MONTAÑA

Entrevista a Chus Alonso, propietario de Alúa Tienda de Montaña (Córdoba)

Cómo comprar iluminación portátil de montaña

Frontal de Petzl.

La mejor solución en iluminación portátil de montaña es hoy en día un frontal led -indica el director de Alúa Tienda de Montaña, Chus Alonso- ya que permite tener las manos libres para cualquier actividad: desde llevar un piolet hasta preparar la cena. Su consumo es 10 veces inferior al de los antiguos frontales de bombillas incandescentes y ofrece un mayor alcance de iluminación.

Entonces, frontales led… ¿Qué es lo primero a tener en cuenta?
Por una parte es muy recomendable que sean de una marca y calidad contrastada, como los fabricados por Petzl, Blackdiamond o Silva por ejemplo, ya que las consecuencias de quedarse sin iluminación en la montaña debido a un fallo en un frontal de mala calidad pueden ser de repercusiones muy graves para la integridad personal.

¿Qué más?
Hay que tener claro para qué actividad predominante precisamos la iluminación, en función de ello elegiremos un frontal con mayor o menor potencia.

Vayamos, pues, por actividades. ¿Qué recomienda para senderismo y acampada?
Si hablamos de un senderismo por rutas sencillas, entonces un frontal de corto alcance, de unos 50 ó 60 lúmenes, que resulta más económico y es de menor consumo; es el mismo que usaríamos para acampadas. Ello no aplica a senderismo por zonas técnicas, para el cual necesitamos mayor iluminación.

¿Y para trail running?
Una iluminación potente, un mínimo de 85 lúmenes para poder ver en carrera.

Más velocidad y dificultad: bicicleta de montaña y orientación nocturna…
Mucha potencia: un mínimo 300 lúmenes tanto para bicicleta como para la orientación que se practica en zonas agrestes, fuera de los caminos más transitables.

¿En espeleología?
Necesitamos un frontal estanco al agua, de un mínimo de 70 lúmenes y que tenga un gran número de leds (unos 14) para que dé una luz uniforme y amplia que alumbre el máximo espacio de la cavidad que queremos observar.

¿Y en alpinismo?
Mínimo de 85 lúmenes, pero recomiendo que se opte por 140 lúmenes. También es conveniente que estén equipados con una lente capaz convertir la luz en gran angular (para iluminar ampliamente las áreas cercanas) y en foco (para poder ver una zona técnica específica más lejana).

¿Qué tipo de alimentación usan estos frontales?
Normalmente pilas AAA, pero están llegando nuevos modelos con baterías de litio recargables que ofrecen un ahorro económico y energético para el usuario, además del beneficio ecológico que suponen.


No hay comentarios

Añade el tuyo