MULTIDEPORTE

Prevé aplicarla el próximo mes de noviembre

El ayuntamiento de Barcelona ultima una ayuda de 3 millones de euros para el deporte

“Haremos todo lo posible para evitar el cierre de cualquier instalación”

David-escude-regidor-esports-ajuntament-barcelona-2020-bis

David Escudé, concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, se muestra confiado en que la Generalitat de Catalunya no aumente las restricciones para la práctica deportiva en las instalaciones deportivas.

(13-10-2020). El Ayuntamiento de Barcelona está ultimando los trámites para poder conceder una subvención extraordinaria de 3 millones de euros a las cerca de 123 entidades, clubes e instalaciones deportivas de la ciudad para evitar su quiebra.

Tras haber ayudado a casi la totalidad de los gestores de las entidades deportivas barcelonesas a reequilibrar sus presupuestos, el Ayuntamiento de Barcelona espera poder lanzar dentro de un mes un plan de ayuda para el sector deportivo que aprobó en julio, pero que no verá la luz hasta noviembre. Podrán acceder a estos fondos todas las entidades y clubes deportivos de la ciudad.

A partir del próximo mes, el consistorio de la Ciudad Condal será una de las pocas administraciones locales de España -la primera en Cataluña- que pondrá a disposición de su tejido deportivo una subvención extraordinaria. Ésta no tendrá otro objetivo que salvaguardar y ayudar a todas las entidades deportivas que estén pasando por dificultades económicas.

PLAN DE AYUDAS AL DEPORTE LOCAL

El plan de ayuda del Ayuntamiento de Barcelona, eso sí, va más allá de esta subvención. El gobierno de Ada Colau, que ya se hizo cargo del impago de las cuotas de centros municipales durante el estado de alarma, ha asumido además el pago de los alquileres de las instalaciones municipales durante este mes de septiembre.

El consistorio, además, anticipó la subvención ordinaria, que las entidades deportivas recibieron antes del verano, y ya ha lanzado las nuevas becas deportivas. Este año, por primera vez, se tendrán que gestionar de forma telemática, por lo que el Ayuntamiento barcelonés, que está ayudando a las entidades a realizar el proceso, ha alargado el período de solicitud.

“No queremos que nos ocurra como el año pasado y que, en caso de cierre, haya quien se quede sin hacer actividad. La experiencia de los últimos meses nos ha dado facilidad en la gestión de la ayuda”, reconoce David Escudé, concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona.

1 MILLÓN MÁS PARA EL DEPORTE BASE

El gobierno de Ada Colau también ha anunciado que asimismo  concederá un millón de euros más para el deporte base en edad escolar para que las competiciones deportivas puedan desarrollarse con la máxima normalidad. “Creo que nunca antes en la historia se habían destinado tantos recursos al mundo del deporte. Haremos todo lo posible para evitar cualquier cierre”, añade Escudé. Desde el consistorio barcelonés reconocen que notarán los efectos de la pandemia en los ingresos que genera el deporte para la ciudad, aunque por el momento no pueden concretar cifras.

En el Ayuntamiento de la Ciudad Condal tampoco descartan revisar las tarifas de las instalaciones deportivas de cara al próximo año 2021. “En una situación tan extraordinaria como la actual, hay que tener la mentalidad abierta y estudiar cualquier escenario posible. Nuestra prioridad es que no caiga ningún club ni instalación, y por ello estamos abiertos a hablar con los gestores de cualquier proyecto que ayude a tirar adelante”, confirma Escudé. El concejal asegura que, en este momento, “hay que ser imaginativos y encontrar alternativas que solo tendrán dos límites: el presupuesto y la ley”.

NO MÁS RESTRICCIONES

Preguntado acerca de si prevén que la Generalitat de Cataluña, como han hecho los gobiernos autonómicos de Madrid y Galicia, puede imponer el uso de las mascarillas en los centros deportivos, el concejal de deportes barcelonés se muestra firme: “Nosotros hemos hecho los deberes. Antes de que tomen ninguna decisión como el cierre que hubo en julio, invito a que vean cómo tenemos las instalaciones y cómo se realizan las actividades”.

Escudé insiste en que los gimnasios y demás entidades deportivas de la ciudad hicieron, en su momento, un “trabajo de adaptación” a las medidas y protocolos que se establecieron hace meses, y que se prepararon con la previsión de no tener que usar las mascarillas más allá de las zonas comunes.

PRUDENCIA ANTE LAS CARRERAS POPULARES

Las competiciones deportivas son otra de las preocupaciones de la administración local. Especialmente en el caso de las carreras populares, donde la administración municipal advierte que será “especialmente prudente”.

El concejal de deportes de Barcelona asume que “no todas las carreras serán posibles”. Pese a ello sostiene que “intentaremos mantener el calendario de pruebas siempre que la competición pueda adaptarse a las medidas sanitarias exigidas en cada momento, como ya hicimos con la cursa de la Mercè”, expone.

En ese sentido, si la prueba puede adaptarse a la regulación que impere en el momento en el que deba celebrarse, el Ayuntamiento la permitirá. “Lo que no queremos es ver imágenes donde no se respeten las distancias de seguridad o el uso de las mascarillas, porque no queremos dar esa imagen de la ciudad. Ello no sería bueno para el deporte”, alerta Escudé.

El concejal de deportes del ayuntamiento de Barcelona pone como ejemplo un triatlón previsto para el 25 de octubre, y que no podrá celebrarse en el formato previsto. “La competición no podrá ser en ‘formato popular’, porque a día de hoy no podemos asegurar que, con miles de personas, las transiciones se hagan de forma absolutamente segura. Por ello, se hará en formato de europeo”, confirma.

En cuanto a las competiciones en barrios en los que la infraestructura no corre a cargo del Ayuntamiento de Barcelona, éstas serían las que tienen más difícil su celebración en los próximos meses a causa de las dificultades de poder garantizar todos los protocolos exigidos.


No hay comentarios

Añade el tuyo