FITNESS

Por una campaña de 2016

Ratifican la condena por publicidad sexista de la cadena de gimnasios McFit

La enseña tendrá que hacerse cargo de los costes judiciales y realizar una disculpa pública

6213707c-cc59-4a7b-a738-c4ef7a62a01c_16-9-aspect-ratio_default_0

La cadena de gimnasios McFit fue obligada en 2016 a retirar una campaña "denigrante contra la mujer"

(2-5-2022) La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado una sentencia contra McFit por un anuncio publicitario de 2016 que se consideró que “denigraba a la mujer” por sus contenidos sexistas. La cadena tuvo que retirar la campaña.

La Audiencia Provincial de Madrid ha ratificado la sentencia emitida el 28 de enero de 2020 por el juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid condenando a la cadena de gimnasios McFit a retirar y cesar la comunicación de su campaña ‘Proud to be McFit’ por considerar que utilizaba imágenes “ilícitas y desleales”, además de “denigrantes para la mujer”. Ahora, una vez que la sentencia es firme, la cadena tendrá que asumir los costes judiciales y publicar la sentencia a través de sus medios.

La campaña en cuestión vio la luz en 2016. Fue un vídeo en el que aparecía una mujer joven en una biblioteca vestida con un pantalón vaquero muy corto inclinándose a coger un libro. Un chico pasaba a su lado al tiempo que se escuchaba una voz en off que indicaba “somos la razón por la que te giras al pasar”. Las imágenes siguientes añadían de manera explícita cómo ese primer encuentro se transformaba en una relación sexual en que aparecían las nalgas de la mujer en primer plano.

Además del vídeo, se colocaron lonas publicitarias en varios edificios donde aparecía la parte trasera del cuerpo de una mujer con una prenda interior distinta de las que se usan para practicar ejercicio.

En enero de 2017, el Instituto de la Mujer presentó una demanda que fue estimada en primera instancia por publicidad sexista que presentaba a las mujeres “de forma vejatoria y discriminatoria, utilizando su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar”.

En enero de 2020, el juez de lo Mercantil de Madrid estimó íntegramente la demanda del Instituto de la Mujer, considerando que la campaña, que se había emitido internacionalmente en los países donde la cadena tiene presencia, era “ilícita y desleal”, además de ser considerada como “denigrante” para la mujer.

McFit apeló alegando el artículo 20 de la Constitución Española referido a la libertad de  expresión en virtud de la cual los demandados reivindicaban la libertad creativa referida a este anuncio concreto en el que “lo que se vendía no era solamente un gimnasio sino un estilo de vida para alcanzar un determinado nivel de bienestar”.

Finalmente en febrero de 2022, el Magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid resuelve a favor del Instituto de las Mujeres, desestimando el recurso de los demandados y ratificando la sentencia anterior.


No hay comentarios

Añade el tuyo