FITNESS

Elsa Rebollo, profesora y entrenadora de‘Foot Fitness’ en España, nos explica en qué consiste esta disciplina

Los beneficios del ‘Foot Fitness’

(7-3-2014). Yamuma Zake, entrenadora de Nueva York, inventó la disciplina del ‘Foot Fitness’. Ella se dio cuenta de que prácticamente no existe información de por qué los pies enferman y cómo es posible recuperarlos y entrenarlos, haciéndolos más fuertes, más flexibles, más jóvenes. Elsa Rebollo, una de las profesoras y entrenadoras de esta técnica en España, nos explica cuáles son sus beneficios y cómo es especialmente recomendable en los deportistas ya que los impactos que producen las zapatillas en sus pies producen fascitis plantar, neuromas de Morton, dedos en garra o martillo y desalineaciones en los dedos.

Elsa Rebollo explica que “Yamuna Zake creó el ‘Foot Fitness’ a lo largo de quince años. Ella se dio cuenta de que prácticamente no existe información de por qué los pies enferman y cómo es posible recuperarlos y entrenarlos, haciéndoles más fuertes, más flexibles, más jóvenes. Existen miles de sistemas de entrenamiento del cuerpo, pero no se incluye en ninguno un programa de fitness para pies, que son los que nos sujetan durante todo el día y son los cimientos del cuerpo. Todo lo que pasa en tus pies se traslada al resto del cuerpo”.

Este sistema cuenta con un test de evaluación inicial para valorar cómo está el pie, una serie de rutinas con ejercicios sobre los ‘foot wakers’, que van desde las rutinas más sencillas a las más intensas y una valoración posterior para ver qué cambios han ocurrido en nuestros pies tras la práctica.

Tipo de ejercicios
Al realizar el test inicial, “se valora la marcha, donde se puede ver qué partes del pies están funcionando y cuales no, qué partes necesitan ser activadas y cuáles precisan ser relajadas para poder caminar correctamente. Enseñamos a los clientes cómo deben caminar correctamente para que sus pies no enfermen”, explica Elsa Rebollo.

Para deportistas
Todos podemos practicarlo ya que, según la entrenadora, “todos llevamos los pies encerrados durante muchas horas en el calzado. El pie se va contrayendo, retrayendo, las cadenas musculares se contraen y adhieren a los huesos, éstos pierden inervación sanguínea y enervación nerviosa, se van quedando sin vida”. La disciplina está especialmente indicada en aquellas personas que tienen que llevar los zapatos puestos todo el día y aquellos que comienzan a tener dolor en sus pies o patologías como juanetes.

Pero, tal como destaca, es especialmente recomendable en los deportistas como los corredores, triatletas, ciclistas, bailarines, etc., ya que los impactos que producen las zapatillas en sus pies producen fascitis plantar, neuromas de Morton, dedos en garra o martillo y desalineaciones en los dedos. Estas patologías descienden el rendimiento en el resto del cuerpo o incluso les hace parar su actividad deportiva. “odos los deportistas deberían trabajar sus pies al menos 5 minutos al día para no bajar su rendimiento deportivo y prevenir o curar lesiones en sus pies”, asegura Elsa Rebollo.

“Cuando tus pies no están adecuadamente alineados y no funcionan en toda su anatomía, tus piernas, caderas y espalda tampoco trabajan correctamente, y estarás saboteando tu entrenamiento. Trabajar repetitivamente los músculos que están conectados con los pies sin trabajar éstos, será una causa de que esos músculos se vayan destruyendo, ya que los pies son el final de las cadenas musculares y si no las trabajas en los pies, el resto de articulaciones se verán comprometidas y comenzarán a lesionarse”, explica.

Las lesiones pueden provenir por excesivos impactos con la parte anterior de las zapatillas, por impactos en los pies al discurrir por terrenos difíciles, por excesiva presión en los metatarsos y tobillos. O bien de forma refleja, cuando las articulaciones de los pies han perdido su función amortiguadora por un exceso de tensión, los impactos que provienen del suelo golpean directamente en las articulaciones que se encuentran por encima de los pies, rodillas, caderas, sobre todo la columna y así hasta el cráneo.

Beneficios
El principal beneficio, comenta la experta, es que el pie se alinea, recupera toda su movilidad y arco de movimiento de cada una de todas sus pequeñas articulaciones. Los músculos y ligamentos recuperan su función, el pie se estiliza, se vuelve más ligero, aumenta la circulación sanguínea y, sobre todo, desaparece el dolor.

Todo esto a nivel local en el pie, pero son importantes los beneficios que se producen a distancia a nivel reflejo en el resto del cuerpo. Al estimular la planta de los pies, aumenta el metabolismo, mejora la función diurética, aumenta la energía de forma considerable y, sobre todo, al relajar las cadenas musculares que vienen desde arriba al resto del cuerpo. “Cuando trabajas en los pies es como si tuvieras seis manos trabajando en el resto del cuerpo”, concluye.

Más información en www.bodyrolling.eu


No hay comentarios

Añade el tuyo