MONTAÑA

Trazado de dificultad media

Ruta de entrenamiento de trail running por la Cavalls del Vent

Refugio del Prat d’Aguiló. (Foto: Gencat)

(10-9-2014). Se acerca el final de temporada de las carreras de montaña y los últimos trails y ultras del año. Para afrontar con garantías estos últimos retos, os proponemos dos rutas de entrenamiento que transcurren por la mítica Cavalls del Vent. Uno de los parajes naturales más bellos que existen en Cataluña. Se trata de dos recorridos de no más de 16 kilómetros, sin excesiva dificultad técnica, que os permitirán poner a prueba vuestra capacidad en un terreno variable, desde piedras a bosques frondosos pasando por torrentes de agua o senderos de pinos y abetos. A continuación, os presentamos dos etapas de dicho recorrido con un nivel de dificultad medio. Aptas para cualquier persona con una buena condición física y acostumbrada a frecuentar la montaña.

La ruta Cavalls del Vent, que transcurre por entre 8 refugios de montaña del Parque Natural del Cadí-Moixeró (Pre-Pirineo catalán), es un lugar idóneo para entrenar de cara a cualquier ultra-trail o carrera de montaña. Sus desniveles, sus bajadas técnicas y, sobre todo, el hecho de que haya refugios en medio del recorrido (la distancia más larga entre uno y otro no supera nunca los 14 kilómetros), la convierten en un paraje casi único para el amante de la montaña y el trail runner.

Inicialmente, la ruta Cavalls del Vent se presenta como una travesía de 8 etapas que permite enlazar cada uno de los refugios del Parque Natural. Aun así, este diseño es amoldable a las condiciones físicas y deseos de cada uno, por lo que también se establece la posibilidad de hacerla en menos etapas, o bien en 36 horas (el reto), o menos de 24 horas (ultra; y recompensada con 3 puntos para participar en el The North Face Ultra-Trail du Mont-Blanc).

El punto de salida y el sentido para realizar el itinerario es totalmente libre (aunque lo más habitual es hacerlo en el sentido contrario a las agujas del reloj). Todo el recorrido está perfectamente señalizado con pintura naranja, la marca de la Cavalls del Vent, y el total supera los 85 kilómetros, con unos 5.200 metros de desnivel positivo. De hecho, el trazado se desarrolla entre los 900 metros y los 2.510 metros que tiene el punto más elevado (el Niu de l’Àliga). Las dos etapas que os presentamos suman unos 31 kilómetros del circuito total.

Primera etapa: Serrat de les Esposes, 1.511 metros –Prat d’Aguiló, 2.010 metros. (16 kilómetros aprox).
Esta etapa presenta un desnivel positivo de 1.024 metros y 418 metros de desnivel negativo en poco más de 16 kilómetros de ruta. La duración aproximada puede estar alrededor de las 3 horas o incluso inferior, en función del nivel físico y de las paradas en el camino que se llevan a cabo. Tiene una primera parte muy sencilla, la que une el refugio de Serrat de les Esposes con el de Cortals de l’Ingla, con sólo 196 metros de desnivel positivo. Son poco más de 5 kilómetros que transcurren sin más dificultad que una subida empinada que nos encontraremos iniciando nuestra ruta desde el Serrat de les Esposes (un refugio donde es fácil poder aparcar; se accede por la carretera del Coll de Pendís que cogeremos en el pueblo de Riu de Cerdanya). En medio del camino, aunque llevamos poco más de 2 kilómetros, nos encontraremos con la Font Freda. Sin más inconvenientes, por bosques siempre generosos en vegetación, húmedos, y cruzando varios riachuelos tributarios del torrente de la Moixa, llegaremos al primer refugio de la jornada: Cortals de l’Ingla (1.610 metros), que nos muestra una silueta privilegiada del Pirineo.

Reanudamos la marcha con la segunda parte de esta primera etapa, que enlaza el refugio de Cortals de l’Ingla con el de Prat d’Aguiló. Es la fracción más dura de este recorrido, ya que tendremos que afrontar un desnivel positivo de 828 metros y 321 metros de desnivel negativo. En poco más de 2 horas, deberíamos unir estos dos puntos con un primer sector que tiende a subir de forma continuada por senderos hasta que llegamos a la carena de la Serra del Cadí-Moixeró. Pasaremos por el coll de Vimboca, por el coll de la Moixa y ascenderemos por la carena de la serra Moixa, con un punto que nos exigirá ayudarnos de las manos para trepar un poco. Se trata de un terreno lleno de rocas, pero que nos permitirá disfrutar de unas vistas extraordinarias: a nuestra izquierda, todo el Berguedà y la figura del Massís del Pedraforca por su cara este. Y a mano derecha, el valle de la Cerdanya con toda la silueta del Pirineo catalán al fondo, les Penyes Altes y la Tosa.

Pasaremos por el Pradell (2.202 metros) y el pas del Bou (2.253 metros), punto donde dejaremos atrás el Moixeró y entraremos de lleno en el Cadí. En sentido Noroeste, el camino tiende a bajar por prados y senderos de piedra por la cara norte del Serrat dels Terrers. Aviso a navegantes, cuando veamos, a lo lejos, el refugio de Prat d’Aguiló (2.010 metros) aún nos quedará un buen trecho hasta llegar al destino de esta primera etapa. Cruzaremos el barranco de les Toselletes, flanquearemos el pic d’Aguiló y, cuando salgamos de un bosque maltrecho por las lluvias, cruzaremos el Prat d’Aguiló hasta el refugio. Cuando lleguemos a él, podremos vislumbrar una de las mejores vistas que nos depara esta ruta: la Cerdanya, la Tosa, el Moixeró y la cara norte del Cadí. Y, si queréis anticipar lo que os espera para el día siguiente, en dirección sud os toparéis con el Pas dels Gosolans, la fuerte y dura subida que os espera para iniciar la segunda etapa (en caso que decidáis realizar los dos entrenamientos en días consecutivos).

Segunda etapa: Prat d’Aguiló, 2.010 metros –Gresolet, 1.280 metros. (15,5 kilómetros aprox).
Como decíamos al terminar la primera etapa de las dos recomendadas, el Pas dels Gosolans es la principal dificultad que nos vamos a encontrar en este segundo entrenamiento, que va a caracterizarse por el desnivel negativo. No en vano, empezamos a 2.010 metros para terminar nuestra singladura en los 1.280 metros del refugio del Gresolet. Así las cosas, sumaremos 563 metros de desnivel positivo y 1.380 metros de desnivel negativo. Una etapa que se puede cubrir tranquilamente en menos de 2 horas y media. Salimos del refugio de Prat d’Aguiló (donde hemos dormido, si optamos por hacer los dos entrenamientos en días consecutivos; o bien accedemos a él vía coche por la carretera de Martinet a Montellà, y caminamos unos 15 minutos desde el aparcamiento hasta el refugio) y no paramos de subir. Subimos por piedras y en un camino de tartera con giros constantes hasta el Pas dels Gosolans. En poco más de 2 kilómetros, ganaremos más de 400 metros de desnivel positivo, en un tramo donde es imposible poder correr. Una vez coronado este paso histórico, por donde pasaban los vecinos de Saldes (Berguedà) hasta Bellver de Cerdanya para ir a segar los campos de este último municipio, habremos completado lo más dificultoso del entrenamiento. Cabe remarcar que, si en todo el recorrido de Cavalls del Vent podemos fiarnos de las marcas naranjas, en este tramo, del refugio del Prat d’Aguiló hasta el Pas dels Gosolans, dichas marcas naranjas son inexistentes. Deberemos guiarnos por las trazas blancas y amarillas perfectamente visibles del PR C-124. Una vez superado el Pas dels Gosolans, se retoman las marcas anaranjadas de la ruta.

El contraste del escenario que nos dibuja este segundo entrenamiento es casi opuesto al primero que hemos comentado entre el Serrat de les Esposes y Prat d’Aguiló. Después del tramo de subida por la tartera, nos encontraremos con un ambiente alpino, bajando por prados llenos de hierba y enlazando después con otro tramo de piedra de la Serra Pedregosa. Esta bajada sinuosa de idas y vueltas por un terreno con piedras, pero cómodo para correr, nos llevará hasta el Collell (1.845). En ese punto, enlazaremos con una pista ancha que nos dirigirá, sin pérdida, hasta el refugio de Lluís Estasen (1.640 metros), el de mayor popularidad de toda la ruta de Cavalls del Vent y el más habitual para los intrépidos que quieren subir al mítico Pedraforca (el refugio hace honor a Lluís Estasen, el hombre que en 1928 abrió las primeras vías de escalada en esta montaña). Para llegar a Estasen, hay que superar un pequeño desnivel de unos 40 metros por un pequeño sendero de árboles y ramas que se desvía de la pista por la que hemos bajado durante más de 4 kilómetros. Poco a poco, la vegetación deja de ser alpina y vuelve a ceder protagonismo a los pinos rojos, negros y abetos. Incluso hay algunas hayas muy frondosas. Ya llevamos unos 12 kilómetros en las piernas, aproximadamente.

Después de una pequeña parada técnica en Lluís Estasen, donde podemos retomar fuerzas y reponer líquido, encaramos la parte final del entrenamiento que nos debe llevar hasta el refugio del Gresolet (1.280 metros). Un recorrido de poco más de 4 kilómetros, pero que nos exigirá un buen control físico, ya que debemos afrontar un desnivel negativo de 570 metros. Bajamos por la parte posterior del refugio y llegamos otra vez a la pista anterior a través de la cual hemos llegado hasta Estasen. La cruzamos y, siguiendo los indicadores naranjas, nos adentramos en un camino estrecho y empinado, en claro descenso, repleto de hayas y pinos, y con algunas raíces en el suelo, que nos demandará la máxima concentración si no queremos dar de bruces con el suelo. Este tramo se conoce con el nombre de Els Pollegons. Dejando de lado su dificultad, se trata de un paraje idílico, con un ambiente fresco y umbrío, y con mucho musgo y helechos que nos permitirán disfrutar también de la naturaleza en estado puro. Durante el tramo de Els Pollegons, atravesaremos hasta tres torronteras. Después de cruzar el torrente de Cal Castella, remontaremos por la carena de Els Pollegons, cruzaremos otro torrente (el de les Arquedes) para, posteriormente, cruzar el río Gresolet. Una última subida, exigente, nos conducirá al remanso de paz que desprende el pequeño y bonito refugio de Gresolet (1.280 metros). Hemos terminado nuestro entrenamiento. Si aún nos quedan fuerzas, podemos visitar el santuario de Gresolet, construcción documentada del siglo XIII que está a escasos 300 metros del punto final de nuestro recorrido.

Información de contacto:
www.cavallsdelvent.com
@CavallsdelVent

Refugio Serrat de les Esposes: (669 757 266)
Refugio Cortals de l’Ingla: cortalsdelingla@hotmail.com (605.44.97.71 // 639.71.40.87)
Refugio Prat d’Aguiló: tor2005@hotmail.es (639 714 087)
Refugio Lluís Estasen: refugiestasen@gmail.com (608 315 312)
Refugio Gresolet: refugicasadelgresolet@hotmail.com (633 106 799)


No hay comentarios

Añade el tuyo