MONTAÑA

Buff lanza al mercado su nueva colección de productos de lana merino

lana merino

La nueva colección de Buff con lana merino se ha fabricado seguiendo procedimientos éticos, según declara la compañía.

(25-11-2020). Buff acaba de lanzar su última colección Merino Wool Fleece, centrada en la comodidad y la funcionalidad, convirtiéndose en el complemento ideal para este otoño-invierno: perfecto para actividades de baja intensidad como un paseo por la montaña, el parque o la playa.

Todos los productos de esta nueva gama están confeccionados con forro polar de lana merino: el tejido natural más cálido que existe y totalmente sostenible. Procedente de una determinada raza de ovejas criada específicamente durante 200 años para adaptarse al clima y producir una lana fina muy apreciada por sus características, durante su proceso de elaboración en muchas ocasiones se dan comportamientos no éticos.

Sin embargo, Buff declara “su compromiso con las prácticas responsables y la sostenibilidad, seguiendo las regulaciones de la IWTO (International Textile Wool Organization) para garantizar el bienestar animal durante todo el proceso de obtención de la materia prima para la elaboración de los productos Merino Wool Fleece”. Así, se ha utilizado únicamente lana merino libre de mulesing y procedente de una fuente sostenible, cepillada naturalmente, estirada en cuatro direcciones, sin ningún tipo de agregado sintético y obtenida tras un proceso de perchado de la lana.

La colección

La gama Buff Merino Wool Fleece incluye una gorra plegable que puede llevarse cubriendo o no las orejas e incorpora ponytail port para sacar el cabello largo, un cálido gorro para no renunciar al estilo más cool cuando aprieta el frío y un tubular para conseguir la mayor protección, cuyos elementos adicionales como los cordones o las bandas transpirables también se han elaborado con materiales sostenibles o reciclados.

En la confección de todas las piezas se ha llevado a cabo un cepillado natural y se ha seguido un proceso de estiramiento que convierte este forro polar en un gran aislante y regulador térmico. Además de aportar calidez, expulsa la humedad y controla los olores de forma natural, por lo que resulta perfecto para mantenerse caliente y fresco sin sentir ningún tipo de picor ni incomodidad al contacto con la piel.


No hay comentarios

Añade el tuyo