Quantcast

MONTAÑA

Christian Klauer afirma que la escalada indoor "vive un año de reajustes y de menor inversión"

Klauer insta a las federaciones de montañismo a involucrarse más con los rocódromos

"La mala gestión de los rocódromos públicos perjudica al sector"

Christian Klauer, fndador de la empresa Klauer

El fundador de la firma de suministros para rocódromos Klauer, Christian Klauer, señala que “los consumidores cuentan con menos poder adquisitivo y eso se refleja en los rocódromos, dónde acuden menos clientes”.

(17-5-2024). Christian Klauer, fundador de la firma de suministros para rocódromos Klauer Climbing Service, destaca que este 2024 está siendo un año marcado por la incertidumbre y por una bajada de la inversión por parte de los operadores del sector, lo que está causando una desaceleración en el mismo. El empresario insta a las federaciones de montañismo a involucrarse más con este sector.

Pese a las dificultades que caracterizan al actual escenario de los rocódromos en España, el director de Klauer Climbing Service, Christian Klauer, sostiene que el sector aún tiene margen de crecimiento y profesionalización, especialmente en España, dónde el panorama está “empezando a despegar y existe un gran potencial de desarrollo todavía en ciudades medianas y pequeñas”.

¿Cómo ve la actividad de los rocódromos este año?

La coyuntura post covid, marcada por la inflación de los costes de la materia prima y los conflictos bélicos, ha afectado a todos los mercados, incluido al de la escalada indoor. Desde el año 2016, el sector había experimentado un crecimiento anual cercano al 50% con numerosas aperturas de rocódromos.

La contención del consumidor está mermando los índices de asistencia, así como el interés de los inversores por este sector

Sin embargo, desde agosto del pasado 2023, se ha observado una desaceleración en ese crecimiento. Es por ello que sería positivo que este 2024 fuera un año estable y que, al menos, termine como empezó. Este 2024 está protagonizado por los reajustes y una menor inversión por parte de los rocódromos.

Los consumidores cuentan con menos poder adquisitivo y eso se refleja en estas instalaciones a las cuales acuden menos clientes, lo cual provoca que los inversores apuesten menos por el sector.

¿Ha pasado de moda la escalada indoor?

Estamos muy lejos de ese punto. El margen de crecimiento es mucho, así como el margen de profesionalización del sector. El auge en España apenas está empezando y no hay tantos rocódromos como en otros países de Europa. Aquí el panorama es diferente, con una gran cantidad de instalaciones en grandes ciudades como Barcelona y Madrid, pero todavía queda mucho margen de crecimiento en ciudades medianas y pequeñas.

Es probable que proliferen los centros que combinen varias disciplinas deportivas

¿Qué cambios se esperan en el sector para este año?

Es posible que haya una mayor integración de tecnología, como sistemas de LEDs o apps, para mejorar la experiencia de los usuarios. También es probable que se vean más centros que combinen varias disciplinas incluyendo la escalada, como el reciente ejemplo en Bilbao, dónde se ha inaugurado un centro que combina escalada y pádel.

Pero es importante que se haga correctamente. Actualmente, muchas personas quieren implantar un rocódromo pero carecen de la información necesaria para hacerlo correctamente.

¿Qué tipo de rocódromos no están bien gestionados?

Es común en la obra pública que, al final, se construyan rocódromos que no cumplen con los estándares técnicos adecuados. También ocurre a menudo que estos establecimientos no tienen una estrategia clara y que cuentan con presupuestos limitados. Se prioriza la baja inversión sobre la calidad, y la gestión suele ser insuficiente al no contar con un inversor comprometido detrás del proyecto.

En estos casos, la experiencia del usuario no es lo suficientemente buena, lo que provoca un estancamiento en el sector porque los clientes no quieren repetir la experiencia.

¿Las federaciones de montañismo se involucran con el sector?

Las federaciones apenas se están involucrando con este sector. Aprovechan las instalaciones privadas para acuerdos puntuales, pero esas colaboraciones no son constantes. Sería beneficioso que hubiera más colaboraciones para un mayor beneficio de ambas partes.

La modalidad de escalada de montaña y la indoor comparten algunos puntos en común, pero es necesario diferenciar claramente una de la otra por parte de las federaciones, como hace la Federació d’Entitats Excursionistes de Catalunya. Es hora de empezar a trabajar seriamente para ofrecer un mejor servicio al escalador de rocódromos.

Las federaciones podrían invertir para facilitar la entrada de los deportistas federados a cualquier rocódromo

¿Cómo podrían colaborar?

Las federaciones, por ejemplo, podrían colaborar con los rocódromos para integrar a los profesionales del deporte en estas instalaciones y que empiecen a verlas como una opción interesante. En la actualidad, estos deportistas no son el cliente ideal porque requieren ciertos criterios especiales y más competitivos que los rocódromos normalmente no pueden cubrir. Las federaciones podrían invertir para adaptar las instalaciones a esos perfiles y facilitar la entrada de los deportistas federados a cualquier rocódromo.

Desde que Klauer inició su actividad, hemos sido proveedores de alrededor de 150 rocódromos en toda España

¿Qué rol tiene Klauer en el sector de los rocódromos?

Klauer empezó su singladura en 2015. La idea empezó cuando vivía en Alemania y vi que la escalada allí era accesible al gran público. Me propusieron llevar a España marcas que necesitaban un distribuidor. Entonces, vi que en España no se estaba explotando este tipo de escalada más comercial y decidí emprender.

En Klauer nos dedicamos a vender material para los rocódromos, pero también realizamos otro tipo de acciones como servicios de montaje, entre otras actividades. En casi 10 años desde que Klauer inició su actividad, hemos sido proveedores de alrededor de 150 rocódromos en toda España.


No hay comentarios

Añade el tuyo