MONTAÑA

José Luis Antón Ortega, director técnico de Espacio Acción, nos da algunas pautas

Cómo iniciarse al alpinismo

El alpinismo requiere conocer y dominar las técnicas de piolet y crampones, así como el uso de la cuerda y la progresión en cordada. José Luis Antón Ortega, director técnico del centro de formación y entrenamiento Espacio Acción (Madrid), aporta algunos consejos para aquellos que quieran iniciarse en esta disciplina.

El alpinismo es un deporte que comporta cierto riesgo, de ahí la importancia de estar preparados y contar con unos conocimientos básicos. En primer lugar es importante “tener un conocimiento del medio invernal así como del equipo”, explica José Luis Antón Ortega.

Por otra parte, indica que “también hay que tener conocimientos de planificación de rutas, esto implica saber interpretar mapas, aprender orientación y contar con informaciones que pueden ser muy útiles sobre aspectos meteorológicos, aludes, rescates… Las técnicas de progresión con piolet y crampones, los anclajes en nieve, hielo y roca, el montaje de reuniones en todo tipo de terrenos así como los aseguramientos con cuerda, progresión de la cordada y las técnicas de descenso son elementos imprescindibles que hay que dominar”.

¿Todos podemos iniciarnos?
Según Antón, “cualquier persona puede iniciarse en alpinismo pero como es lógico, es conveniente estar en buena forma física y dispuesto a soportar un mínimo de incomodidades propias de las condiciones invernales”. No es necesario haber realizado otros deportes relacionados con la montaña como la escalada pero sí, conveniente. “Si hemos practicado senderismo, escalada o esquí, nos será más fácil iniciarnos”, asegura el técnico de montaña.

El equipo
Para iniciarse es necesario contar con un equipo técnico. “Lo primero es tener ropa y calzado adecuados: ropa interior caliente, ropa exterior impermeable, buenos guantes… En cuanto al material duro, en principio nos bastará con piolet y crampones, pero pronto necesitaremos arnés, cuerda y anclajes. También se necesita una buena mochila para transportarlo todo y protegerlo de la intemperie”, recomienda.

¿Dónde iniciarse?
En este sentido, el técnico apunta que “para la iniciación son excelentes montañas como la Sierra de Guadarrama y Gredos, en invierno. En ellas hay múltiples y diferentes posibilidades para practicar todas las técnicas”.

Para aquellos interesados en probar un curso de iniciación puede ser la mejor opción: “Nuestros cursos de iniciación al alpinismo duran cuatro días. A partir de aquí, será la práctica y la experiencia lo que nos dé el control. Con una práctica habitual, en un par de años se pueden hacer rutas y ascensiones difíciles”, explica.

Eso sí, hay que contemplar el riesgo que implica la práctica de este deporte, ser conscientes y estar preparados técnicamente para evitar accidentes.

Más información: www.espacioaccion.es

 


No hay comentarios

Añade el tuyo