MONTAÑA

Propuestas de Rafting Llavorsí en el Noguera Pallaresa

El mejor rafting para este verano

Las rutas se organizan según diferentes niveles de dificultad.

(19-7-2011). “Por 35 euros se disfruta de dos horas de aventura y diversión, con la máxima seguridad y total comodidad. Sólo hay que pensar en traerse un bañador y una toalla”. Manel Irimia, el guía en activo más antiguo del Pallars , vuelca toda su experiencia de 25 años en su puesto de director de Rafting Llavorsí, la mayor empresa de deportes de aventura de la comarca y líder destacado en toda España.

El río es la clave. El Noguera Pallaresa nace en el Pla de Beret, a 2000 metros de altura, recoge el agua de varios valles y surca de norte a sur el Pallars Sobirà hasta desenvocar en el rio Segre. Los embalses regulan el caudal de manera muy organizada: “En 40 kilómetros hay tramos muy bravos con fuertes desniveles y zonas planas más tranquilas, explica Irimia, que aprovechamos para ofrecer actividades para todo tipo público, desde el más activo a familias con niños”.

El verano es la época más adecuada para quienes se inicien en el rafting porque los descensos son más suaves: “El río es noble y nos da muchas posibilidades”, opina Manel Irimia. Si se quieren emociones más fuertes se puede optar por la canoa de rio, por ejemplo, que en primavera no es aconsejable practicar si no se es muy experto: “Para nosotros, la seguridad va siempre por delante de la diversión”, añade.

Precisamente por seguridad, hay dos situaciones en las que el equipo de Rafting Llavorsí no permitiría a sus clientes iniciar un descenso en sus embarcaciones: que el río baje con un nivel exagerado de agua (esta es la más importante) y también que las condiciones físicas de una persona no sean las adecuadas. “Esto último nos ha pasado pocas veces pero se ha dado, en ese caso ofrecemos otras actividades alternativas a los clientes. En cuanto a los niños, es un deporte que se puede practicar en verano desde los 6 o 7 años; aquí influye más la constitución física que la edad”.

La experiencia ha hecho evolucionar su oferta hacia “la comodidad para nuestros clientes de un servicio integrado”, en palabras de Irimia. Con una sola llamada pueden contratar alojamiento, transporte y actividades, además de los equipamientos personales para el descenso: casco, chaleco salvavidas y trajes de neopreno. “Proporcionamos los trajes de neopreno (tenemos más de 1000 de todas las tallas) porque son también una medida de seguridad: si se cae al agua y está muy fría, se evita sufrir un shock”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo