FITNESS

Según los sindicatos, "entre un 80% y un 90%" de los centros permanecieron cerrados

“O convenio o conflicto”: primera huelga en los centros deportivos públicos de Cataluña

Gestiona se solidariza con los empleados, aunque rebaja al 10% la afectación en Barcelona

FiVwuXOXwAEZ-RI

Varias decenas de trabajadores de centros deportivos públicos de gestión privada se han manifestado frente al Ayuntamiento de Barcelona

(25-11-2022) Los trabajadores de los centros deportivos públicos de gestión privada de Cataluña celebraron ayer su primera jornada de huelga para reivindicar un convenio laboral y un salario justo. La protesta tuvo una afectación diversa por el territorio: obligó a cerrar por completo algunas instalaciones, mientras que en otras dejó sin servicio piscinas y clases de actividades dirigidas.

Mientras intenta dejar atrás la pandemia, lidia como puede con los sobrecostes energéticos y afronta otras problemáticas como los retornos de los ICO, la falta de tesorería o el aumento de la rotación de sus socios, a los centros deportivos les ha estallado otro conflicto no menos relevante: las negociaciones por los convenios colectivos. Mientras que la negociación por el V convenio estatal de las instalaciones deportivas sigue en punto muerto, son los autonómicos los que empiezan a entrar en escena con huelgas en distintos puntos del territorio. 

En Navarra avisaron con dos días de huelga en agosto y ya acumulan más de un mes de parón indefinido desde mediados de octubre. En la Comunidad de Madrid, donde ya se han registrado conflictos varias empresas de gestión deportiva, llevan varias semanas estudiando iniciar una huelga que podría concretarse a finales de 2022 o a principios de 2023. La última comunidad en sumarse ha sido Cataluña, que ayer completó su primera huelga de 24 horas en las instalaciones deportivas públicas de gestión privada. 

AFECTACIÓN DESIGUAL

Unos 10.000 trabajadores estaban llamados a secundar la huelga, que tuvo una afectación muy variada en función de la fuente consultada. Ni patronales ni sindicatos, eso sí, supieron concretar con exactitud qué cantidad de centros se vieron afectados de forma total o parcial. 

Representantes del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) de Cataluña aseguran que entre “un 80% y un 90%” de los centros deportivos públicos de todo el territorio catalán que dependen del convenio autonómico permanecieron cerrados a lo largo de la jornada de ayer por la huelga.  

Entidades como Gestiona, sin embargo, cifran en un 10% el volumen de centros que, en Barcelona, no pudieron abrir sus puertas. “El 90% de los CEM barceloneses han funcionado con normalidad y esto nos ha de animar a las dos partes a seguir conversando”, apunta a CMDsport el presidente de Gestiona y director general de Eurofitness, Josep Viladot. Uno de los centros que sufrió un cierre total, de hecho, fue el CEM Estació del Nord, que forma parte precisamente de la red de Eurofitness. 

Este medio también ha consultado otras dos de las principales cadenas concesionales catalanas, que aseguran no haber tenido que cerrar por completo ninguna de sus instalaciones a lo largo de la jornada de ayer. “Apenas hemos tenido que cerrar algunas piscinas, pero no hemos cerrado ningún centro. Son decisiones individuales de los trabajadores, toca seguir hablando”, apuntan fuentes de Cet10. 

“En Barcelona no nos está afectando más que puntualmente, ya que en la Fundació Claror tenemos un convenio laboral propio mejor que el sectorial”, indican desde Claror. 

Aunque no forma parte de la mesa de negociación de este convenio, desde Gestiona aportan una mirada conciliadora a este conflicto: “Sensibilidad total con los trabajadores, sobre todo teniendo en cuenta que venimos de los ERTO. Ellos entienden la pérdida de abonados que hemos tenido durante la pandemia, el IPC, la subida del coste de los suministros y la dificultad a la hora de subir precios provoca que casi el 100% de los CEM estén con pérdidas y sin tesorería. Queremos un buen acuerdo para las dos partes”, añade Viladot. 

MANIFESTACIONES POR TODO EL TERRITORIO

A lo largo de la jornada de ayer se sucedieron distintas manifestaciones convocadas por los sindicatos y que se repartieron por diferentes municipios catalanes, desde el Vendrell a Barcelona. Fue precisamente la de la capital catalana la más multitudinaria de todas. Frente al Ayuntamiento de Barcelona se agruparon varios centenares de trabajadores del sector deportivo que reivindicaron “un convenio y salario digno”. 

“Convenio o conflicto”, expresaron algunos de los manifestantes, que recordaron que llevan meses intentando negociar una mejora de las condiciones laborales de su convenio. “Consideramos indignas, insuficientes y vergonzosas las propuestas de las patronales. Ahora que en Cataluña la actividad física acaba de ser declarada como “un bien esencial” es momento de que se reconozca nuestro esfuerzo. Si es necesario, volveremos a hacer una huelga”. La manifestación barcelonesa incluyó la lectura de un manifiesto ante personal del Ayuntamiento y también una coreografía por parte de los trabajadores. 

Fuentes sindicales consultadas por CMDsport aseguran que no descartan que una jornada parecida pueda repetirse en el futuro. La próxima semana está prevista otra reunión con las dos patronales, la Asociación Catalana de Entidades de Gestión Deportiva y de Servicios (Aceges) y la Asociación Catalana de Entidades de Gestión Deportiva (Acege), en la que intentarán desbloquear el conflicto. 

EL PUNTO DE DESENCUENTRO

Como ya avanzó CMDsport ayer, el principal punto de desencuentro entre las dos partes radica en la subida salarial a tres años vista. Las patronales ofrecen un incremento del 9,7%, con una revisión salarial topada al 2%. Es decir, que si el IPC de los tres años fuese, por ejemplo, del 14%, en 2025 las empresas sólo pagarían un 11,7%. 

La parte sindical, en cambio, pide un 10,5% (un incremento anual del 3,5% en 2022, 2023 y 2024) y reclama que, en 2025, se compense la diferencia total de una hipotética subida del IPC. Es decir, que si subiese al 14%, como en el ejemplo anterior, se compensase ese 3,5% de diferencia que habría con respecto al 10,5% que plantean. 

Esta no es la única diferencia entre sindicatos y patronales. También hay opiniones discordantes en otro punto clave, la cláusula de compensación y absorción, que provoca que muchos trabajadores -alrededor del 80%, según los sindicatos- tengan sus sueldos congelados desde hace muchos años. Según la parte sindical, las empresas optan por restar de los complementos voluntarios la misma parte que les toca subir por convenio de los sueldos bajos. Es decir, que pese a incrementarse los sueldos base, al final la cantidad a percibir por parte de los trabajadores se mantiene estable con el paso de los años. Por ese motivo los sindicatos piden la desaparición de esta cláusula.

La huelga se convocó, principalmente, por estas dos cuestiones, aunque dentro del convenio hay que negociar otros puntos como los días de asuntos personales, los días de vacaciones o las bajas. 


No hay comentarios

Añade el tuyo