MONTAÑA

Viajes Azul Marino-Club Marco Polo nos propone una experiencia inolvidable en el país asiático

Trekking y rafting en plena selva de Tailandia

(23-7-2013). Más allá de los recorridos turísticos, Tailandia también esconde rincones alejados de los circuitos más populares en los que la selva conserva un estado más puro. El denominado ‘Triángulo del Opio’, en el norte del país, está poblado por las tribus que históricamente se dedicaban al cultivo del opio y conserva un paisaje exquisito de montañas, ríos y cascadas. José Luís Angulo, coordinador de rutas en Viajes Azul Marino-Club Marco Polo, nos propone una experiencia que combina turismo, trekking y rafting en la zona.

Uno de los principales atractivos del norte de Tailandia es la selva. Así lo asegura José Luis Angulo, gran conocedor de la zona y que lleva años coordinando viajes a todos los rincones del planeta. “Es un ecosistema particular, plagado de ríos, cascadas y saltos de agua y que llama la atención por su espesa vegetación y su verdor. Además, la peculiaridad de la selva tailandesa es que, a diferencia de otras zonas selváticas como el propio Amazonas, no es una selva plana, lo que nos permite tener puntos de referencia y hace que sea menos opresiva”.

Viajes Azul Marino-Club Marco Polo propone un trekking en plena selva del ‘Triángulo del Opio’, que es interesante no solo por la naturaleza sino por el contacto con las tribus que habitan en él, dedicadas a lo largo de los siglos al cultivo del opio. “Esta es una zona con menor desarrollo turístico, lo cual es atractivo para las personas que quieren huir de las masificaciones pero implica menos comodidades a la hora, por ejemplo del alojamiento, que será en cabañas de las propias aldeas”, explica Angulo.

Montar en elefante
Otro de los aspectos que más pueden llamar la atención del turista es el papel del elefante en la cultura tailandesa. En la zona podemos encontrar centros de reeducación de estos mamíferos, que son un auténtico medio de vida para los tailandeses. El viaje contempla montar en elefante, pero, tal como señala José Luís, “no se trata de un parque temático sino de vivir la experiencia y conocer la importancia de este animal para los habitantes del país”.

Rafting
La zona, rica en agua, permite también disfrutar del rafting. Eso sí, no de un rafting como aquí lo conocemos sino un rafting sobre balsas construidas con troncos y en el que la emoción está garantizada. Y con total seguridad.

Forma física necesaria
Para participar en esta actividad el coordinador de Viajes Azul Marino-Club Marco Polo asegura que no es necesario contar con experiencia previa en trekkings sino simplemente ser capaz de caminar por tus propios medios. La única complicación técnica que presenta el recorrido es que, tal como explica, “la tierra es muy arcillosa y en el sudeste asiático el verano es época de lluvias, lo que hace que el terrenos sea resbaladizo y entraña el riesgo de resbalones, pero nada más”.

Es, según lo define, un trekking ligero, sin complicaciones y que se realiza en compañía de guías locales, auténticos conocedores de la zona.

Visitas turísticas
El viaje que organiza Viajes Azul Marino-Club Marco Polo incluye visitas a la capital, Bangkok, además de a otras ciudades populares y a las playas más míticas, auténticos lugares paradisíacos en los que relajarse y desconectar.

Alojamiento y comida
La agencia se encarga también de gestionar el alojamiento y las comidas. En cuanto a estas últimas, Angulo afirma que se trata de una gastronomía muy sabrosa en la que son típicos los platos picantes y que en la zona norte, menos desarrollada desde el punto de vista turístico, es algo más básica. No hay que irse tampoco sin probar los insectos fritos.

Más información: www.viajesazulmarino.com


No hay comentarios

Añade el tuyo