MONTAÑA

Asunción Yaguas, monitora de Mirando al Sur, nos da unas nociones

¿Qué es un bautizo de escalada en roca?

Los monitores cuidan de que la actividad se desarrolle con total seguridad.

Para aquellos que nunca han escalado en roca, pero sienten cierta inquietud por probar esta disciplina deportiva, qué mejor que un bautizo para conocer de cerca las sensaciones que aporta este deporte y empezar de una forma segura y bajo la supervisión de profesionales. Asunción Yanguas, monitora de la empresa Mirando al Sur, nos explica en qué consiste esta actividad.

Un bautizo de escalada en roca es una buena forma de iniciarse en este deporte que necesita de conocimientos técnicos, así como de un material específico. Una experiencia apta para todos los públicos que tiene como objetivo que aquellos que se animen se pongan a prueba lejos de cualquier riesgo. “Se trata de una actividad que está abierta a todos los perfiles. No importa la edad ni la forma física ya que se empieza de cero. Se trata de que las personas que quieran prueben la sensación de escalar en roca, en plena naturaleza”, explica la monitora de Mirando al Sur Asunción Yanguas.

El equipo y algunas nociones técnicas
El primer paso es conocer el material necesario para la práctica de escalada en roca, saber para qué sirve y utilizarlo. “Explicar qué es y para qué sirve un arnés, un mosquetón o una cuerda son elementos fundamentales para alguien que escala por primera vez”, apunta Asunción Yanguas, quien hace incidencia en la importancia de aprender algunos aspectos como el cuidado que necesita el material: “Hay que saber por ejemplo que hay que evitar pisar las cuerdas, cuidarlas para que no se deterioren, etc.”.

Aprender algunas técnicas básicas forma parte del bautizo. “Durante esta sesión que dura aproximadamente unas cinco horas los participantes aprenden la técnicas de los tres puntos de apoyo, o los nudos básicos como el de anclaje. También se les enseña a rapelar para que sepan descender por una cuerda”, explica.

Sin ningún riesgo

“Las paredes donde se realizan los bautizos son totalmente seguras, no tiene ningún peligro”, asegura Yanguas, quien además añade que “las vías siempre están bien aseguradas”. Además, un equipo de profesionales experimentados controlan en todo momento los movimientos de los principiantes quienes escalan a pocos metros del suelo.”.

Pero hay que ser conscientes y tener claro que el bautizo es solo un primer contacto con este deporte. En ningún caso es suficiente para ser autónomo e intentar escalar posteriormente por libre: “Para ello hay que realizar otros cursos en los que enseñamos a montar y desmontar vías…”, advierte.

Una buena fórmula para experimentar sensaciones nuevas de una forma segura y descubrir si la escalada puede convertirse en una afición.

Más información: www.mirandoalsur-aventura.com


No hay comentarios

Añade el tuyo