras, hay que ofrecer más servicio y un precio más elevado y, frente las segundas, un menor precio con un buen servicio. 

 ¿Y no le ha ido mal, no?

El ticket medio ha subido un 9% entre enero del pasado 2023 y enero de este 2024. El número de usuarios se ha incrementado un 15%, hasta 6.000 abonados (5.200 en 2022) lo que supone haber vuelto a los números de la pandemia. Lo mismo con la facturación: se ha incrementado un 15%, por lo que cerramos 2023 con unos ingresos de tres millones de euros frente a los más de 2,5 millones de 2022. Además, nos diferenciamos por tener un 20% de clientes extranjeros 

Entonces, ¿cómo lo ha hecho?

Hicimos que pasarán cosas. Apostamos por máquinas inteligentes en las salas de fitness y las equipamos con Egym y Keiser. También apostamos por las clases dirigidas, que se adaptan con ambientación y tecnología en función del público, por lo que por la mañana podemos ofrecer estiramientos a mayores de 60 años y por la tarde una sesión de zumba. También decidimos abrir y cerrar antes porque ya no tenemos horas punta. 

Destacan aquellos técnicos que son capaces de retener al cliente

¿Qué perspectivas tiene para este 2024?

Este enero tuvimos entre un 8% y un 9% más de facturación en comparación con enero de 2023. Hemos empezado muy buen, por lo que podemos pensar en el crecimiento y en formación hacia el personal. 

¿En qué sentido?

La formación que reciben los técnicos a día de hoy es muy técnica y muy poco empática. No se trabaja la experiencia del usuario ni la relación con las personas, por lo que los entrenadores buenos son los que tienen estas virtudes interiorizadas y actitud. Además, teniendo en cuenta que hay proveedores que te dan las clases hechas, destacan aquellos técnicos que son capaces de retener al cliente. Hay que trabajar para que los técnicos tengan más recursos y puedan desarrollar estos aspectos. 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo