MONTAÑA

Explorada por primera vez una gruta en O Courel

La sima tiene 50 metros de profundidad

(18-10-2011). El descenso a la sierra de O Courel ha sido realizado por miembros de la sección gallega del Espeleo Club de Descenso de Cañones (ECDC) y del Club Deportivo Espeleo-Casteret, de Castilla y León. Juntos han explorado una gruta de roca caliza en la que hasta ahora no había entrado nadie.

La cavidad consiste en una sima vertical de unos 50 metros de profundidad. Para llegar hasta el fondo fue preciso desobturar previamente un estrecho conducto situado en la parte alta del pozo, taponado por piedras y por osamentas de reses muertas que los vecinos de la zona arrojaron hace muchos años al agujero. Por debajo de este conducto hay un pozo estrecho de unos veinte metros, un par de salas más anchas y otros dos pozos de unos diez y quince metros de alto, respectivamente. En el fondo de la sima, según indican los espeleólogos, hay un pequeño regato que se cuela por una hendidura demasiado estrecha para permitir el paso de personas.

La sima, que será topografiada más adelante por los espeleólogos, lleva el nombre de Taro da Cruz, dado tradicionalmente por los vecinos a esta zona. La palabra taro -monte o elevación- es típica de la toponimia de O Courel. Aunque no alcanza la profundidad de otras simas de la zona, ofrece bastante interés para la práctica de la espeleología. «Eso sí, hay que bajar con mucho cuidado -advierten sus primeros exploradores- porque las paredes calizas tienen unas aristas muy cortantes». Los espeleólogos también han señalizado con una pequeña alambrada la boca de la sima, a fin de prevenir posibles accidentes.


No hay comentarios

Añade el tuyo