MONTAÑA

Ángel Fernández, gerente de Izadi Kirolak, nos da algunas recomendaciones

Cómo preparar la mochila para una travesía de dos días

(foto: edepa.es)

La mochila es uno de los elementos fundamentales a la hora de plantearse hacer una travesía. Hay elementos que no podemos olvidar ya que pueden ser muy necesarios y evitarnos situaciones incómodas e incluso de riesgo. Ángel Fernández, responsable de la tienda especializada en montaña Izadi Kirolak (San Sebastián), nos da algunos consejos dirigidos a aquellos que quieran hacer una ruta de dos días en primavera.

Empieza la temporada de montaña y antes de salir hay que tener en cuenta qué tipo de ruta vamos a realizar para preparar la mochila de forma adecuada. Ángel Fernández, responsable de la tienda Izadi Kirolak, nos explica qué debemos llevar en la mochila si nuestro objetivo es hacer una travesía de dos días en primavera, sin dificultades técnicas.

El primer paso es contar con una mochila adecuada. “Es muy importante que la mochila sea cómoda y de calidad ya que nuestra espalda nos lo agradecerá”, explica Ángel Fernández quién añade que para una travesía de estas características “aconsejaría que tuviera una capacidad de 30 o 40 litros”.

Material técnico
Teniendo en cuenta que se trata de una ruta sin dificultades técnicas lo más importante en este sentido sería llevar “unas buenas botas de media caña como mínimo que no sean muy pesadas, que tengan una buena suela y que agarren bien el tobillo”, explica Ángel Fernández. Un par de bastones de trekking no pueden faltar en la mochila.

Un impermeable, sobre pantalón, forro polar, camiseta térmica y otra de algodón para cambiarse durante los descansos, calcetines, guantes, gorra y gafas de sol son parte importante del equipo.

Otro de los imprescindibles en una tela de supervivencia. “Es importante llevarla siempre, es ligera y nos puede evitar problemas”, apunta Fernández quien añade que la montaña es imprevisible y nos podemos encontrar inesperadamente en medio de una tormenta, que se nos haga de noche andando…”. Una pequeña linterna de socorro es otro de los objetos importantes así como un silbato.

Tampoco puede faltar en la mochila un mapa y una brújula o un GPS. Y dependiendo de si dormimos en refugio o en tienda de campaña optaremos por un saco sábana o un saco de dormir.

Botiquín
Es importante ser previsor y llevar un pequeño botiquín con “esparadrapo, betadine, tiritas, gasas, crema solar… y también es interesante contar con imperdibles y cordel fino” explica Fernández quién explica que estos pequeños elementos nos puedes solucionar imprevistos.

Alimentación y sistema de hidratación
En cuanto a la alimentación durante la ruta el especialista explica que “actualmente en el mercado hay muchas opciones, barritas, geles aunque yo prefiero frutos secos como los higos, pasas… que se digieren fácilmente y embutidos o quesos, pero eso ya es decisión de cada uno, según preferencias”. Por otra parte es importante llevar cantimplora o sistema de hidratación y “recomiendo llevar pastillas potabilizadoras”.

Por último Ángel Fernández también recomienda incorporar una bolsa estanco para proteger la documentación… Una serie de consejos que seguro nos ayudarán a preparar una mochila útil para nuestras rutas.

Más información: http://www.izadi.net


No hay comentarios

Añade el tuyo