FÚTBOL

La zamarra de Nike no transpira como debiera y gana peso con su uso

Al Barça le pesa la camiseta

(28-9-2011). Recientemente los jugadores del FC Barcelona habrían expresado su malestar, según informó el diario El País, por el uso de la nueva equipación. El motivo, el peso de la camiseta. Según constaron los jugadores, ésta se empapa tanto de sudor durante el juego que al llegar al descanso pesa 300 gramos más que seca y se adhiere molestamente al cuerpo. Nike ya ha tomado cartas al asunto y ha prometido resolver el problema en el término de dos semanas.

La raíz del problema se encontraría en el tejido Dri-Fit de Nike, diseñado para absorver el sudor y evaporarlo rápidamente, permitiendo que los jugadores se mantengan secos durante todo el partido. La sorpresa llegó cuando los jugadores empezaron a notar que el sistema no funcionaba y que lejos de evaporar el sudor, lo retenía, convirtiendo la camiseta en una prenda pesada.

Tal y como informa El País, los azulgrana habrían empezado a notar los problemas durante la gira por Estados Unidos, pero fue el pasado 21 de septiembre en Mestalla cuando los jugadores realizaron la prueba que determinaría el fallo. Antes del partido contra el Valencia, pesaron la camiseta, que contaba con 200 gramos. Al final del partido repitieron la operación y la camiseta pasó a pesar 500 gramos, es decir, 300 más que al inicio del encuentro. Además, los jugadores constataron que la camiseta se adheria demasiado al cuerpo a causa del sudor.

Responsables del área de mercadotecnia del Barça se reunieron el pasado viernes con Nike, que ha asegurado que solventará el problema en unas dos semanas.


No hay comentarios

Añade el tuyo