MONTAÑA

Asociación empresarial pionera

Ultiman la creación de la asociación catalana de rocódromos

Por el momento figurarían 25 empresas

lucas-vinagrete,-presidente-asociación-catalana-de-rocódromos-bis

Carles Bosch, gerente de los rocódromos la Sala Batec, en Sant Quirze del Vallès, y Kimera Climbing, en Gavà, se perfila como presidente de la inminente asociación catalana de rocódromos.

(24-8-2021). Cataluña será la primera comunidad autónoma de España que tendrá una asociación empresarial de rocódromos. Cerca de una treintena de centros han dado su beneplácito para formar un ente que, si nada se tuerce, verá la luz oficialmente el próximo mes de septiembre. Aspira a dar voz a este tipo de instalaciones.

Los rocódromos catalanes tendrán muy pronto voz propia y un portavoz específico. Este mes de septiembre se formalizará la constitución oficial de la Asociación Catalana de Rocódromos, una alianza entre distintas pequeñas y medianas empresas con ánimo de lucro especializadas en rocódromos y que buscan que esta tipología de negocio disponga de un interlocutor que defienda sus intereses.

“Durante la pandemia vimos que había muchos sectores que estaban representados y que tenían un altavoz, pero nosotros no. Queremos que se nos tenga en cuenta. No nos sentíamos representados, porque no somos gimnasios”, explica a CMDsport quién será su primer presidente, Carles Bosch. Este empresario es el gerente de dos rocódromos: la Sala Batec, en Sant Quirze del Vallès, y Kimera Climbing, en Gavà.

Una vez la asociación esté constituida, se designará y contratará una persona que ejerza como portavoz, interlocutor y gerente encargado de gestionar el día a día de la asociación.

Tras haber aprobado un acta fundacional, la asociación está en trámites burocráticos para formalizar su creación. A día de hoy, son unos 25 los centros que integran esta unión, aunque el reto de sus impulsores es conseguir incluir a todos los rocódromos privados que hay en Cataluña, y que cifran en alrededor de 40.

ESPERAN RÉPLICAS EN ESPAÑA

Los impulsores de esta iniciativa, pionera en nuestro país, esperan que sea una semilla que en el futuro cree réplicas en otras comunidades autónomas y, si es posible, también en forma de una asociación empresarial nacional que defienda los intereses de todos los rocódromos españoles.

“Creo que Madrid será la siguiente comunidad en crear una asociación autonómica, porque es el otro territorio líder que tiene una gran presencia de rocódromos importantes”, constata Bosch.

UNIR FUERZAS EN UN SECTOR ASCENDENTE

La Asociación Catalana de Rocódromos nace con el objetivo de unir fuerzas para ayudar a profesionalizar un sector que ha crecido mucho en los últimos meses -y que se espera que lo haga más en el futuro, gracias al impulso de los JJOO-, pero que aún está formado mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas que, de forma individual, no siempre tienen acceso a determinados recursos.

“La asociación dará la posibilidad de acceder a elementos como servicios jurídicos, intentará concretar aspectos como las titulaciones requeridas en los rocódromos, profundizará en la relación con las federaciones de montaña y escalada y también con las administraciones públicas, algo que no existe hasta ahora de forma colectiva y que hemos echado de menos”, resume Bosch.


No hay comentarios

Añade el tuyo