FÚTBOL

Puma también está interesada en vestir al conjunto madrileño

Li-Ning, principal candidata para suceder a Nike como patrocinador del Atlético de Madrid

(19-11-2007). Li-Ning y Puma están interesadas en vestir al Atlético de Madrid, una vez haya finalizado su acuerdo con Nike. La firma china se perfila como la favorita, según informaciones aparecidos en El Mundo Deportivo, quien apunta que la enseña debería pagar alrededor de ocho millones de euros por temporada para adquirir la esponsorización del conjunto madrileño.

Los primeros contactos entre el club y la firma china llegaron en la gira que el club del Manzanares realizó en el verano de 2006 por China, en Shanghai. Ese primer tanteo ha ido madurando con el tiempo y puede fructificar en las próximas fechas, cuando ambas partes se vean las caras y se plasmen sobre un papel las condiciones del hipotético contrato.

La firma China lleva madurando el entrar en el mercado del fútbol español, en concreto en el Atlético, bastante tiempo. De hecho, su idea era la de 'fichar' a Fernando Torres para que el 'Niño' fuese la imagen de Li-Ning en España. Sin embargo, la marcha del 'Niño' a la Premier League cortó de raíz la ambiciosa idea y Fernando Torres sigue 'perteneciendo', precisamente a Nike.

Problemas con Nike
Al firme interés de la firma asiática, actual esponsor de la selección española de baloncesto, se une el desgaste que se ha producido con la actual firma, Nike, en los pasados años. Según informa El Mundo Deportivo, el club de la ribera del Manzanares está incluso dispuesto a romper unilateralmente el contrato y abonar una penalización, en la creencia de que no se le está tratando como un club de primera fila mundial, entendiendo que la firma americana está más interesada en la posición estratégica que el Atletico ocupa en el mercado europeo que en la explotación de imagen y recursos del club colchonero.

Además, en los últimos años se han producido roces entre el club y el actual esponsor por la filtración de los diseños (ya es un clásico que el diseño de las nuevas camisetas circule por internet antes de darse a conocer o que esas mismas camisetas se puedan comprar en centros comerciales antes de que hayan sido presentadas en sociedad) y las negativas de la firma a producir más unidades que demandaba el club. Un ejemplo claro: la camiseta amarilla de la campaña 2002-03 que se agotó pronto y de la que no hubo más unidades, cuando la demanda era importante.

Joma estuvo interesada
No es la primera vez que el Atlético ha estado cerca de romper con Nike. De hecho, la firma Joma llegó a un acuerdo para convertirse en el nuevo patrocinador en 2005 superando los 2,7 millones que le daba la firma americana por año, pero Nike ejerció el derecho de tanteo, igualó la oferta y continuó vistiendo a los jugadores del Atlético.


No hay comentarios

Añade el tuyo