MONTAÑA

Análisis del mercado español de esta categoría

Los proveedores destacan el "momento dulce" del trail running

De izquierda a derecha, Oscar Bel (The North Face); Víctor Benasco (Asics); Fernando Castiella (Chiruca); Eduard Celades (Lafuma); Josep Maria Morera (Merrell); y Joan Noguer (Salomon).

(25-8-2010). Por un cambio de escenario para el running, por estética, por moda o por prestaciones, el calzado de trail-running atraviesa un momento muy dulce y todos los proveedores están apostando por él. Este producto combina el éxito de dos categorías que se muestran claramente en crecimiento, el outdoor y el running, y está logrando una presencia cada vez mayor en las colecciones de las marcas de montañismo.

La gran acogida que el running está teniendo en los últimos años se traslada ahora a la montaña porque el corredor busca nuevos escenarios, más ligados a la naturaleza y que ofrezcan un terreno más blando, contrapuesto a la dureza del asfalto. Esta es la principal tesis con la que los proveedores de calzado de trail-running justifican la positiva evolución que registra esta categoría. “El trail-running conecta el running urbano con la naturaleza, la gente tiene una sensibilidad especial a correr en un espacio más natural”, argumenta Eduard Celades, responsable comercial de Lafuma.

En el mismo sentido, Òscar Bel, director general de The North Face en España, sostiene que “la persona que lleva tiempo corriendo tiende a buscar algo diferente en el trail-running. A esto se suma el aumento del trekking y de las actividades relacionadas con el outdoor, aunque creo que el incremento del trai- running se debe sobre todo al impulso del running”. También Víctor Benasco, director de grandes cuentas de Asics, detecta la evolución de algunos corredores “a dejar el núcleo urbano a favor de zonas más aireadas”.

Gonzalo Martín, del departamento de Marketing y Ventas de Tecnica, comenta que el éxito del trail-running "puede deberse a distintos factores". "No es un deporte caro, no requiere federarse o adscribirse a ningún club, se puede practicar solo o en compañía, no tiene una duración máxima ni mínima, etc. Es una especialidad que reúne todas esas características, pero que además añade un componente recreacional extra como es salir a la montaña o al campo, en definitiva fuera del entorno urbano al que estamos acostumbrados. Además el hecho de que las distintas marcas innoven y saquen al mercado nuevos productos hace que la práctica de esta disciplina sea más fácil y los corredores logren nuevas metas, es decir, se genera una retroalimentación muy positiva que ayuda a que este deporte se afiance", señala.

Posible saturación
La creciente apuesta de todas las marcas por el trail-running pone sobre la mesa la duda sobre una posible saturación del mercado a corto-medio plazo. Joan Noguer, product manager de Salomon, cree que el incremento de firmas que apuestan por esta categoría en sus muestrarios “es muy positivo tanto para el mercado como para el deporte en general”.

Por su parte, Fernando Castiella, director comercial de Chiruca, descarta una saturación porque, en su opinión, “no hay tantos practicantes de trail-running, ya que es un deporte que requiere una condición física excelente y está claro que este calzado no sólo lo emplean los que lo practican, sino que el gran poder de prescripción de los corredores de montaña y la estética de estas líneas atraen a un amplio abanico de público por el factor moda”.

David Matamoros, de Diadora, también señala que “todo el trail-running que se está vendiendo no se está comprando para correr por la montaña”, sino que también se usa, por ejemplo, “para caminar en periodos del año más cálidos”. Para él, el trail-running seguirá creciendo “porque se está comiendo tal vez segmentos de otro tipo de calzado de montaña”.

Sin embargo, Josep Maria Morera, responsable comercial de Merrell en España, indica que “una de las tendencias que se aprecian en el mundo del deporte es que cuando se ve que una categoría está despuntando, todo el mundo centra sus objetivos de compra en ella”. Aunque cree que llegar a una saturación “es difícil teniendo en cuenta el punto de partida” no descarta que pueda haberla a corto-medio plazo “si la mayoría de los operadores ponen ahora sus miras en el trail-running y lo hacen además mostrando una oferta muy similar”.

La presencia en las colecciones, en aumento
Las colecciones de calzado de las marcas de outdoor muestran cada vez un mayor número de referencias de trail-running que, en muchos casos, es aún bajo sobre el total de su oferta, pero ha ido en aumento en los últimos años. Es el caso de The North Face, que asegura que las ventas de esta categoría en las programaciones para verano 2011 se multiplicarán “al menos por cinco”. Para Chiruca, el trail-running supone un 15% de los modelos de su próxima colección de calor 2011. Su responsable comercial apunta que “el trail-running surgió en 2004-2005 y se pensaba que era una moda pasajera, pero la tendencia sigue al alza”.

En el caso de Merrell, Morera precisa que esta disciplina concentra en torno al 10-15% del total de las ventas, “un porcentaje pequeño pero que ha ido aumentando en las últimas colecciones”. “Hay que tener en cuenta que nuestra marca está muy presente en EE.UU. y que el trail-running crece sobre todo en Europa, pero no está registrando el mismo incremento en el mercado estadounidense. Se manifiesta como una oportunidad de negocio, pero no en Estados Unidos, por lo que muchas de las marcas han estado tanteando esta categoría pero no han hecho una gran apuesta”, valora.

El peso del trail-running se dispara en el caso de Salomon, para quien, en 2010, supondrá el 35% de sus ventas en valor y un porcentaje aun mayor en volumen. Y es que la enseña ya lanzó en 1996 el primer modelo concebido para “hacer algo más” que caminar por la montaña.

Los proveedores coinciden en que el trail-running es un segmento que despunta y creen que su éxito va más allá de una “moda pasajera”, por lo que, de momento, seguirán apostando por él.


No hay comentarios

Añade el tuyo