FITNESS

Al buscar el silencio mental

La meditación activa el hemisferio derecho del cerebro

Se ha aplicado con el Sahaja Yoga

La meditación del yoga activa el hemisferio derecho del cerebro

Cuando se medita se apaga ligeramente el hemisferio izquierdo, más individualista, y se activa el derecho, más integrador. Imagen Freepik.

(13-3-2020). La meditación que se realiza gracias al yoga, apaga el hemisferio izquierdo y activa el derecho, según un estudio de la Universidad de La Laguna. El hemisferio izquierdo del cerebro es más analítico, mientras que el derecho es más integrador.

Un estudio realizado por el grupo de investigación de Neuroquímica y Neuroimagen de la Universidad de La Laguna, Tenerife, destaca los efectos de la meditación. El experimento se ha aplicado con personas mientras practicaban yoga, pero puede extrapolarse a todo tipo de meditación.

La finalidad del trabajo ha sido identificar los correlatos neurales del estado de silencio mental experimentado a través de la meditación Sahaja Yoga. Con él se buscaba saber qué ocurre en el cerebro en un estado alterado de conciencia, cuando una persona medita.

Este trabajo ha sido publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine. El estudio se ha llevado a cabo con técnicas de neuroimagen.

El silencio mental

Los investigadores recogen en el informe que el Sahaja Yoga se basa en llegar a establecer el silencio mental. Es un estado idóneo para el reequilibro mental.

El hemisferio izquierdo del cerebro es más analítico, mientras que el derecho es más integrador. Las experiencias mentales que se tienen en estado de meditación son manifestaciones fisiológicas del sistema nervioso central.

La meditación puede convertirse así, en un entrenamiento del cerebro que nos ayuda. La idea de este experimento era focalizar la atención en una región del cerebro que quienes practican yoga utilizan para concentrarse.

Concentración

Con las pruebas de resonancia magnética se comprobaron las activaciones cerebrales. Una vez analizadas, mostraron que con la concentración máxima se activaban básicamente la corteza frontal inferior derecha y la parte anterior de la ínsula derecha. También se activan las dos regiones laterales del lóbulo temporal.

De este modo los investigadores deducen que cuando se quiere alcanzar un estado de meditación se apaga ligeramente el hemisferio izquierdo, que podría denominarse como más individualista, y se activa el derecho, que es más integrador.


No hay comentarios

Añade el tuyo