FITNESS

Se asocia con un estilo de vida más saludable

Madrugar y acostarse temprano podría protegernos de la depresión

Madrugar y acostarse temprano podría protegernos de la depresión

Las personas que se despiertan temprano podrían tener otros comportamientos de salud o estilo de vida que reducen su riesgo de padecer depresión. Por ejemplo, podrían llevar una dieta más saludable, ejercitarse más o tener menos enfermedades. Imagen: Karlyukav.

(23-7-2021). Aquellas personas que se acuestan pronto y se levantan temprano podrían tener un menor riesgo de padecer una depresión clínica, según indica un nuevo estudio, hábitos asociados a un estilo de vida más saludable

Diversas investigaciones anteriores a la actual ya comprobaban que las personas que se despiertan temprano podrían tener otros comportamientos de salud o estilo de vida que reducen su riesgo de padecer depresión. Por ejemplo, podrían llevar una dieta más saludable, ejercitarse más o tener menos enfermedades.

No obstante, el nuevo estudio ofrece evidencia más convincente de que irse a la cama temprano y despertar antes puede, en sí mismo, brindar protección contra la depresión, independientemente de otros factores.

El estudio, recogido por el New York Times y publicado en JAMA Psychiatry, usa un método de investigación llamado aleatorización mendeliana, que ayuda a identificar con precisión la causa en una posible relación de causa y efecto.

Con la aleatorización mendeliana, los investigadores pueden comparar grandes grupos de personas con base en variantes genéticas que son independientes de otras características de salud o de comportamiento. Se han identificado más de 340 variantes genéticas asociadas con el ritmo circadiano del sueño y los investigadores pueden comparar grupos grandes de personas.

Descubrimientos

Para el análisis, los científicos usaron dos bases de datos genéticos de más de 800.000 adultos.

No solo contaban con datos genéticos, sino también datos sobre diagnósticos de depresión clínica e información sobre a qué hora las personas se iban a la cama y despertaban, recolectados tanto mediante auto informes como registros de laboratorios del sueño, que los investigadores usaron para rastrear el punto medio del sueño, una medida científica útil de las tendencias de sueño de las personas.

Una persona madrugadora que acostumbra irse a la cama a las diez de la noche y despertarse a las seis de la mañana, por ejemplo, tendría un punto medio de sueño a las dos de la madrugada.

Descubrieron que, en las personas que tenían las variantes genéticas para ser madrugadoras, por cada hora que su punto medio de sueño era más temprano, había un 23 por ciento menor riesgo de depresión clínica.

Los investigadores afirman que estos datos reflejan que ciertas tendencias en la sociedad, como usar teléfonos móviles y otros dispositivos de luz azul por la noche,  podrían estar teniendo un efecto en el nivel de depresión en la población.

Más información en JAMA


No hay comentarios

Añade el tuyo