X
    Categories: Actualidad

10 claves para disfrutar del turismo sostenible en la montaña

Elige rutas de tu nivel, ayudará a una distribución de visitantes más equilibrada, evitando la masificación de zonas y los accidentes.

En los últimos meses ha habido un fuerte incremento de la afluencia de turistas a la montaña y la naturaleza, convirtiéndose ya en una de sus opciones preferidas para pasar el tiempo de ocio. Este aumento de actividad ha supuesto un increíble motor de desarrollo económico para zonas rurales, pero ha traído consigo dos riesgos: la seguridad en montaña y la sostenibilidad del modelo. “Corremos el riesgo de destruir el activo que nos ha traído la riqueza: el propio medio natural. La naturaleza es un entorno tan bello como frágil, que requiere realizar una explotación equilibrada para no acabar con aquello que precisamente intentamos cuidar”, asegura Borja Delgado, CEO de Dersu, app para planificar rutas y conectar a los amantes del senderismo y la montaña.

Con motivo del Día Mundial del Turismo, la app para planificar rutas y conectar a los amantes del senderismo y la montaña Dersu ofrece las claves para disfrutar del turismo de montaña de un modo sostenible y respetuoso con el entorno, con el objetivo de dejar un impacto positivo en estos tres campos: el ambiental, con una reducción de la huella energética; en el social, teniendo consciencia y respeto cultural por el medio; y económico, colaborando con el desarrollo de la comunidad de la zona.

“Es importante entender que el concepto de turismo sostenible no pretende ser un freno a la economía, más bien al contrario, pretende cuidar el bien que la sostiene y asegura su rendimiento a largo plazo”, comenta Delgado.

10 claves

Diez recomendaciones para disfrutar del turismo sostenible en la montaña:

  1. No hace falta irse a muy lejos, la naturaleza próxima es cambiante y sorprendente. Busca rutas cercanas a la zona en la que te encuentres.
  2. Aprovecha el transporte público, que te acerca al medio rural y colaborarás con las comunidades por su subsistencia. Incluye la bicicleta en tus planes de desplazamiento y piensa en caminar como actividad turística.
  3. Elige rutas de tu nivel, ayudará a una distribución de visitantes más equilibrada, evitando la masificación de zonas y los accidentes.
  4. Viaja fuera de temporada. La montaña siempre está dispuesta a recibirte, incluso podemos asegurar que sus mejores momentos, su temporada alta, no son los meses tradicionales de vacaciones.
  5. La naturaleza siempre tiene cerca pequeñas localidades (y comunidades) dispuestas a recibir a personas que visitan su zona. Se recomienda comer y comprar en negocios locales para generar un impacto positivo en la economía de la zona.
  6. Respeta los caminos y sus entornos. Por tu seguridad y por respeto al manto, el mero tránsito por los caminos también ayudará a perpetuarlos.
  7. Si te gusta la historia, existen multitud de rutas con restos arqueológicos y cuevas que tienen mucho que contar. Busca guías interpretativos o material escrito para conocerlas, y sé respetuoso con el entorno para no interferir en la conservación de los mismos.
  8. Recuerda que hay que disfrutar de la flora y fauna respetándola. “No muevas de sitio lo que puedas encontrar a tu paso, como piedras o flores, ni aportes alimentos ajenos, pueden ser muy dañinos a medio y largo plazo para los animales”, comenta Borja Delgado.
  9. El viajar con mochila nos obliga a reducir peso. Elegir muy bien lo que llevamos encima nos hará más conscientes de lo que es imprescindible, y si sumamos el factor “residuos”, nuestra huella puede ser imperceptible. “Deja todo más limpio que cuando llegaste: llévate lo que generes y también lo que encuentres”, comentan desde Dersu.
  10. El senderismo se considera una de las actividades turísticas de menor impacto en el entorno. Si lo practicas descubrirás que el ejercicio físico, la observación y el silencio son el verdadero descanso.
Redacción :