MONTAÑA

La entidad trabaja para evitar que el coronavirus se la lleve por delante

El Centre Excursionista de Catalunya echa mano de su pasado para hacer frente al futuro

Difunde a través de internet su patrimonio gráfico de más de un siglo de historia

Eduard-Cayón-presidente-del-Centre-Excursionista-de-cataluña-2020-1-bis

El presidente del Centre Excursionista de Catalunya, Eduard Cayon afirma que “estamos tomando todas las precauciones para que esto no afecte a la viabilidad del club".

(21-4-2020). Convertir la crisis provocada por el coronavirus en una oportunidad para impulsarse con más fuerza en el futuro es el gran reto que persigue estas semanas el Centre Excursionista de Catalunya. Fundada en 1876, es la entidad excursionista más veterana de España. Pese a las dificultades económicas, estos días expone su archivo gráfico de más de 750.000 imágenes.

El presidente del Centre Excursionista de Catalunya (CEC), Eduard Cayón, atiende a CMDsport para analizar qué efectos está teniendo la pandemia mundial del coronavirus sobre este centro, que se ha visto obligado a detener la mayor parte de su actividad. “Estamos tomando todas las precauciones para que esto no afecte a la viabilidad del club. Es un escenario incierto que supone claramente un incremento de los números negativos, que tuercen el plan de viabilidad que habíamos iniciado hace tres años y con el que estábamos saliendo de una situación delicada por un resultado operativo muy negativo”, afirma el dirigente, que por prudencia prefiere “no entrar en cifras” de pérdidas. “Las vamos actualizando semana a semana”, precisa.

Dado que la entidad no puede realizar buena parte de las actividades al aire libre que generan buena parte de los ingresos, da por hecho que el coronavirus les devolverá “a un escenario de resultado negativo”.

APLICACIÓN DE UN ERTE

Este nuevo escenario, sin embargo, esperan que no comprometa el futuro del club. La entidad tuvo que afrontar un ERTE que afectó en distinta medida a sus 14 trabajadores. No han detenido su actividad al 100%, dado que la mayoría ya están planificando cómo será el día en el que se les permita volver a la normalidad. “La gente tendrá unas ganas locas de volver a la naturaleza, esperamos poder canalizarlo para hacerlo de forma ordenada y sostenible”, reconoce Cayón. El CEC basa su trabajo en las relaciones colaborativas, un elemento con el que esperan poder seducir a una sociedad deseosa de volver a tener relaciones sociales más allá de sus respectivos hogares.

CUOTAS VITALES

Para entidades como esta, la cuota de socio supone la principal vía de ingresos. Por ello, aunque no puedan ofrecer la mayor parte de sus servicios habituales, el CEC no puede permitirse, por ahora, prescindir de ellas. Su supresión pondría en peligro la viabilidad del club. “Los socios son los propietarios del club. La cuota de socio no es para prestar servicios, es para la sostenibilidad del CEC”, aclara Cayón.

Lo que sí ha dejado de cobrar la entidad son aquellos servicios adicionales, como excursiones o actividades que, por motivos obvios, se han tenido que cancelar. Prácticas en la nieve, campamentos de Semana Santa y otras actividades que dependen de una temporada climatológica muy concreta ya no se podrán retomar. También en riesgo se encuentran los ocho refugios de montaña que coordinan, puesto que sus respectivos guardas se encuentran sin actividad y, por lo tanto, sin ingresos. El CEC tratará de aplazar todos los encuentros que pueda, pero es consciente que la agenda va a obligar a dar muchos de ellos por perdidos.

SOS ECONÓMICO A LOS SOCIOS

Sin actividades, la disminución de ingresos ha vuelto a encender las alarmas en la entidad, conscientes que su economía no dispone de un gran músculo financiero. Es por ello que, hace unas semanas, el presidente del CEC pidió un esfuerzo a sus cerca de 4.500 socios: “Les pedí, a aquellos que pudieran, que hagan una aportación adicional porque la situación económica devendrá muy complicada”.

El coronavirus ha provocado que el CEC haya tenido que detener dos de sus principales ramas de actividad: las salidas al aire libre y la actividad en la sede social.

Solamente se mantiene su actividad telemática y la que está impulsando a través de sus redes sociales (Instagram, Facebook y Twitter) y una renovada página web.

PATRIMONIO GRÁFIC0 DE 143 AÑOS

Lejos de caer en el pesimismo, el principal responsable del CEC trata de destacar los aspectos positivos que les permite afrontar el parón obligado: “este periodo nos da un espacio para pensar y hacer cosas pendientes que, por falta de tiempo, no habíamos podido hacer antes”.

Los informáticos del centro excursionista son quienes tienen más trabajo estos días, ya que trabajan a destajo para mostrar el extenso pasado del CEC. “Tenemos la gran suerte, de que tras 143 años de historia, hemos acumulado un material que ahora nuestros socios y simpatizantes pueden apreciar. Tenemos un archivo fotográfico con imágenes de distintos lugares realizadas durante la segunda mitad del siglo XIX y de la primera del siglo XX que vamos publicando por temas. Nuestros profesionales están haciendo cápsulas informativas que permiten tener a la gente activa”, relata Cayón.

El propio dirigente se sorprende de la cantidad de material que llegan a manejar. “Tenemos tanta historia que nunca encontrábamos el momento de explotar este patrimonio. Nuestro archivo, además, fue el único que no quedó dañado por la Guerra Civil en Barcelona”, añade.

SERVICIO SOCIAL

Esta, sin embargo, no es la única iniciativa que han impulsado los últimos días. Un grupo de 200 voluntarios se ha organizado para hacer llamadas a la gente mayor vinculada al club, ya que muchas de estas personas viven solas.

Otro grupo, de atención al socio, empezó el pasado 6 de abril a lanzar llamadas a los socios para llenar el CRM. “Nos faltaba información y ahora es un buen momento para pedirla, así como para preguntarles a los socios sobre sus expectativas o su visión del proyecto actual del CEC. De esto sacaremos información para consolidar, modificar o corregir cosas en base a lo que nos digan”, anota Cayón.

Asimismo, parte de los trabajadores del club se dedican estos días a preparar el plan de actividades anuales, que va de octubre a septiembre, y que normalmente solían preparar en verano.

El área de marketing, mientras tanto, estudia cómo adaptarse mejor a las expectativas de los socios mientras trata de ampliar su masa social con una oferta más atractiva y mejor dirigida. “Hemos reducido la edad media del club, que en tres años ha pasado de 68 a 53 años. Además, los últimos 400 socios tienen una edad medio de 29 años”, celebra Cayón. El impulso de sus redes sociales les ha permitido dar a conocer su actividad entre un público cada vez más joven.

RELACIÓN CON LAS ESCUELAS

Precisamente es el público joven al que la entidad se estaba dirigiendo los últimos meses a través de distintas iniciativas. Una de ellas es GR Natura, un proyecto transversal dirigido a centros educativos en el que los jóvenes aprenden a través de distintos ejes pedagógicos. “Es un servicio educativo de gran recorrido. El alumno va descubriendo cosas ligadas a la naturaleza mientras va aprendiendo competencias en matemáticas, historia, lengua, ciencias naturales o biología. Estaba funcionando muy bien, ya que estas experiencias consolidan mucho los conceptos”, constata el presidente del CEC.

El pasado 2019 superaron los 4.000 alumnos, y para este 2020 preveían doblar esa cifra. Ahora es momento de hacer balance y tratar de mejorar esta iniciativa hablando con las escuelas.

ENTIDAD PRIVADA DE SERVICIO PUBLICO

Pero esa no es la única actividad destinada a jóvenes. Otro grupo se dedica a la acción social, colaborando con entidades con chicos en riesgo de exclusión social. “Una vez que tienen cubierto lo básico para vivir, hay una fase de dignificación del ocio, y aquí aparecemos nosotros, para integrarlos en nuestros grupos de salidas de una forma normal, para que puedan tener experiencias en excursiones y escapadas”, explica el presidente del CEC. El mismo Cayón sintetiza esa labor social en una frase: “Somos una entidad privada, pero de servicio público”.


No hay comentarios

Añade el tuyo