MONTAÑA

Tras un invierno muy complicado por las restricciones

ACEM confía en un verano de “récord” para las zonas de montaña

En Europa, tan sólo Suiza y los Países Nórdicos pudieron salvar la temporada de esquí

montaña

Desde ACEM prevén una masificación en ciertas zonas de montaña catalanas, como sucedió el año pasado.

(7-6-2021). El presidente de la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y Actividades de Montaña (ACEM), Joaquim Alsina, confía que la temporada de verano sea “de récord” para las zonas de montaña, tras un invierno muy complicado por las restricciones de movilidad.

“El verano del año pasado fue muy bueno y nuestra confianza es que este también lo sea. Encaramos la temporada con optimismo”. Son palabras del presidente de ACEM, Joaquim Alsina, quién, eso sí, matiza que las perspectivas son excelentes para las zonas de montaña, no tanto para las estaciones de esquí catalanas.

“La única estación con ingresos elevados en comparación con el invierno es Vall de Núria, que apuesta por un turismo familiar, pero en el resto se factura más durante un fin de semana de enero que durante todo el verano”, exponen desde la patronal. Aún así, Alsina subraya que la mayoría de estaciones catalanas van a abrir algunos remontadores para que empresas privadas puedan llevar a cabo sus actividades.

A su vez, desde ACEM confían que los hoteles de las estaciones de esquí puedan colgar el cartel de completo durante verano, repitiendo algunas de las imágenes vividas el año pasado, cuando las autoridades catalanas tuvieron que controlar el acceso a la Cerdanya ante el riesgo de masificación.

Temporada de nieve complicada a nivel europeo

Los representantes de las asociaciones de estaciones de esquí de cada país se reunieron el pasado mes de abril bajo el paraguas de Fianet, European Mountain Resorts, para realizar una valoración de la temporada de nieve a nivel europeo. Tan sólo los países nórdicos y Suiza pudieron desarrollar la actividad con cierta normalidad, aunque sólo recibiendo a visitantes locales.

En el caso de Suiza, la caída de la facturación fue ligeramente superior al 23%, lo que demostraría, según la patronal europea, la posibilidad de haber abierto durante el invierno y haber desarrollado una cierta actividad económica. En Francia o Italia, por ejemplo, las estaciones de esquí no abrieron, si bien en el país galo las estaciones van a recibir como compensación hasta un 49% de los ingresos medios de las últimas temporadas.

En Cataluña, el descenso medio de los ingresos en las estaciones de esquí fue del 69,4%, mientras que los visitantes pasaron de los poco más de dos millones de la temporada anterior a los 645.029.

En el caso de España, ATUDEM todavía no ha facilitado los datos sobre el impacto económico de la pandemia en su actividad invernal. La actividad fue muy desigual entre los distintos territorios. A modo de ejemplo, mientras Sierra Nevada pudo recibir más visitantes que las estaciones de esquí catalanas, las estaciones públicas de Aragón estuvieron cerradas.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo