FÚTBOL

La Champions League pendiente de renovaciones con algunos espónsores

balon

FUENTE: Pixabay.com

(26-1-2021). Tras alargar sus patrocinios con MasterCard, Heineken o Pepsi, ahora la UEFA pretende que otras que finalizan pronto su vinculación con ellos hagan lo propio y sigan uniendo sus caminos al de la máxima competición de fútbol en Europa.

La UEFA Champions League está buscando completar sus renovaciones de contratos de patrocinio para la próxima temporada, antes de ponerse manos a la obra para buscar otros nuevos candidatos.

En plena temporada 2020-2021, en la que las apuestas de fútbol online siguen creciendo a favor de los equipos punteros de la competición, como son el Bayern de Múnich o el Manchester City, el máximo campeonato continental está tratando de cerrar cuanto antes los huecos del nuevo ciclo empresarial que se contempla a partir del siguiente curso, el 2021-2022.

Para empezar, ya tiene acordadas las ampliaciones de MasterCard, PepsiCo y Heineken, mientras que cuenta con Gillette como la última en incorporarse. Eso quiere decir que, por ahora queda abierta la posibilidad de que el resto de las compañías pierdan su posición privilegiada como espónsores de la Champions de cara a la próxima temporada si no llegan a un acuerdo antes.

CINCO CONTRATOS FINALIZAN ESTA TEMPORADA

Nissan, Expedia Group, Sony, Gazprom y el Banco Santander podrían dejar hueco a empresas competidoras que seguramente quieran unir su nombre al de la competición, con todo lo que ello supone. Lo normal es que de las cinco que quedan pendientes, la UEFA llegase a un acuerdo al menos con dos o tres, ya que parece una unión bastante rentable y provechosa, pero si de aquí a unos meses sigue sin firmarse una ampliación, entones el máximo organismo del fútbol europeo, podría tomar otra senda.

Como ya ha demostrado hasta ahora, la UEFA es partidaria de llegar a un acuerdo con las marcas que ya forman parte de su esponsorización y solo en el caso de que alguna no esté dispuesta a continuar, buscará nuevas adquisiciones que puedan completar los campos en los que mejor encaja la Champions League.

Nissan parece que seguirá seguro, ya que durante el 2020 ha lanzado un nuevo modelo de coche con guiños directos a la competición. Además, hay una larga lista de empresas automovilísticas dispuestas a ocupar su posición, por lo que no sería bueno para los nipones rechazar su continuidad. Tampoco Sony y el Santander, siendo Expedia y Gazprom las dudas más razonables a estas alturas de la temporada sobre la continuidad de estos patrocinios.

Pero todas ellas decidirán y será a partir de ahí cuando se abrirá la posibilidad de contar o no con más multinacionales que puedan y quieran aportar fondos para la causa. Algo en lo que también entra en juego la cantidad de patrocinios en los que la UEFA se ponga como tope para dejar de buscar.

En definitiva, la Champions League esperará a sus actuales patrocinadores a ver si como Heineken, MasterCard y Pepsi, continúan con ellos o, de lo contrario, se meterá en el mercado de la búsqueda de fondos con otras marcas que pueda estar interesadas.


No hay comentarios

Añade el tuyo