FÚTBOL

Entrevista al secretario general de la Federación Catalana de Fútbol

La supervivencia del fútbol catalán pende de un hilo

Oriol Camacho: "Nos sentimos desamparados y ninguneados"

2

El secretario general de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), Oriol Camacho (izquierda), acompañado del presidente de la FCF, Joan Soteras.

(9-12-2020). El fútbol catalán está viviendo un 2020 muy complicado. Al cierre total de la actividad de los meses de marzo, abril, mayo y junio se ha unido la prohibición de la Generalitat de celebrar las competiciones territoriales y de base desde el pasado mes de octubre. El impacto económico es “desastroso”, reconocen desde su federación.

El secretario general de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), Oriol Camacho, advierte que la supervivencia del fútbol catalán pende de un hilo muy fino: “si el cierre de la actividad se alarga durante 2021 y no se inyecta dinero público, estarían condenando a la desaparición tanto a la propia federación como a los clubs catalanes”. Camacho dice no entender los criterios bajo los que la Generalitat ha cerrado por completo al fútbol territorial y amateur y subraya que la tasa de contagio se situaría al mismo nivel que los colegios.

 ¿Cómo está afectando al fútbol catalán el parón de la actividad de esta segunda ola?

De forma muy negativa. Tras el primer confinamiento, trabajamos de manera muy intensa para disponer de unos protocolos que nos permitiera retomar la actividad con el máximo de seguridad posible. A inicios de julio ya los teníamos disponibles, y desde entonces hasta la segunda cierre se celebraron más de 18.000 partidos amistosos y de competición, con una tasa de positivos del 5,5%, similar al de otras actividades que han seguido abiertas. Disponemos de un comité médico que criba a los positivos y se comunican directamente con los clubes. Realizamos una serie de inversiones, con unos protocolos que nos copiaron en el resto del estado. Allí la actividad se ha mantenido, mientras que en Cataluña nos prohibieron las competiciones y los entrenamientos. Se generaron unas expectativas por parte de la Generalitat que no se han cumplido.

¿Se siente traicionado por la Generalitat?

Más que traicionado… Las medidas tomadas no atienden a razones objetivas. No solo nuestros datos internos demuestran que el fútbol se podría haber desarrollado con seguridad, sino que los datos el Ministerio de Sanidad y el Consejo Superior de Deportes (CSD) corroboran que la actividad deportiva es causante de un tanto por ciento muy bajo de contagios. El fútbol catalán tiene un índice de contagios similar a los colegios. Además, el deporte es salud. ¿Cómo puede ser que el secretario general del deporte en Cataluña y los Mossos avalen la practica deportiva y el departamento de Salut niegue esta posibilidad? Las medidas no se justifican por causas objetivas.

El calendario definitivo de competición dependerá de las indicaciones de la Generalitat para cada una de las fases de la desescalada, teniendo en cuenta que el pase a la segunda ya se ha retrasado

¿Confía que las competiciones vuelvan tras las Navidades?

No hay ningún motivo para retrasar su reactivación. A partir del lunes 4 de enero ya se podría competir, es decir, la primera jornada estaría prevista para el fin de semana del 10 y 11 de enero para las competiciones territoriales que ya disputaron algunas jornadas en septiembre y octubre y las divisiones más altas de fútbol base. El resto del fútbol base se iniciaría el 17 y 18 de enero, para facilitar el uso alternado de las instalaciones que necesitan muchos clubs. Ahora bien, el calendario definitivo dependerá de las indicaciones de la Generalitat para cada una de las fases de la desescalada, teniendo en cuenta que el pase a la segunda ya se ha retrasado.

¿Qué modificaciones va a introducir la FCF en el calendario de competición?

En Primera y Segunda catalanas, sólo se disputará la primera fase a doble vuelta, la segunda con los mejores de cada subgrupo se eliminará y se optará por un play off para determinar los ascensos y descensos. En el resto de categorías territoriales y de fútbol base sólo se disputará una vuelta.

¿Qué impacto económico está sufriendo el fútbol catalán este 2020?

La situación es durísima, tanto para la federación como para los clubes. No entra ningún ingreso y tanto nosotros como los clubes nos vemos obligados a no cobrar cuotas o devolverlas. Si el parón de la actividad continua mucho más, la Generalitat condenaría a la federación y a los clubes a desaparecer. Por otro lado, las ayudas públicas de 25 millones de euros son insuficientes, porque se destinan a los propietarios de las instalaciones deportivas que en la mayoría de los casos no son los clubes sino los ayuntamientos. Nos sentimos desamparados y ninguneados.

Si en 2021 no se permite la actividad del fútbol y tampoco se realiza una inyección de dinero público, se nos condenará a la desaparición

¿Cuándo calcula que existiría riesgo de desaparición de la federación y los clubes?

Todas las entidades relacionadas con el fútbol acabaremos este 2020 con pérdidas. De cara al año que viene, si no se permite la actividad y no se realiza una inyección de dinero público, se nos condenará a la desaparición. Nadie puede aguantar dos años sin producir.

¿Qué cifra de impacto económico está teniendo la pandemia para el fútbol catalán?

En el caso de la Federación Catalana de Fútbol (FCF), podemos hablar de un impacto directo de 16 millones de euros, según el informe que elevamos el pasado 22 de octubre a la Secretaria General del Deporte. La propia Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC) ha calculado un impacto global para el sector del deporte catalán de 921 millones de euros.

¿Tiene constancia de la desaparición de clubes catalanes a causa del parón de la actividad?

Cada temporada se producen bajas, modificaciones u absorciones. Sin embargo, no hemos detectado una reducción en el número de inscripciones. Hasta la fecha que se nos permitió jugar a fútbol, llevábamos registradas un total de 112.000 licencias, más otras 60.000 de fútbol base que se encontraban y siguen a la espera. Normalmente, la cifra total de federados anuales ronda los 185.000 y si se reactiva la actividad, confío en poderlos conseguir.

Entiendo que las cuotas de los padres son clave para los clubes de fútbol catalanes.

Efectivamente, pero también es importante subrayar que los clubes dejan de recibir ingresos de patrocinadores y, a su vez, se pueden ver doblemente victimizados. Las pocas ayudas públicas que se ofrecen se tienen que justificar mediante la actividad, pero durante muchos meses no ha existido. Por lo tanto, exigimos a la Generalitat que modifique los criterios para que se puedan acceder sin problema a este tipo de subvenciones.

Las tiendas especialistas en fútbol están sufriendo un bajón de ventas muy relevante

 También se produce un impacto económico indirecto a causa del parón del fútbol.

Sí, es un impacto terrorífico. Por ejemplo, todos los proveedores están recibiendo menos encargos por parte de la federación y las tiendas especialistas en fútbol están sufriendo un bajón de ventas muy relevante.

Para acabar, ¿cuál es la perspectiva inmediata del fútbol catalán?

Es moderadamente optimista siempre y cuando podamos reiniciar las competiciones a partir de enero. Si no es así y no se ofrecen ayudas públicas, la situación será calamitosa.


No hay comentarios

Añade el tuyo