MULTIDEPORTE

Al cumplirse un año desde el estallido de la pandemia

El Club Natació Barcelona pierde dos millones de euros en ingresos

La entidad recibirá oxígeno financiero con la licencia de obras

Club-Natació-Barcelona-bis

El presidente del Club Natació Barcelona, Bernat Antrás, ya pronostica que, pese a las ayudas y a la mejoría en los ingresos, al final de este 2021 no será posible cerrar el balance económico anual de la entidad de un modo equilibrado.

(1-4-2021). El Club Natació Barcelona ha dejado de ingresar cerca de 2 millones de euros durante el primer año de pandemia. Una cifra que la entidad espera compensar en los próximos años con el impulso social y económico que recibirá cuando logre la licencia de obras para el proyecto de reforma de sus instalaciones.

El Covid-19 ha situado al club decano de la natación en España, el CN Barcelona, en una situación “extremadamente complicada” de la que espera poder salir en los próximos meses. Según el presidente de la entidad, Bernat Antràs, el agujero económico generado hasta ahora por la pandemia se eleva hasta los dos millones de euros: 1,7 millones atribuibles al ejercicio 2020 y otros 300.000 euros que corresponden al primer trimestre del 2021.

Esta caída es muy superior a la prevista por la entidad justo hace un año. En declaraciones a CMDsport, Antràs estimó en abril del 2020 que la merma económica que les provocaría la pandemia, si podían volver a abrir las puertas del club en mayo, sería de unos 350.000 euros. Entonces, el dirigente no pudo prever los tres cierres autonómicos que llegaron en los siguientes meses, y que empeoraron aquellas previsiones.

DÉFICIT DE MEDIO MILLON EN 2020

A falta de cerrar el ejercicio contable del 2020, la entidad prevé un déficit cercano a los 500.000 euros que esperan poder remontar. “No es una losa insoportable”, aclara Antràs, que dirige el club desde 2011.

Cabe recordar que bajo el mandato de Antrás, el Club Natació Barcelona había logrado convertir los déficits en superávits y reestructurar hasta el año 2036 la deuda de algo menos de 6 millones de euros que mantiene con entidades financieras, y que llegó a ser de 10 millones a principios del siglo XXI.

EMPIEZAN A RECUPERAR SOCIOS

Debido a las restricciones de aforo, el histórico club barcelonés decidió el pasado verano no aceptar nuevas altas hasta que la situación epidemiológica mejorase. Una vez comprobaron que sus amplias instalaciones les permitían incorporar a más gente incluso con los nuevos límites, el pasado febrero decidieron volver a permitir la entrada de nuevos socios.

Desde entonces han empezado a detectar una progresiva recuperación de abonados. “Hemos notado un cambio de tendencia muy claro con el que podemos hacer alguna previsión. Si en dos o tres meses se nota más la vacunación y hay menos presión hospitalaria, esto jugará a nuestro favor. Vienen meses buenos para el club a nivel de ingresos”, anticipa el presidente del club.

OBJETIVO: RECUPERAR EL EQUILIBRIO

Antràs confía que, si no hay nuevos cierres, pronto podrían lograr aproximarse a un equilibrio financiero mes tras mes. Una mejoría que, eso sí, advierte que “no sería suficiente para cerrar el 2021 con un equilibrio financiero total”.

Antes de la pandemia, el CN Barcelona rozaba los 6.700 socios, una cifra que ha menguado notablemente por culpa de los cuatro cierres vividos en Cataluña. A día de hoy, la veterana entidad aglutina unos 5.300 abonados, lo que supone un retroceso del 20,8% de su masa social.

Un golpe importante a nivel social, pero también económico, ya que las cuotas de los socios suponen alrededor del 60% de los ingresos del club. El 40% restante lo obtienen de actividades adicionales a la actividad del club -casales y otros servicios de pago- y patrocinios de los equipos deportivos.

AYUDA EXTRAORDINARIA

El Club Natació Barcelona ha recibido, en las últimas semanas, dos buenas noticias. De entrada, han logrado la aprobación de la Secretaria General de Deportes para transferirles una subvención extraordinaria de 300.000 euros para compensar el segundo cierre autonómico. Inicialmente se les denegó esta ayuda debido a un informe del Institut Català de Finances (ICF) que interpretaba que la entidad ya había sido refinanciado económicamente.

El club, sin embargo, justificó que la reestructuración financiera había sido anterior a la pandemia, por lo que se trataba de una situación nueva que sí les convertía en legítimos beneficiarios de esta subvención extraordinaria. Con la rectificación del ICF, es cuestión de días que les llegue la transferencia, que aportará liquidez a la entidad.

PENDIENTES DE LA LICENCIA DE OBRAS

La otra buena noticia es el visto bueno, por parte de las administraciones, en relación a la licencia de obras que mantiene en vilo el proyecto de reforma de sus instalaciones. La pandemia ha retrasado varios meses los plazos burocráticos, pero según ha podido saber CMDsport todo el papeleo ya está en orden. De esta forma, el club espera recibir la licencia “en un breve plazo” que podría llegar en abril o mayo.

Si se cumplen estas previsiones, la entidad podría empezar en septiembre, a más tardar, unas obras que se alargarían durante 12 meses. Es decir, que a finales de 2022 ya podrían estar listas todas las reformas, incluidas las dos piscinas y el nuevo ‘beach club’.

Fluidra es una de las empresas mejor posicionadas para encargarse de la instalación de las piscinas, mientras que para las obras se convocará un concurso abierto a varias empresas constructoras.

Una vez logre el permiso de obra, el Club Natació Barcelona presentará públicamente el proyecto, que ha de ayudarle a ganar socios en los próximos años. Además, el club tiene firmado por contrato que cuando reciba la licencia, los inversores del proyecto realizarán una transferencia que permitirá a la entidad a equilibrar la cuentas de los ejercicios 2021 y 2022.

Los inversores del proyecto -el grupo turístico Evertaas y Nikki Beach Group- invertirán 16 millones de euros para acondicionar el espacio. Además, ambas empresas pagarán al club un alquiler de 650.000 euros anuales durante los tres primeros años y el 3% de la facturación obtenida en el ‘beach club’


No hay comentarios

Añade el tuyo