FITNESS

Consejos de Sandra Varas, profesora de yoga

Yoga para combatir el estrés

(15-2-2013). Practicar yoga puede ser una buena opción para superar el estrés causado por el día a día y que padecen muchas personas. En este sentido, Sandra Varas, profesora de yoga, especializada en yoga terapéutico, asegura que para estos casos los mejores resultados se consiguen con el yoga restaurativo.

“El yoga restaurativo es una tipología que trabaja directamente en el sistema nervioso equilibrando nuestro estado de ánimo”. Así lo explica la profesora de yoga especializada en yoga terapéutico, Sandra Varas, quien añade que para la práctica de esta disciplina concreta “el profesor coloca a los alumnos en unas posturas muy determinadas utilizando “props” (mantas, cojines, bloques…) para poder permanecer unos 7-10 minutos sin ningún esfuerzo físico. La persona va entrando en un estado de profunda calma mental y emocional”.

Beneficios inmediatos
Una de las preguntas más frecuentes que se harán los lectores seguramente será a partir de qué momento se empiezan a notar los beneficios. La respuesta es muy positiva ya que según Sandra Varas “esa misma noche, tras haber realizado una sesión ya se duerme de un tirón. Los beneficios son inmediatos. Practicando ya notas esa relajación y estabilidad mental pero, como en todo…, es un camino, un paso adelante, dos hacia atrás. Es un progreso”. Eso sí, aunque los beneficios se perciban enseguida, hay que tener en cuenta que “para casos de ansiedad o estrés, de poco sirve hacer una clase y volver a la rutina. La persona debe cambiar una serie de hábitos, encontrar tiempo para sí misma, aprender a escucharse y darse esa tranquilidad que necesita”.

¿Todos podemos practicar esta disciplina?
“Cualquier persona, incluso pacientes con hernias discales u otras lesiones físicas, pueden realizarla. Al no haber esfuerzo físico para sostener la postura o movimiento alguno, no hay riesgos de lesión. De todas formas, el profesor decidirá qué posturas realizar en cada caso. Se trabaja de manera muy individualizada para evitar daños físicos” apunta Varas.

¿Cuántas sesiones son recomendables?
En este sentido la profesora de yoga explica que como “mínimo una sesión en grupo a la semana o una clase particular cada dos semanas o una vez al mes”.

Una práctica que puede ser muy beneficiosa para superar la actividad diaria y que seguro mejorará nuestro estado psíquico así como el físico.

Más información: www.sansyoga.com


No hay comentarios

Añade el tuyo