MONTAÑA

UR Pirineos nos propone un descenso en hidrospeed en el Prepirineo Aragonés

Hidrospeed en el Gállego, sensaciones espectaculares en contacto con el agua

(Foto: UR Pirineos)

(19-6-2012). Esta época del año es perfecta para la práctica de hidrospeed en el Gállego, ya que el río tiene más caudal y permite unas sensaciones espectaculares. Así lo afirma Ana Fernández-Baldor, responsable de atención al cliente de la empresa UR Pirineos, quien nos propone un descenso por este río a su paso por el Reino de los Mallos.

Para aquellos que todavía no  lo conozcan, el hidrospeed consiste en el descenso de ríos con un trineo flotante sobre el cual se va tumbado y cuya propulsión se consigue a través de unas aletas. Una experiencia impresionante para la que es imprescindible “sentirse cómodo en el agua y haber aleteado con anterioridad”, explica Ana Fernández- Baldor, responsable de atención al cliente de UR Pirineos. 

Descender el Río Gállego

El río Gállego a su paso por el Reino de los Mallos es la propuesta que nos hacen desde esta empresa de deportes de aventura. “Es un enclave ideal debido a la orografía del propio río, que origina unas secciones de rápidos muy propicias para la actividad, un caudal constante que permite su navegación desde marzo  y hasta octubre y una climatología agradable debido a su situación en la vertiente sur de  las sierras exteriores Pre-pirenaicas”.

Además, este recorrido cuenta con un tramo especialmente indicado para la práctica de hidrospeed, “está comprendido entre el pantano de la Peña y la zona de la Raya. Se trata de un tramo continuado de unos 5 Km de longitud, en los que las sensaciones están aseguradas, especialmente si la actividad se desarrolla con gran volumen de agua”.

Emoción y diversión

El hidrospeed es seguramente el deporte más emocionante de los que se pueden practicar en el Gállego sin disponer de conocimientos previos. Eso sí, no se trata de un deporte dirigido a todos los públicos ya que es necesario saber nadar y tener una forma física aceptable para no terminar derrotado.

Pese a lo que podamos pensar a priori el descenso en hidrotrineos es una de las actividades menos frías que se realizan. “El hecho de estar en continuo movimiento provoca una continua generación de calor”, afirma Ana Fernández-Baldor, quien añade que “la adrenalina comienza a despuntar antes de haber accedido al río, porque ver los aliviaderos de la presa soltando toda el agua no deja de ser un espectáculo en sí mismo. Otro de los momentos álgidos es la entrada al cañón, donde podremos disfrutar de un baño bajo unas preciosas cascadas”.

El recorrido continúa y, si las fuerzas lo permiten, es posible “intentar hacer surf en alguna de las olas estáticas que forma el río. Según la responsable de atención al cliente de UR Pirineos, “la sensación de velocidad sin movernos del sitio está asegurada”. Como colofón, el final del tramo proporciona una de las vistas más increíbles sobre los Mallos de Riglos. “Desde el agua podremos disfrutar del perfil de los colosos pétreos y los buitres que anidan en sus inmediaciones”.

Equipamiento

Para la práctica de este deporte es imprescindible un traje de neopreno específico para el hidrospeed que tiene unas protecciones en la cara anterior de la pierna para proteger de posibles golpes. También es necesario el uso de casco, un chaleco que cumple doble función; protege la columna vertebral y facilita la flotación, escarpines de neopreno con suela y aletas tipo body-board. Toda una experiencia para los espíritus aventureros que combina deporte, emoción y grandes sensaciones.

Más información: http://www.urpirineos.es/


No hay comentarios

Añade el tuyo