MONTAÑA

El atleta ha sido el vendedor de la edición de este año de la Transvulcania

Luís Alberto Hernando: "Ganar la Transvulcania es el mayor éxito deportivo de mi carrera”

Luís Alberto Hernando, en lo alto del podio de la Transvulcania 2014, flanqueado por Kilian Jornet (a la izquierda) y Sage Canaday (a la derecha). Foto: EL DIARIO.ES

(14-5-2014). Hace poco más de dos semanas, hablábamos con él y nos llamaba la atención un titular: “Para el que gana una carrera donde está Kilian, ese día ha sido el mejor del mundo”. Pues el pasado sábado, Luis Alberto Hernando (36) fue el mejor del mundo en la isla canaria de la Palma. Ganó a Kilian Jornet después de correr los 73,3 kilómetros, con 8.525 de desnivel acumulado, que separan el Faro de Fuencaliente y los Llanos de Aridane, en la Transvulcania (6:55:41). El guión fue casi parejo al de 2013, pero con final inverso. El burgalés había preparado a conciencia el descenso desde el Roque de los Muchachos hasta Tazacorte. Sin embargo, este año fue él quien dio el mazazo, casi sin buscarlo, en ese punto. En el horizonte se dibuja ya una Zegama de ensueño, con otro duelo Hernando-Jornet en la mente de todos. Y él, tan directo y sincero como siempre y alabando la fuerza de su equipo de amigos, se conformaría con “hacerlo igual de bien que en la pasada edición”. Sólo un año después de haber debutado en el mundo ultra, tiene un palmarés envidiable en sus vitrinas: victorias en Cavalls de Vent y Transvulcania.

Ganar en Transvulcania es el mayo éxito deportivo de tu carrera?

Sí, sí, sin duda alguna. Estaban los mejores corredores por montaña y veía muy difícil ganar la carrera. Pero, a toro pasado, te das cuenta de lo importante que es esta victoria. Y no tengo duda que es el mayor éxito deportivo de mi carrera. Quizás, sólo comparable a haberme clasificado para la Olimpiada de Turín, en 2006, en la disciplina de biatlón. 


Esperabas que, como en 2013, Kilian atacara en el descenso del Roque de los Muchachos a Tazacorte? Se la devolviste… y le sacaste 5:53 en meta.

La idea que tenía yo este año era llegar hasta arriba del Roque de los Muchachos con un poco de ventaja para ir perdiéndola durante la bajada. Contaba con que Kilian iba a bajar bastante más fuerte que yo. De hecho, cuando llegué arriba junto a él, tiré un poco la toalla… y sólo me preocupaba de que no nos pillara el tercero. Pedía referencias para saber a cuanto estaba Sage Canaday. Empezamos a bajar y puse todo el ritmo que pude, más pensando en distanciar al tercero que a Kilian. Pero vi que no iba del todo fino. Se quedó un poco al principio. Volvió a cogerme, y después se volvió a quedar. Más que la bajada, lo importante también fue llegar con piernas y bastante bien al Puerto de Tazacorte. Llegué bastante entero. A Kilian le afectó un poco más el calor, y ahí estuvo la clave.


Este año viajaste con una semana de antelación a la Palma para aclimatarte mejor. De hecho, pudiste recorrer algunas partes del recorrido y habías preparado a conciencia esa bajada desde el Roque hasta Tazacorte.

Iba con la experiencia del año pasado. Sabía que eran 2.400 metros de desnivel entre el Roque y el Puerto. Una hora y media bajando. Los primeros días, cuando llegué a la Palma y aún podía meter horas de entreno, hice el recorrido de la bajada dos veces. La primera para reconocerla y, en la segunda ocasión, con fuertes ritmos en bajada. Me sirvió mucho la aclimatación y también recordar todo el recorrido. No se si por encontrarme mejor de forma o por conocer mejor el circuito, se me pasó mucho más rápido la carrera. En 2013 se me hizo más larga.

 

Lo comentábamos antes, Kilian sufrió un golpe de calor en la última bajada. Este año las condiciones meteorológicas fueron especialmente duras, con mucho calor. Hidratarse bien ha sido la clave de esta Transvulcania?

Sí, sin duda. Habíamos mirado la previsión para el viernes y el sábado y ya sabíamos que las temperaturas serían altas. Iba mentalizado de que pasaríamos muchísimo calor. En los días anteriores, además, también intenté entrenar durante las horas centrales del día para aclimatarme mejor. El día de la carrera, durante las 4 primeras horas, sopló el viento y no nos dimos cuenta del calor que hacía. Debíamos beber. Se te secaba el sudor muy rápido con el viento y quizás no te dabas cuenta de que te estabas deshidratando. En mi caso, estuve muy pendiente de hidratarme bien en toda la carrera. Entre avituallamiento y avituallamiento, bebí toda el agua que llevaba, aunque, al principio, el cuerpo no la demandara. Empezamos a bajar a las 11 de la mañana desde el Roque y, al pasar al otro lado, el viento ya no soplaba. El calor empezó a notarse de forma sofocante. En mi caso, seguí hidratándome igual y aguanté bastante bien. El calor no me limitó y creo que es porque, desde la misma salida, me hidraté bien.

 

Siempre que hay corredores americanos, el ritmo de inicio es muy fuerte. Como sucedió en 2013, Sage Canaday tiró muy fuerte, teniendo diferencias de hasta 4 minutos. Pero lo atrapasteis en el km.43, en el Pico de la Cruz.

La carrera fue un calco de la del año pasado. Canaday se nos escapó más o menos en el mismo sitio y, en este caso, le atrapamos un poco más tarde. Ya vamos teniendo experiencia y, en una prueba tan larga, no hacemos tanto caso a estos ritmos fuertes con los que salen algunos corredores. Quizás empezamos un poco rápido en los primeros kilómetros para coger posición, pero llega un momento en que sólo te fijas en quien crees que va a llevar el ritmo bueno o en quien tiene más experiencia.  Además, durante toda la carrera nos fueron dando las referencias de 3-4 minutos que nos llevaba Canaday. Cuando empezamos la segunda subida hacia el Roque apretamos un poquito más el ritmo y le dimos caza. Igual que en 2013. Creo que no nos pusimos demasiado nerviosos por la diferencia con el americano.

 

Viendo el desarrollo de la carrera, llama mucho la atención que eres prácticamente el único de los corredores de élite que corre con bastones. En la Transvulcania los dejaste y cogiste en un par de ocasiones…

En invierno, como sabes, estoy haciendo esquí de montaña y he hecho mucho esquí de fondo y me siento muy cómodo con los bastones. No me molestan en absoluto y me quitan mucho trabajo de las piernas en las subidas. Intento colgarme todo lo que puedo de ellos y quitar peso a piernas y espalda. Tengo comprobado que luego afronto las bajadas con las piernas más frescas. Después de una carrera, tengo los hombros y los brazos bastante cargados. Todo eso es trabajo que les he restado a las piernas. Siempre que la normativa lo permite, salgo con los bastones. En este caso, los dejé en el km. 26, cuando llevábamos unos 1.600 metros de desnivel positivo, y los volví a coger casi al final para la última subida hasta Los Llanos.

 

Has destacado la importancia del equipo en este tipo de pruebas preparando toda la hidratación y alimentación. En la Palma, te ayudó tu grupo de amigos. Estuvieron Monrasín (Ramón Ferrer), Sergio Gimeno y Mónica Sáez.

Su papel es importantísimo, tanto el día de la carrera como los días previos cuando la preparamos. Lo digo siempre, no me imagino afrontar una carrera como Transvulcania, con tantos meses de trabajo, sin poder compartirlo ni hablarlo con nadie. Con ellos lo hablamos prácticamente a diario, cuando entrenamos en Jaca, y nos motivamos muchísimo. Los días antes de la prueba lo diseñamos todo, meticulosamente. Ir en carrera tantas horas y saber que te están esperando en el siguiente avituallamiento… es muy importante y me quita peso de estar pensando. Se que tengo que comer y beber lo que cojo en un avituallamiento antes de llegar al siguiente. Y punto. Y cuando termina la carrera, esa tarde, poder comentar cómo ha ido, las anécdotas y todo lo demás… ése es el mejor momento del fin de semana (y se ríe, recordando los momentos pasados).

 

Y la próxima cita: Zegama-Aizkorri (25 de mayo). Esperas un guión parecido al del año pasado aunque con el mismo final que en Transvulcania? Es decir, tu primero y Kilian segundo?

Ojalá sea así. Pero yo me conformaría en hacer una Zegama como la del año pasado. En 2013, terminé muy satisfecho y disputar la carrera hasta el final ya es un éxito. Ahora mismo firmaba hacer una Zegama como la del año pasado y terminar segundo. Y si se puede mejorar, pues incluso mejor. Será muy difícil. Kilian Jornet sumará dos semanas más de correr a pie, porque ahora sólo llevaba casi una semana. Va a estar más en forma y va a ser más difícil batirle. Y, en cualquier caso, tampoco va a estar él solo. Como ha pasado en Transvulcania, va a haber un nivelazo, corredores del máximo nivel. No va a ser fácil igualar el resultado del 2013.

 

La victoria en la Palma cambia alguna cosa del guión preestablecido para esta temporada?

No, no (y se muestra rotundo en la respuesta). La victoria en la Transvulcania es importantísima por el nivel de corredores que había, por ser en la Palma, por la afición que hay con ese ambientazo que generan… Al ser al principio de temporada, nos da alas para afrontar el resto con mucha confianza y sabiendo que el trabajo que hemos hecho en pretemporada está dando sus frutos. Ya tenemos ganas de que lleguen las próximas carreras. 

 

Justo hace un año, debutabas en el mundo de los ultras. Un año después, dos victorias (Transvulcania 2014 y Cavalls del Vent) y un segundo puesto en la Palma (Transvulcania 2013). Te imaginabas que tendrías un palmarés tan exitoso en tan poco tiempo?

No, no, para nada (reconoce muy sincero). Ni en el mejor de mis sueños. Quedar segundo el año pasado en Transvulcania y estar cerca de Kilian ya fue un exitazo. Lo de Cavalls, con el nivel que había, también fue una sorpresa. No lo esperábamos. Era una incertidumbre como podía ir en ultra. Empezábamos de cero y, de hecho, estos buenos resultados nos han sorprendido mucho. A nosotros, a los que más. En este sentido, estoy muy agradecido a Adidas de haberme metido en la cabeza esto de hacer ultras. Sinceramente, no se si habría salido de nosotros mismos. Estábamos rindiendo muy bien en carreras más cortas y que exigen menos compromiso en cuanto a entrenamientos y horas de dedicación. Sin su tozudez no creo que hubiésemos hecho el salto. 


No hay comentarios

Añade el tuyo