MONTAÑA

Así lo explica su nuevo presidente, Alberto Ayora

La Fedme elude los efectos económicos adversos de la crisis sanitaria

Aspira a que la montaña supere el número de licencias de la caza y el golf

IMG_20210205_124208

El presidente de la FEDME, Alberto Ayora, propondrá a la Asamblea General situar la sede oficial de la federación en Madrid y disponer de dos oficinas técnicas en Jaca y Barcelona.

(9-2-2021). El nuevo presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), Alberto Ayora, explica que el ente federativo cerró el año 2020 con un superávit que “se está acabando de cuadrar” por la suspensión de competiciones y actividades. Parte de ese dinero ya se ha destinado a reforzar los Centros de Tecnificación y la red de refugios de montaña.

Alberto Ayora, coronel del Ejército de Tierra, miembro del Grupo Militar de Alta Montaña y experto en materia de seguridad, encara 4 años “ilusionantes” al frente de la FEDME, con el objetivo de convertirla “en la federación de referencia en el medio natural”.  Asimismo, el flamante nuevo presidente quiere intensificar la relación con las federaciones autonómicas para tejer una estrategia conjunta de promoción de la montaña y todas las modalidades deportivas asociadas. De esta manera, la montaña superaría en número de licencias federativas a la caza y el golf, situándose en tercer lugar tras el fútbol y el baloncesto.

¿Con qué sensaciones ha aterrizado como nuevo presidente de la FEDME?

Inicio la presidencia con un proyecto ilusionante. Como equipo, poco a poco nos iremos metiendo en los asuntos diarios de la federación y conoceremos las tareas de cada uno de los trabajadores. La idea es ir dando forma a nuestra estructura federativa y, de hecho, el pasado jueves aprobamos en nuestra primera Junta Directiva la creación del defensor del federado y del Comité de Ética y Transparencia. Además, nombramos los cuatro vicepresidentes.

¿Qué afectaciones económicas ha sufrido la federación a causa de la Covid-19?

Al suspenderse la mayoría de los campeonatos y actividades previstas y mantenerse los ingresos de los federados, la FEDME cerró el año 2020 con un superávit que estamos acabando de cuadrar. Para finales de febrero, se conocerá la cifra definitiva. Sin embargo, ya hemos aprobado una aportación de 50.000 euros para los Centros de Tecnificación de la Federación y otros 50.000 euros para que las federaciones autonómicas con refugios pertenecientes al convenio de reciprocidad puedan paliar la falta de ingresos a causa de la pandemia.

Mientras las federaciones autonómicas registran una tendencia al alza de nuevas licencias, los federados a nivel estatal van a la baja

¿Cómo evolucionó el número de licencias a nivel estatal el año pasado?

Cerramos el año en 117.000 federados, lo que supone un descenso de 1.800 licencias respecto a 2019. Contabilizando también las licencias exclusivamente autonómicas, el número se sitúa alrededor de las 250.000. Cabe destacar, como indicamos en nuestra web de la candidatura, que mientras las federaciones autonómicas registran una tendencia al alza de nuevas licencias, los federados a nivel estatal van a la baja.

Alberto Ayora nos describe cómo proyecta el futuro de la Fedme a 4 años vista

¿Qué estrategia seguirán para incrementar la base de federados estatal?

Normalmente, cuando alguien se federa, suele dar el paso por la cuestión del seguro o por disponer de una serie de descuentos y ventajas en tiendas, refugios u otras actividades. Sin embargo, por tan sólo 11,95 euros más puedes tener la licencia española y ser solidario con una estructura federativa que permite el funcionamiento de los Centros de Tecnificación o de los refugios. Es la FEDME la que acaba por negociar las ventajas para los federados con los organismos correspondientes. Por lo tanto, tenemos que potenciar nuestra visibilidad y un mensaje de solidaridad. Piensa que algunas federaciones, como la catalana, duplican nuestro presupuesto, mientras que otras, como la riojana, sólo disponen de 40.000 euros. Éstas últimas federaciones no podrán crecer si no las apoyamos entre todos.

¿Prevé que aumente el número de licencias global para 2021?

Los tres primeros meses del año serán clave porque es cuando se recoge la mayor cantidad de renovaciones o nuevas altas. En Madrid, según me informan, se está produciendo un incremento relevante respecto a inicios de 2020, gracias a que con el carnet de federado puedes desplazarte hasta la montaña y a que se ofrece un descuento de 7 euros a los que dejaron su licencia el año pasado y la quieren volver a recuperar. Sin embargo, otras comunidades autónomas van por debajo en número de licencias, por lo que es complicado realizar una previsión.

En su programa, aboga por el traslado de la sede oficial de la FEDME de Barcelona a Madrid. ¿Por qué?

En primer lugar, el traslado de la sede oficial es una decisión que corresponde a la Asamblea General, no es competencia mía ni de la Junta Directiva. En segundo término, nuestra idea es tener una sede oficial en Madrid y oficinas técnicas. Ahora habrá en Jaca, que es donde resido, y en Barcelona. Con esta división de las sedes promovemos que cualquiera pueda dar el paso a presentarse a presidente de la FEDME, sin necesidad de tener que trasladarse a otra ciudad. Piensa que la situación vivida, de 28 años en el cargo de una misma persona, viene determinada porque nadie dio el paso para presentarse, si lo hubiera hecho quizá Joan Garrigós se hubiera retirado antes.

Es necesario que los rescates estén medicalizados para que los accidentados reciban tratamiento in situ

Otra de las cuestiones que quiere impulsar es la creación de “modelos eficientes de rescate”. ¿A qué se refiere?

Las competencias de rescate pertenecen a las Comunidades Autónomas pero podemos hacer llegar a cada uno de sus responsables una serie de requisitos que consideramos imprescindibles. Por ejemplo, es necesario que los rescates estén medicalizados para que los accidentados reciban tratamiento in situ. A su vez, queremos impulsar una recogida de datos homogénea y crear un observatorio de accidentes a nivel nacional. Actualmente, no disponemos de las estadísticas, muy dispersas y poco compartidas por parte de cada federación autonómica.

¿Cómo debe gestionar la FEDME el incremento de asistentes a la montaña con escasos conocimientos técnicos?

Debemos proteger e incentivar el papel de los clubes sin ánimo de lucro que realizan una formación voluntaria a los nuevos practicantes, para que puedan progresar en sus actividades de montaña. Este modelo está en peligro porque dichos clubes están cada vez más envejecidos, porque muchos piensan que con un tutorial en Internet es suficiente para ser alpinista y porque existe una presión evidente desde otros ámbitos.

¿A qué ámbitos se refiere?

Nosotros ejercemos en el contexto deportivo pero luego existe el ámbito del trabajo, con las empresas de turismo activo. Entiendo que ellos son autónomos que demandan una clientela y que algunos clubes pueden actuar como empresas encubiertas, cosa que hay que combatir… Pero eso no exime a algunas empresas para que oferten actividades donde supuestamente se incluye la cobertura de la tarjeta federativa de manera irregular. En la montaña hay espacio suficiente para todos.

Otra propuesta ‘curiosa’ de su programa es el cambio de siglas de la FEDME.

Nuestra mayor masa social son los senderistas pero han quedado diluidos bajo una nomenclatura que da más protagonismo a otras modalidades. La idea sería incluir en el nombre el término de senderismo, como ya ha aprobado alguna federación autonómica.

¿Cómo valora la relación con las federaciones autonómicas y qué estrategias conjunta va a seguir?

Hasta ahora, se venía realizando una reunión de presidentes, a la que no todos asistían y que no tenía su plasmación en los estatutos. Ni siquiera se levantaba acta. Ahora, hemos creado una Comisión Interterritorial, con la presencia de todos los presidentes, gerentes y técnicos para desarrollar un trabajo en red. Cada autonomía tiene su casuística pero en muchas cuestiones podemos establecer estrategias conjuntas.

Me gustaría organizar una jornada de trabajo donde estén presentes todas las empresas relacionadas con el outdoor

¿Qué relación pretende establecer con las tiendas y marcas del sector del outdoor?

Priorizaremos los acuerdos de patrocinio con marcas españolas. Ahora se acaba el acuerdo con Millet para vestir a nuestros atletas de esquí de montaña y nuestra intención es firmar con una enseña nacional. Por otro lado, la FEDME no es solo deporte, representa una forma de vida y de defensa del medio ambiente, de unos determinados valores. Además, me gustaría organizar alguna jornada de trabajo en la que estén presentes todas las empresas relacionadas con el outdoor, incluidos los medios de comunicación.

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo