FITNESS

Consejos de Desi Lozoya, Director y Entrenador Personal en D-Fit Health Club

Ventajas del entrenamiento sobre superficies inestables

(13-6–2014). Las superficies inestables son una de las herramientas estrella en el entrenamiento funcional. Elegir una de estas superficies proporciona a nuestro organismo tres ventajas muy concretas. El entrenador Desi Lozoya nos explica cómo este tipo de complementos mejora la capacidad muscular del core y proporciona una mayor estabilidad articular.

Desi Lozoya, Director y Entrenador Personal en D-Fit Health Club, destaca tres efectos muy importantes sobre nuestro organismo cuando entrenamos con superficies inestables.

Una mayor activación/reclutamiento muscular del core
El entrenador asegura que “realizar ejercicios que impliquen la musculatura del tronco y/o las extremidades sobre superficies moderadamente inestables aumenta la activación muscular del core más que al realizar los mismos ejercicios en condiciones estables”.

Esta mayor activación muscular a nivel lumbo-abdominal se produce por la necesidad de estabilizar el raquis y mantener el control postural, ya que a mayores niveles de inestabilidad raquídea se requiere mayor activación de la musculatura estabilizadora central.

Más estabilidad articular
Con el entrenamiento sobre las superficies inestables logramos “una mayor activación muscular agonista y co-activación muscular antagonista (en el tronco/core, miembros superiores e inferiores), para aumentar la estabilidad articular”, aclara Lozoya.

Según explica, os ejercicios realizados sobre medios inestables pueden no sólo incrementar la activación muscular del core por la necesidad de estabilizar el raquis, sino que también pueden aumentar la activación y co-activación muscular en las extremidades. Por ejemplo la activación muscular del triceps y el deltoides es mayor cuando se realizan push-up sobre inestabilidad que cuando no.

De manera simultanea, se produce una mayor activación antagonista para controlar la posición de los segmentos al producir fuerza y para dar estabilidad a la articulación.

La fuerza
También se producirá “una disminución de la producción de fuerza, potencia y velocidad de las extremidades, debido al aumento de la rigidez articular que genera la co-activación muscular”, afirma.

Según el entyrenador, “el aumento de la co-activación muscular produce un descenso de la producción de fuerza en conjunción con la elevada activación muscular de los miembros, enfatizando la función estabilizadora de la musculatura implicada”.

Así, a mayores niveles de inestabilidad externa menor producción y aplicación de fuerza y potencia de la musculatura agonista, debido al aumento de la rigidez articular necesaria para estabilizar las articulaciones implicadas. Por tanto, para mejorar las prestaciones de fuerza/potencia (incluso hipertrofia) necesitamos contar con elevados niveles de estabilidad externa.

Más información en www.d-fit.es


No hay comentarios

Añade el tuyo