MONTAÑA

Pedro Partal, fundador del blog Encorda2

Alertan de los riesgos de ‘low costizar’ y masificar la montaña

everest

La difusión de la imagen sobre la cola para culminar el Everest convida a una reflexión sobre la masificación en la montaña. (foto: AFP).

(27-5-2019). En los últimos días, la foto de montañeros haciendo cola para llegar a la cima de Everest se ha hecho viral. ¿Se está masifcando la montaña? ¿Hay demasias empresas de actividades outdoor? ¿Su oferta es siempre adecuada? Pedro Partal, responsable del blog y el canal de youtube Encorda2, lo analiza.

Pedro Partal es guardia civil de rescate en montaña y experto en seguridad en este ámbito. En los últimos años, ha ocupado diversos cargos, como director del comité de seguridad en montaña de la Federación Andaluza de Montañismo o presidente de la Sociedad Española de Medicina y Auxilio en Montaña. En la actualidad, es delegado nacional de la especialidad Greim en la Asociación Unificada de la Guardia Civil. En el año 2010, fundó el blog Encorda2, especializado en seguridad en la montaña, con el objetivo de promover una práctica más segura y que se ha convertido en uno de los principales blogs de montaña en nuestro país. Encorda2 cuenta también con un canal de youtube desde el que se aportan consejos y que cuenta con cerca de 45.000 suscriptores.

montaña

Pedro Partal es el fundador del blog y el canal de yutub Encorda2.

La inquietud por el precio, un enemigo de la montaña

Partal advierte de los riesgos de la preocupación constante del consumidor por el precio, no sólo a la hora de comprar el material sino de elegir al guía de montaña o empresa a la que confiamos el desarrollo de una actividad. Tal como explica, en los últimos años han proliferado grandes empresas de naturaleza y aventura que mueven a un gran sector del público y ofrecen un extenso abanico de actividades. Algunas de estas compañías, según señala Partal, “son empresas muy grandes, low-cost, que tocan todos los palos, subcontratan servicios y cuentan con personal con formaciones de dudosa procedencia. Se promocionan a través de ofertas en Internet, llenan autobuses, llevan a sus clientes a realizar una actividad y no se preocupan de que vuelvan. El objetivo no es fidelizar al usuario”.

Los guías de montaña son los padrinos de la seguridad

Para Partal, este modelo de negocio corre el riesgo de ‘low costizar’ y masificar la montaña. “Es una apuesta por un turismo de masas muy alejado de los valores del montañero y que equiparo al turismo de borrachera de las zonas de playa; el turismo debe ser una experiencia más agradable”, defiende.

La seguridad en juego

Partal incide en la importancia de que el usuario se deje guiar y acompañar por expertos con formación y experiencia acreditadas, y que “se preocupan e interactúan” con el usuario. Asimismo, pide a los practicantes que no tengan en cuenta el precio como factor principal de decisión a la hora de escoger a su guía de montaña “porque la experiencia y el conocimiento se pagan”. “No se puede dejar algo tan importante como la seguridad de tu familia en una empresa sin credenciales. Los guías de montaña son los padrinos de la seguridad”, insiste.

Vemos a usuarios muertos de frío porque han hecho un barranco con un neopreno roto o que no es de su talla

Es por esto que aconseja a los guías de montaña que no bajen precios, porque “tienen que seguir formándose, pagar impuestos, comprar material de calidad, etc.”. El material sería, de hecho, otro de los aspectos a tener muy en cuenta, ya que muchas de estas empresas que ofrecen precios atractivos no lo cuidan “y vemos a usuarios muertos de frío porque han hecho un barranco con un neopreno roto o que no es de su talla. O les piden que se lleven sus propias zapatillas, a pesar de que no sean adecuadas para esa actividad y corran el riesto de torcerse un tobillo”.

Las tiendas de montaña, afectadas por la misma ‘obsesión’ por el precio

El responsable de Encorda2 cree que la situación descrita para los guías de montaña también se traslada, salvando los matices, a la venta de productos outdoor. “Vivimos en un mundo muy complejo y cambiante en el que el cliente busca el precio más barato posible y utiliza a las tiendas físicas como probador, lo que está avocando a muchos comercios al cierre”, sostiene.

En la misma línea, critica que el comprador valora el precio por encima de la experiencia y el asesoramiento del detallista. “De la misma manera que las pequeñas empresas de guías de montaña no pueden competir con las grandes compañías de aventura y naturaleza, los pequeños comercios tampoco pueden hacerlo con los grandes operadores de Internet aunque sean mejores conocedores del producto”, lamenta.

El consejo del profesional, en entredicho

Pedro Partal observa que el pequeño comercio especializado lo tiene más difícil para captar al público joven, que prefiere comprar online y que “se fía más de un comentario en Internet que del asesoramiento de un experto”. El experto compara esta situación con la de los clubes de montaña: “Están envejeciendo y no atraen al público joven, que prefiere usar otros medios distintos de formación y dejarse aconsejar por Internet sin el criterio suficiente para saber si lo que le están ofreciendo es fiable o no”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo